viernes, 20 de julio de 2018

El sionismo silenciando sus crímenes de lesa humanidad


Por Rolando Prudencio Briancon:
Breaking the Silence:

Otra barbarie acaba de cometer Israel, y ésta vez a manos del parlamento israelí que ha aprobado una ley, que contó con 43 votos a favor y 23 en contra la misma que determina: “El Ministerio de Educación israelí determinará las normas para prohibirla actividad en instituciones de educación de personas u organismos que no forman parte del sistema de enseñanza que promuevan activamente acciones diplomáticas o legales fuera de Israel contra soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel o contra el Estado"; que a pesar de ser otro alarde de autoritarismo y cinismo del estado sionista; no deja de ser también un síntoma de la debilidad y el temor que ronda sobre el genocida estado israelí, acostumbrado a masacrar a diestra y siniestra a la población palestina indefensa.

Y es que Israel no se puede ser eternamente impune, y que es por lo que el estado genocida de Israel debe dar cuenta en algún momento por la criminal ocupación del territorio palestino. Esa es la razón por la que hoy el Ejército israelí se ha puesto a la defensiva; más aún después de que la república islámica de Irán tomó ya la decisión de llevar ante la Corte penal Internacional al estado sionista de Israel por los crímenes contra el pueblo palestino.

Vale decir que a partir de ahora Israel ha deicidio blindar su impunidad, mediante una serie de medidas legislativas que prohíban que los miembros del Ejército israelí sean llevados ante los tribunales internacionales por los asesinatos y violaciones de los derechos fundamentales de los palestinos, como ser desde la provisión de agua, hasta el bombardeo a poblaciones indefensas.

Claro que hasta ahora, una vez que el Ejército israelí desplegaba su ofensiva genocida contra Palestina, tal como sucedió hace poco durante la Operación Retorno del pueblo palestino hacia sus territorios que cobró la vida de más de medio centenar de palestinos; ninguna nación alzó la voz contra su barbarie genocida.

No hay mal que dure cien años reza un refrán, y a partir de ahora ha comenzado la cuenta regresiva para que el Estado de Israel comience a dar cuenta por sus actos; y ese es el motivo por el que hoy se está poniendo a la defensiva, blindándose por sus crímenes ante la justicia penal internacional.

Se está rompiendo el silencio, y el eco porque se vaya quebrando cada vez ese silencio cómplice en el planeta ya no debe volver mutis al mundo entero
prudenprusiano@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario