sábado, 2 de diciembre de 2017

Una enfermiza ansiedad por controlar el poder

Por Sergio Rodríguez Gelfenstein:

La crisis del sistema no solo se manifiesta en términos económicos y financieros que es la cara más visible del problema. La esencia de la sociedad capitalista es la distribución inequitativa de la riqueza y, en esta etapa imperialista, la acumulación concentrada de la misma. Eso se ha ido expresando en años recientes, en los que a pesar de la crisis, las ganancias de una minoría ha aumentado de forma exponencial: en 2014, 85 personas ostentaban la mitad de la riqueza mundial, eso se redujo a 62 en 2016 y a solo 8 este año. Por el contrario, la pobreza y el hambre crecieron en el planeta por primera vez en 15 años. Las cifras son suficientemente elocuentes para expresar el fracaso de este sistema como modelo de prosperidad y buen vivir de sus habitantes sin embargo, se hacen esfuerzos descomunales para seguir sosteniendo una razón que cae hecha pedazos ante las evidencias.



Cuando se revisan las noticias del planeta en los últimos días se asiste a un axiomático desquiciamiento existencial en los comportamientos de estadistas y políticos que sólo son reflejo de la desesperación por mantener el poder a toda costa en condiciones de crisis palpable. Tal vez, al hacer una retrospección histórica podremos encontrar que no existen alteraciones -respecto de actuaciones anteriores-, referidas al deformado uso de la democracia como instrumento de paz y convivencia social, el problema es que los expedientes de esta democracia tal como la conocemos se están terminando y los poderosos están recurriendo de manera obligada a la prepotencia y la soberbia, a la represión y la fuerza, al asesinato y la guerra como instrumentos para sostenerse en el poder, maximizar ganancias y avasallar a los pueblos.

En África, el presidente de Francia Emmanuel Macron, durante una visita a Burkina Faso, cual jerarca imperial, se permitió humillar al presidente del país que lo acogía durante un discurso en la universidad de la capital, fue de tal dimensión el exabrupto colonial que el mandatario burkinabés Roch Marc Christian Kaboré se vio obligado a abandonar abruptamente la sala, respondiendo de manera digna al insuflado bufón galo, cuya popularidad decrece aceleradamente en su país. Paralelamente, la ONU descubrió con “horror” que cientos de años de colonialismo en el continente africano y la “intervención humanitaria” de la OTAN en África recientemente, han generado un fenómeno que el líder libio Muamar Gadafi vaticinó con precisión, muchos años antes. Como si hubiera descubierto el agua tibia, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados afirmó que “Demasiado a menudo, las medidas en relación con las rutas del Mediterráneo se han centrado en cómo controlar, disuadir y excluir. Esto puede tener un efecto deshumanizador y, aún más importante, por sí solo no ayuda a los refugiados y migrantes” y agregó, “Los graves abusos perpetrados contra migrantes y refugiados en las rutas del Mediterráneo central ya no pueden ser ignorados”.  Todo ello, después que se descubrió que en pleno siglo XXI, los inmigrantes son subastados como esclavos en Libia. Rasgando vestiduras los mandatarios europeos reunidos en Cumbre junto a sus pares africanos, buscan explicación a tan salvaje práctica, sin reconocer que sus países han sido los responsables directos de esta situación que escapa al entendimiento más elemental, y que solo tiene esclarecimiento en la perenne y ancestral barbarie europea, continente del que han emergido las actuaciones más tenebrosas, brutales y crueles de la historia de la humanidad, para después venderse a sí misma como región civilizada del planeta. Nunca podrán darse cuenta que las intervenciones militares que generan y las guerras que procrean les terminarán estallando en su propio territorio en forma de incesantes migraciones masivas y, peor aún, en repulsivo terrorismo que como siempre, afectará la vida de inocentes ciudadanos inermes, víctimas en primer lugar de sus propios gobernantes.

Por su parte, Arabia Saudita ha inaugurado una nueva forma de simultánea lucha política y recaudación de impuestos, el novedoso método consiste en capturar a los rivales políticos, llevarlos a un centro de detención y obligarlos bajo tortura que paguen sumas multimillonarias de dinero por su libertad. De esa forma, el joven sátrapa saudita Mohammed bin Salman, pretende seguir financiando el genocidio contra el pueblo de Yemen y el apoyo al terrorismo en el mundo, bajo la atenta mirada y la bendición de Estados Unidos y Europa.

En Estados Unidos, el presidente Donald Trump y la ultraderecha nazi y fundamentalista que con cada vez mayor cercanía lo arropa, han desatado como nunca antes un espiral guerrerista que comienza a asustar a la propia ciudadanía estadounidense que está empezando a resentir la aplicación interna de su propia medicina. La exacerbación de sentimientos nacionalistas, xenófobos, racistas, misóginos y homofóbicos que se manifiestan en el plano interno, pero también en el internacional preocupa a millones de ciudadanos decentes de estados Unidos y el mundo. En el colmo de la desfachatez, después de haber tomado medidas restrictivas para el trabajo de los medios de comunicación rusos, y tras acciones de iguales características y dimensiones adoptadas por Rusia, la vocera del Departamento de Estado de Estados Unidos Heather Nauert afirmó que "La nueva legislación que permite al Ministerio de Justicia calificar como 'agentes extranjeros' y supervisar o bloquear ciertas actividades en internet supone otra amenaza a la prensa libre en Rusia". Para los que no lo entienden, las medidas tomadas por Estados Unidos son de defensa de su país, pero si las mismas son establecidas por otra nación, manifiestan una expresión de violación a la libertad de expresión. Que alguien me explique este doble rasero que solo mentes idiotas son capaces de exteriorizar.

No andan las cosas mejor en nuestra región, las sacrosantas elecciones que se vendían como el templo de la democracia, hoy son abiertamente una expresión prostibularia de la política. En Chile, los militares en retiro, sostenedores de la dictadura militar y de la Constitución aprobada fraudulentamente en dictadura que rige ese país, se reunieron con el ex candidato de la ultra derecha fascista José Antonio Kast para expresar a través de él, su decisión de apoyar a Sebastián Piñera en las elecciones del 17 de diciembre “para salvar al país de un nuevo gobierno marxista”. Kast aprovechó de agradecer el apoyo del “mundo militar, evangélico y conservador” que le dio 8% de votos en primera vuelta. Es de suponer que si se están preparando para salvaguardar al país del “marxismo duro” como le llaman, en caso que gane Guillier (quien por cierto, no le llega ni a la suela de los zapatos al presidente Salvador Allende) estarían dispuestos a otro 11 de septiembre, lo cual paradójicamente será apoyado por aproximadamente la mitad de los chilenos que votan, lo cual no supera el 22% de los ciudadanos en edad de hacerlo.

En otra latitud de América Latina, específicamente en Honduras, parece estarse consumando un fraude. Cualquier analista que se especialice en temas electorales sabe que con un 60% de votos escrutados y un 5% de diferencia, es imposible una remontada. En Honduras, sí está ocurriendo con la mirada cómplice del gobierno de Estados Unidos que vocifera histéricamente ante cualquier resultado electoral en Venezuela, pero ampara este repugnante saqueo de la voluntad popular. Al igual que en 2009, la oligarquía de ese país amparada en el poder de los militares más trogloditas del continente, pretende una vez más violentar la democracia, cosa que se puede hacer cuando eres amigo de Estados Unidos. La base militar de Washington en Palmerola se encuentra en alerta de combate, lista para apoyar al corrupto devenido presidente Juan Orlando Hernández, en su afán de continuar otros 4 años expoliando las arcas nacionales y asesinando luchadores sociales. Sólo la paralización del país y la movilización del pueblo, lamentablemente con un seguro costo de sangre podrá impedir que se consume el golpe de Estado, Made in United States.

Lejos de avanzar, el mundo pareciera caminar hacia atrás, las fuerzas retrógradas de la historia intentan imponer a sangre y fuego una lógica de muerte y destrucción, de hambre y miseria, pero “no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista” como dice el proverbio popular. En momentos como éste, siempre recuerdo al Presidente Allende cuando en el trance de inmolarse para no defraudar la lealtad del pueblo, nos legara su optimismo para siempre: “mucho más temprano que tarde se abrirán las grandes alamedas, por donde pase el hombre libre a construir una sociedad mejor”, aunque los milicos fachos, los Kast y los Piñera de Chile y el mundo pretendan impedirlo.
sergioro07@hotmail.com

Evasión de divisas y los Paradise Papers como evidencia sistémica

Por Bruno Lima Rocha:

Brasil, por desgracia, no está exento de la evasión de divisas. En el ranking de 2012, nuestro país ocupaba la vergonzosa de cuarto mayor volumen de depósitos en el exterior. Así, en tesis, tendríamos que rescatar cerca del 28% del PIB en stock, un monto alrededor de R $ 570 mil millones de reales. Es decir, uno de cada cuatro reales que circularían aquí dejó de alimentar la economía real, no generan ni empleo vivo y tampoco carga tributaria para ser disputada a través de políticas públicas. Estos valores están en "jurisdicciones especiales", también conocidos como "paraísos fiscales" y operan en el límite de la legalidad.


Por más amoral e indigno, no se podría  formalmente acusar de crimen sin las pruebas materiales del acto criminal, bajo el riesgo de tener que responder a un proceso millonario, con severos daños al modesto patrimonio de quien acusa. Los agredidos supuestamente estarían indignados con la "desconfianza". Entonces, sin "acusar", constato lo obvio en las evidencias subsiguientes, ante la última revelación de los depósitos de autoridades y multimillonarios en el extranjero. No será sin duda el último "escándalo", y menos aún la primera revelación de algo sistémico y ordinario como "excepción".

Los multimillonarios y sus empresas matrices, del "norte hegemónico" y en el eje anglo-sajón (EEUU y aliados) cometen permanente evasión fiscal y de divisas. La caída de ingresos es visible, siendo que la carga tributaria, incluso en el "centro del sistema" termina recayendo sobre salario y consumo, incidiendo en cascada en asalariados y jubilados, siendo probable la evasión fiscal y envío de recursos de forma sospechosa incluso en la Unión Que se ha revelado en otro "escándalo", este de los Lux Leaks, siendo que PricewaterhouseCoopers la principal operadora del fraude

La isla de Bermuda (gov.bm) es un territorio ultramarino británico, y aunque tiene cierto estatuto de autonomía, obedece a las reglas del gabinete de la primera ministra y puede sufrir intervención del gobierno londinense. Es considerada una "jurisdicción especial" del Reino Unido, dependiente en el aspecto de defensa y relaciones externas, además de operar como una lavandería del imperio. Las revelaciones contenidas en los llamados Paradise Papers  una de entre varias oriundas.

La clave de interpretación de esta nueva "revelación" es la presencia de un abogado y ex oficial del imperio británico, Reginald Appleby, que abrió una oficina legal en la isla de Bermuda, donde el mismo era visto como autoridad máxima. Se puede entender que la empresa Appleby (applebyglobal.com) como Transnacional (TNC) de servicios financieros acompañó la expansión de la llamada "industria offshore" y opera en una red de más de 60 oficinas afines vinculadas, tiene más de 470 profesionales legales - especializados, obviamente, en derecho tributario internacional y las arriesgadas operaciones que se derivan - estando en diez sedes físicas, todas «paraísos fiscales». Su matriz global es en Bermuda, pero tiene oficinas en las Islas Vírgenes Británicas, Cayman, Guernese, Hong Kong, Isla de Man, Jersey, Mauricio, Seychelles y Shanghai.

Los Paradise Papers, un esfuerzo investigativo a través del Consorcio Internacional de Periodistas (icij.org), son parte de los Offshore Leaks Database, recogiendo más de 500 mil personas jurídicas reveladas en los Papas de Panamá y Bahamas Leaks (2016), Offshore Leaks (2013) contar investigaciones regulares. En la fuga de Appleby Bahamas surgen tres figuras prominentes en Brasil: los ministros de Hacienda Henrique Meirelles y de la Agricultura Blairo Maggi, además del más rico brasileño en el planeta, Jorge Paulo Lemann y sus socios, Marcel Telles y Beto Sicupira, controladores de la 3G Capital. De forma cruzada, la 3G -que pertenece a los hombres que ocupan la posición 1º, 3º y 4º mayores billonarios del país- tiene participación en veinte empresas ubicadas en paraísos fiscales de la región, además de Bermudas, Cayman y Bahamas. Es interesante observar que en el sitio oficial (3g-capital.com) la empresa tiene sedes físicas en Nueva York, Río de Janeiro y São Paulo, y no en las islas arriba citadas. En el portal bermuda-online.org es posible localizar cientos de empresas con sedes offshore en la isla y también los "líderes mundiales" con cuentas abiertas en esa jurisdicción.

Los números de nacionales no son proporcionales a los nombres descubiertos. A diferencia del volumen de cuentas de brasileños encontrados en el Swiss Leaks (HSBC Suiza, revelados en 2015), constaban 6606 cuentas secretas de brasileños en el país; en Panamá Papers (revelaciones de la empresa Mossack Fonseca - mossfon.com en 2015) localizaron 1707 beneficiarios. Antes de esas dos revelaciones, era común que surgieran depósitos en el exterior a cada escándalo o investigación federal, como en la CPI del Senado investigando el Sistema Financiero nacional y el favorecimiento con informaciones privilegiadas a los mayores especuladores (físicos y jurídicos) siendo alertados de la devaluación del real ante él, dólar. En la ocasión fueron castigados los bancos de inversión Marka (presidido por Salvatore Cacciola) y FonteCindam (presidente Luiz Antônio Gonçalves), siendo que el primero poseía cuentas y empresas de tipo "offshore-onshore" en Uruguay.

Las dos instituciones financieras anteriores fueron las únicas a sufrir sanciones, pero la CPI constató la actuación de otras afines y tomadores de decisión a ambos lados del mostrador (empresas y Estado). Esta complementariedad, donde el ministro actual era el banquero o el CEO de ayer y podría llegar a ser el gerente del hedge fund o director de organismos internacionales de mañana materializa tanto la teoría de las puertas giratorias en la formación de una élite dirigente brasileña transnacional izada como también ejemplifica la captura del Estado por intereses privados, y específicamente financieros y especulativos.

La élite financiera y dirigente de los bancos, fondos de inversión y desgraciadamente, también de la autoridad monetaria nacional, no forman la excepción sino una regla a escala mundial. Con mayor o menor intensidad, así como el sistema financiero invierte su concepción lógica proporcionar créditos, ahorro interno y garantías productivas - y drena recursos para una ganancia de rentabilidad muy superior al de la economía real, lo mismo ocurre cuando estos individuos y sus empresas, así como las Transnacionales de control parcialmente pulverizadas con capital abierto en algunos países operan con holdings y trustes ubicados en "jurisdicciones especiales".

Si hasta los años '80 del siglo XX una de las grandes reclamaciones en América Latina (y en Brasil en específico) además de la estanflación y la deuda externa era la absurda remesa de ganancias poco o nada gravada para las matrices de las TNCs; hoy el cuadro es aún más espeluznante.


blimarocha@gmail.com

Tragedia en el Atlántico Sur. Hechos, dudas y preguntas

Por Elsa Bruzzone:
¿Estaba el submarino en condiciones técnicas para navegar? ¿Por qué navegaba solo al momento de desaparecer? Altos mandos de la Armada y el presidente Macri, máximos responsables.

Hechos 
El 15 de noviembre el submarino “ARA SAN JUAN” se comunicó por última vez con su base. Reportó problemas técnicos y recibió autorización para cambiar el rumbo (iba a Mar del Plata) y dirigirse al puerto más cercano: Comodoro Rivadavia. Se encontraba en el borde de nuestra Plataforma Continental, en la zona del Golfo San Jorge.



Pocas horas después, a las 10:51, la RED DE CONTROL DEL TRATADO DE PROHIBICIÓN COMPLETA DE ENSAYOS NUCLEARES detectó una explosión en el lugar. ARGENTINA forma parte de esta RED que fue creada en 1996 cuando se firmó el TRATADO y cuya sede central se encuentra en Viena, Austria. La Red está conformada por 321 estaciones y 18 laboratorios instalados en 89 países. La integran entre otros, además de nuestro país, Perú, Ecuador (con dos instalaciones en las Islas Galápagos), China, Rusia, Canadá, Finlandia, Mongolia, gran Bretaña.

Nació para verificar que ningún país realice explosiones nucleares subterráneas, marítimas o atmosféricas y especialmente ensayos de nuevas armas. El control y la verificación se realizan a través la medición de aire radioactivo, prospección sísmica e infrasonido. Monitorea además terremotos, erupciones volcánicas, témpanos a la deriva, tormentas de magnitud, migración de ballenas, asteroides y meteoritos. La información que brinda la Red de estaciones de vigilancia sísmica o hidroacústica es en tiempo real. Esto significa que la información llega al momento a las estaciones, laboratorios y a la autoridad central en Viena. Ésta notifica al gobierno del país donde se ha producido el evento si ello ha sucedido en parte de su territorio o cerca de él.
La LEY 25.837, sancionada el 26 de noviembre de 2003 y promulgada de hecho el 24 de febrero de 2004, asoció a nuestro país a la RED. Nos fueron asignados dos laboratorios y seis bases. Los laboratorios se encuentran en la sede de la Comisión Nacional de Energía Atómica, las bases aún no están funcionando. Son supervisados por la Autoridad Regulatoria Nuclear y el Instituto Nacional de Prevención Sísmica conjuntamente con el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Dudas 
El Gobierno Nacional ha ratificado que el submarino se encontraba perfectamente operativo y en excelentes condiciones técnicas. Los familiares de la tripulación sostienen lo contrario basados en las confesiones que les hicieran los tripulantes y en los diarios personales de algunos de ellos.

El 31 de mayo de este año, en el marco de uno de los informes periódicos que el Jefe de Gabinete brinda ante la Cámara de Diputados el bloque del FPV , en la intervención de la ex Ministra de Defensa y actual Diputada NILDA GARRE , advirtió a MARCOS PEÑA sobre problemas en el ARA San Juan. Lo hizo en un fragmento de la Pregunta 500 del INFORME 101: “El submarino ‘San Juan’ en servicio necesita una carena desde hace tiempo y se la deberá hacer pronto si no se quiere tener incidentes de navegación”. (Cabe mencionar que la carena consiste en la reparación y trabajo de mantenimiento sobre la parte exterior de la nave, pues si bien los cascos de los submarinos son muy resistentes, el agua de mar genera deterioro).

La misma pregunta incluyó observaciones sobre otras dos embarcaciones: el ARA SALTA y el ARA SANTA CRUZ. Según figura en el documento correspondiente a ese Informe, solo hubo respuesta sobre el ARA SANTA CRUZ, su reparación durará hasta junio de 2019. El comentario sobre el ARA SAN JUAN no mereció ningún tipo de respuesta ni aclaración.
El 22 de noviembre pasado, a una semana de la desaparición del ARA SAN JUAN, empleados de Fábricas Militares del país asistieron a la Cámara de Diputados, donde denunciaron la falta de inversión en el sector y la aguda situación que atraviesa también la fábrica TANDANOR, encargada del mantenimiento de los submarinos. FERNADO MERCADO, empleado de Fabricaciones Militares de Río Tercero, manifestó al medio “LA POLITICA ON LINE” que “Los submarinos necesitan reparaciones anuales e inversión en la capacitación de los que van a bordo. Seguramente van a criticar a la empresa, pero no van a hablar de la falta del financiamiento”. Por su parte otro empleado, JOSE GORROZZO indicó que “En 2015 habían reparado el submarino ARA SAN JUAN, luego no sé si volvieron a invertir”.

Preguntas 
¿Estaba realmente en condiciones técnicas el ARA SAN JUAN? Los informes son contradictorios.
Cuándo se recibió el aviso de la explosión detectada por la Red, sabiendo que ella se había producido en la misma área donde se había tenido la última comunicación con el submarino ¿qué pasó con el mismo? Porque cabe recordar que la información llega en tiempo real. ¿Por qué el gobierno esperó una semana para darla a conocer? De haber tomado medidas en el momento, ese mismo miércoles 15 de noviembre, no se hubieran perdido dos días para iniciar las tareas de búsqueda. El sentido común indica que a veces es necesario revisar los protocolos y no por atenerse a los mismos esperar el tiempo establecido para declarar la emergencia.

¿Por qué el ARA SAN JUAN navegaba solo? Esto ocurre normalmente en las guerras. En época de paz generalmente navegan acompañados por una nave de superficie, generalmente una corbeta, cuya misión es de servir de apoyo por si se produce un problema o un accidente. Si hubiera estado acompañado, la nave de apoyo hubiera podido brindar ayuda, realizar el llamado de auxilio pertinente, y al permanecer en el lugar, marcar el sitio exacto del evento.

Algo queda muy claro. Hay responsabilidades que van desde el Jefe de la Armada hasta el Ministro de Defensa y el Presidente de la República, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de acuerdo a la Constitución Nacional. Se puede delegar la Autoridad: el Presidente en el Ministro y éste en el Jefe de la Armada. JAMAS LA RESPONSABILIDAD. Así fue establecido por la DOCTRINA DE RESPONSABILIDAD DE COMANDO vigente en todo el mundo e inaugurada en 1945 con los Juicios de NUREMBERG a los jerarcas nazis y de TOKIO a los jerarcas japoneses.

La Profesora Elsa M. Bruzzone, Secretaria del CEMIDA (Centro de Militantes para la Democracia), especialista en temas de Geopolítica, Estrategia y Defensa Nacional) y autora de Las Guerras del Agua I y II.

Medio Prensa PIA
facundoesco@yahoo.com.ar

Genios de la maldad que siembran odio para borrar la verdad

Por Manuel Humberto Restrepo Domínguez:

 De Colombia podría decirse que hoy es un país sin guerra, pero no todavía un país en paz. En la guerra participaron, como en toda guerra del siglo XX, unos primeros (el estado y su entorno), unos segundos (insurgencias levantadas en armas contra el estado) y unos terceros (civiles, empresas, con vinculo o compromiso especialmente con el estado). Superada la guerra al estado corresponde respetar y hacer respetar los derechos humanos de toda la población, incluidos primeros, segundos y terceros de la guerra, pero además tiene el deber de garantizar el derecho a la memoria, a la reparación a las víctimas y a la verdad. Saber la verdad de lo ocurrido es una necesidad vital para que nunca más vuelva la guerra, no es solo un tema central para invocar la justicia o beneficiar a oportunistas electorales, es ante todo un factor de dignidad, un antídoto contra el odio que esta al cuidado de genios de la maldad que se niegan a ver curar las heridas y a permitir realizar los anhelos de paz.


Los genios de la maldad, producen cosas que resultan difíciles de creer, pero que ocurren y es más grave cuando la verdad revela lo ocurrido pero otros con la misma genialidad intentan borrarlas por segunda vez, no importa si usando la ley como instrumento o inventando mitos y falsedades. En toda guerra actúan primeros, segundos y terceros (como en las películas hay actores principales, secundarios y extras) y todos sin excepción son corresponsables de la tragedia humana, aunque con distintos niveles de implicación, sea por participación directa, ignorancia o inocencia. Los genios de la maldad están en muchas partes, pero tampoco en todas partes, y como buenos criminales su mejor capacidad es la astucia que tienen para diseñar y hacer el mal y saber borrar las huellas.

¿Cómo creer por ejemplo, que mientras ocurría la guerra en Colombia hubiera una política de horror extendida se cruzaran primeros segundos y terceros para sembrar miedo con motosierras para destrozar cuerpos humanos o con hornos crematorios para desaparecer huellas o con informes falsos para inventar enemigos y subir estadísticas de victorias inexistentes o cobrar por supuestas balas disparadas en operaciones de combate que nunca ocurrieron?. En cada cosa, en cada hecho hubo primeros, segundos y terceros en las escenas del horror y solo la verdad podrá liberar al país de la crueldad de ese pasado. La maldad en el país tiene raíces de poder, desigualdad, injusticia, otorga privilegios y sigue experiencias que aunque tenebrosas deben saberse, volverse parte de la verdad. 

En paralelo y como referencia para potenciar el momento sin guerra que vive Colombia, del holocausto nazi queda la enseñanza de que se supo la verdad solo después de terminado. Mientras los campos de exterminio estaban repletos de cadáveres nadie sabía de los infernales recorridos de los trenes transportando las víctimas, ni tampoco sabía que decenas de funcionarios -hombres y mujeres- con cargos militares o de oficina, hacían turismo por los ghettos para distraerse viendo la miseria de los judíos famélicos y hediondos y convencerse de que se estaba ayudando a morir para salvarlos.

¿Cómo creer que entre las cosas cotidianas de ese mismo holocausto había más temor a lavarse las manos con cierto tipo de jabón porque olía mal y daba asco, que ver asesinar sin piedad a un ser humano para hacer ese jabón?. El jabón del asco por tener mucha espuma resultaba bueno para lavar ropa y era el Doctor Spanner (destacada figura académica) quien hacia lo posible para que ese olor desapareciera y hasta se encargaba de pedirle a las empresas químicas que le enviaran aceites aromáticos. Nada habría de extraño en esa historia, si no hubiera sido porque una comisión de la verdad que se encargó de investigar los crímenes nazis en Polonia llamó a varios terceros para preguntar por lo que hacia ese Doctor. Dos profesores colegas suyos, después de insistir en que no sabían nada, reconocieron que el Doctor Spanner era una eminencia de la anatomía patológica pero que además era miembro del partido nazi. Uno dijo que  pudo suponer que Spanner si era capaz de producir jabón con los cuerpos de condenados a muerte y presos seguramente porque pudo haber recibido una orden que cumplió por ser miembro de un partido muy disciplinado.

El otro dijo que podría haber hecho el jabón por su preocupación con la situación del país que pasaba por un déficit de grasas y por el bien del estado. Un estudiante que ayudó respondió que a él nunca se le ocurrió pensar y que tampoco nadie nunca le dijo que hacer jabón con grasa humana era un delito, o que estaba mal. Otros señalaron que era normal y que además siempre se veía que al lugar donde estaban los tanques llenos de cadáveres y las cubetas con cuerpos partidos y desollados, solían ir respetables personalidades y profesores, y que incluso habían visto a los ministros de salud y de educación recibidos con honores por el rector de toda la academia de medicina con quien recorrían sin prisa en las instalaciones y laboratorios del instituto donde se producía el jabón.

La gente no tenía miedo del horror en marcha, porque no experimentaba la realidad en su totalidad, ni sabía del todo de la crueldad, ni la muerte tocaba a sus puertas, pero en cambio tenía miedo a lavarse con ese jabón, a pesar de que quienes lo producían reclamaban que de lo que hacían nadie tenía que saber nada, estaba prohibido hablar de eso, los estudiantes del instituto trabajan allí o se asomaban a ver pero nunca dijeron nada. Muchos sabían que el Doctor Spanner prefería cadáveres con cabeza, no los toleraba cosidos a balazos porque decía que daban mucho trabajo y se pudrían. Los mejores para él eran los de la casa de locos porque eran buenos y tenían cabeza. Solo cuando se acababan los cadáveres de reserva, echaba mano de decapitados.

La receta del jabón estaba a la vista colgada en la pared porque una asistenta la había traído del campo de exterminio y siempre salía bien, pero nadie parecía saber nada. La producción se hacía en el crematorio del Instituto y la dirigía el Doctor Spanner junto con el preparador jefe Von Bergen, que era el encargado de buscar los cadáveres. Una vez que fueron insuficientes Spanner usó su reputación para pedirles a los alcaldes que no enterraran los cuerpos que los necesitaran y ellos sabían para qué.

Para hacer el jabón, la piel era separada con máquinas y curtida para hacer quien sabe qué, pero en todo caso era para convertirla en mercancía, en objeto de lujo. Los estudiantes eran los encargados de separar la grasa de los cadáveres y guardarla aparte. Spanner era un civil que se alistó en las SS como médico, no fue al campo de guerra, ni mato a nadie con sus manos, fue un tercero que trabajo desde el instituto y al final se fue, quien sabe a dónde, pero antes de irse le mando a sus estudiantes que siguieran trabajando la grasa recogida durante el semestre e hicieran bien el jabón y trataran bien los huesos y limpiaran todo con perfección para que si alguien revisaba todo tuviera un aspecto como dios manda para que nadie supiera nada y que por favor quitaran la receta de la pared.

En una guerra de cincuenta años, que termina en medio con una telaraña de complejidades, hay terceros y segundos y primeros responsables, unos ayudaron, otros invirtieron, otros actuaron. Habrá quien diga que nunca nadie le dijo nada o que si algo ocurrió fue lejos de allí y habrá quienes le tengan miedo a algún olor que presuman viene de los cuerpos y la grasa de los muertos ajenos, pero no a la muerte misma. Decir la verdad, es asunto de primeros, segundos y terceros, una obligación ética para contribuir (más allá del tribunal de justicia y la ley) a decir la verdad, a hacer memoria para eliminar violencias. Hay que tenerle miedo a seguir en la oscuridad de lo ocurrido, dejar solos a los que se niegan a encontrar los claros de luz y hacer que de la guerra se sepa todo lo ocurrido, sus horrores, sus olores, sus temores, sus financiadores, sus benefactores y su genios de la maldad escondidos a veces entre la figura de respetables señores acorazados con el poder del actor principal de la guerra.

 -Notas tomadas del pequeño gran libro Medallones de Zofia Natkowska, editado en 1946. La autora, participó en la comisión de investigación de los crímenes nazis y expone allí ocho relatos que sirven para aprender a no olvidar la crueldad y a descubrir las cosas difíciles de creer, pero que así fueron.

mrestrepo33@hotmail.com

El mito de la civilización

Por Carolina Vásquez Araya:

A propósito de la violencia contra las mujeres, también están el racismo y la exclusión.

Si nos detenemos a analizar con los ojos bien abiertos nuestro entorno y más allá, es probable que deseáramos pertenecer a una especie distinta. Una noble, una que se desarrolle en armonía con la tierra, incapaz de hacer lo que los humanos hacemos a diario: matar por placer, sin más razones que el hecho de poder hacerlo; acabar con nuestro entorno natural porque nos convencieron de ser superiores a todo y de detentar el poder para disponer de él a nuestro antojo. Así es como hemos llegado al extremo de carecer de lo más esencial: la sensibilidad y la conciencia.



Nuestro concepto de civilización, esa palabra tan ambigua como engañosa, es algo muy distinto de su significado real, el cual aludía al conjunto de ideas, creencias, artes y costumbres característicos de un conjunto humano determinado. En la realidad, su significado ha variado hacia la capacidad de enriquecimiento de unos a partir de la explotación de otros. En el léxico de la lucha de poderes entre gigantes por la consolidación de sus privilegios, significa la imposición; la capacidad de obtener sin dar a cambio y, por encima de todo, el poder de subyugar a los más débiles después de llevarlos casi a la extinción.

Resulta saludable repasar –como uno de los ejemplos más ilustrativos- la trágica historia del continente africano a partir de las invasiones europeas, la explotación irracional y sanguinaria de sus recursos humanos, minerales y naturales en un afán expansionista cuyo saldo fue la pérdida de identidad de sus habitantes, la esclavitud, las guerras de exterminio, las enfermedades y el hambre. Una estrategia aplicada contra nuestros países latinoamericanos con similares resultados en la imposición de dictaduras, abolición de libertades políticas y la devastación de las riquezas naturales para incrementar el poderío de compañías multinacionales protegidas por los Estados más poderosos del planeta.

Dentro de este escenario, la violencia de género está implícita en la fórmula para anular cualquier intento de cambiar las reglas del juego, evitando que una mitad de la población tenga igual poder que la otra. Las mujeres, tanto por nuestra capacidad reproductiva como por el papel central del segmento femenino en la organización social a partir del núcleo de familia, entramos en un esquema mucho más amplio de dominio y en el cuadro general constituimos un “bien” al cual resultaría riesgoso cederle capacidad de decisión en los campos económico, social y político.

Este esquema de poderes se ha perpetuado a lo largo de generaciones. Los importantes avances en la lucha feminista son pálidos comparados con lo que falta por conquistar. El voto femenino, por ejemplo, un derecho negado por generaciones, representó siempre una amenaza contra el patriarcado, como también lo fue el derecho al trabajo y a la salud reproductiva. En países como los nuestros, con sus centros de poder atado a las normas de la iglesia y a los estereotipos sexistas de la época colonial, los derechos de la mujer continúan bajo un absurdo y criminal embargo político, pero no solo eso las afecta. También su destino como un “producto” para el contrabando a través de poderosas redes de trata, trabajo forzado, esclavitud.

La idea de una civilización como fuente de riqueza moral, ética, intelectual y científica ha sido sustituida por un esquema basado en la riqueza material concentrada en una esfera de poder carente de visión humanitaria y de valores. Volver a plantear su significado a la luz de un humanismo real es otra de esas locas utopías y en ella las mujeres jugamos un importante papel.

Los avances tecnológicos no son la única muestra de avance cuando hablamos de civilización.

elquintopatio@gmail.com 

miércoles, 29 de noviembre de 2017

EEUU y la OTAN crear un guerra global en el 2017-18

Por Diego Olivera Evia:
Los objetivos de EEUU van contra Rusia, Corea del Norte y Latinoamérica

Nuevamente la guerra de sexta generación impulsada por Estados Unidos, la OTAN y sus socios guerreristas, crean graves efectos de guerra, hambre, violencia, bajo el esquema del modelo trasnacional, como los efectos de las maquinarias y armas de destrucción masiva, siendo el Complejo Militar Industrial (CMI), el principal exportador de armas, entre ellas los equipamientos entregados a los grupos terroristas, como el Estado Islámico, Dahes en árabe y la bandas terroristas de grupos árabes, que han acosado a Siria e Iraq, con miles de muertos y destrucción de infraestructuras, lo que demuestra que EEUU y el presidente bipolar, Donald Trump, se ha vuelto en el principal mercader de la muerte, ya que cada viaje al exterior lleva el genocidio, tratando de homologar al expresidente Barak Obama, el Nobel de la muerte, una realidad trágica para la humanidad.



Realmente este año 2017, con el triunfo mediático  de Trump, ha llevado a la humanidad a una peligrosa y posible guerra global, el uso de la OTAN y la Comunidad Europea (CE), como mecanismos de guerra, actuando en las fronteras de Rusia, volviendo a los mismos esquemas, cuando existía la URSS, de la misma manera los ataques contra China, por convertirse en el principal país del Mundo, en materia económica, ha molestado al mandatario estadounidense, que no tiene la capacidad, de crear un cerco a la capacidades de la industria China, como tampoco puede competir, con la tecnología militar de Rusia, demostrada de sobre manera en la liberación de Siria, con la tropas sirias y la flota aérea de bombarderos y cazas, de mayor capacidad, como lo han señalado militares estadounidenses.

Siria e Iraq lograr una derrota del Estado Islamico
La crisis del Medio Oriente ha creado nueva realidades, las alianzas de Siria, con Rusia, Irán y Turquia (con las veleidades del presidente turco, en acciones militares en territorio Sirio), más la participación de Iraq y sus ejército contra los terroristas del Dahes, han creado un duro golpe a EEUU y sus socios terrorista Arabia Saudita y el Estado sionista de Israel, siendo los sionistas lo más afectado.

Ante la repuesta del Líbano y  Los milicianos de la organización chií Hezbollah plantan banderas de este grupo, por cierto, considerado como terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, junto con las banderas del Líbano. Lo hacen en zonas hasta ahora bajo control de Al Nusra, una antigua filial de Al Qaeda en Siria, que han conseguido recuperar. Hezbollah ha librado una batalla contra los yihadistas sunitas de Al Qaeda y el Estado Islámico en Líbano, y participa activamente en la guerra en Siria con el apoyo explícito al régimen de Bashar al Asad. Lo cierto es que ha conseguido expulsar a estos grupos terroristas del Líbano, y ahora se esfuerza mucho en ofrecer una imagen de compromiso con el gobierno libanés y con la unidad del país. Por eso coloca su bandera junto con la del Líbano. Busca conseguir la legitimidad internacional que le exonere de su verdadera identidad: una organización terrorista. Y los riesgos son extensos.
Esta realidad del Medio Oriente se amplió con la destrucción de Libia, una nación destruida y arrasada por las bandas terroristas, para lograr asesinar a Gadafi de manera dantesca, lo que creo una grave crisis para Europa, ya que miles de ciudadanos de África y Medio Oriente, crearon la crisis más grave de estos pueblos, que intentaron inmigrar a Europa, por el Mar Mediterráneo, donde sus aguas se transformaron en tumbas, para adultos y niños, esta crisis creo graves problemas en Europa y EEUU, donde millones de personas han sido acorralado en Grecia, Turquía y en la fronteras de la Europa Oriental, hoy miembros de la OTAN y sumidos en un modelo racista, como parte del concepto la supremacía blanca.

Los objetivos de EEUU van contra Rusia, Corea del Norte y Latinoamérica
Nuevamente el modelo ario de EEUU y la mayoría republicana en las cámaras legislativas, han lanzado una campaña de mentiras y fobia rusa acusándoles desde la campaña electoral, hasta acusarlos de la crisis en Cataluña, cercan sus medios como RT, y los obligan a legalizarse para controlar su línea editorial, además han aplicado la xenofobia de la ex naciones soviéticas, para crear un cerco a las fronteras rusas, con las armas que vendió Obama y ahora el magnate de la muerte, crear más guerras, desconociendo la capacidad militar de Rusia y la Alianza de esta con China, la hipocresía de Trump y su equipo de gobierno se amplía a una guerra con Corea del Norte, pero se les complica ante la postura del gigante asiático y al poder militar de Rusia.

Este mecanismo de aplicar el modelo de dictadura Mundial, o como se llamaba en el periodo de Obama el Gendarme del Mundo, se ha ampliado con la políticas intervencionistas de Trump, en Venezuela con una campaña sistemática de sanciones y con los financiamientos de la MUD, hoy desmembrada por el oportunismo de sus dirigentes corruptos, con las campañas de la OEA dirigida por el mercenario Secretario General Luis Almagro.

Las sanciones del Congreso de Estados Unidos, como el ilegal Banco del Tesoro de esta nación, han creado una red de acciones, apoyadas por varios presidente corruptos y golpistas de América Latina de Perú, Argentina, Brasil, Colombia, México, Paraguay, con crímenes, desapariciones, asesinatos a periodistas, a dirigentes sociales, ex guerrilleros colombianos, lo que conforman varios países denominados forajidos, con carteles de la droga, venta de armas y desapariciones   forzosas, a lo que se agrega una tragedia del submarino argentino, que como el asesinato de  Santiago, son parte de la política fascista del presidente Macri, que cierra su año sin prestaciones y sin aguinaldos de los trabajadores del estado, con miles de despedidos, esta es la verdad del modelo capitalista, como del sistema de monopolios y trasnacionales, al servicio de la burguesía y empobreciendo a millones de latinoamericanos.

diegojolivera@gmail.com

¿Hacia dónde va Kurdistán?

Por Leandro Albani:

En los últimos años el devenir del pueblo kurdo se conoció de una forma más profunda en las cuatro latitudes del mundo. Negados, reprimidos, asesinados y traicionados, los pobladores de Kurdistán repartido arbitrariamente entre Irak, Siria, Irán y Turquía en las primeras décadas del siglo pasado vienen sosteniendo una lucha que, más allá de matices y diferencias internas, tiene entre sus principales objetivos la independencia, la democracia y la liberación.



Una de las principales razones por las que las tierras que puebla la principal minoría étnica de Oriente Medio (unos 40 millones de personas) son reclamadas por estos países es su riqueza natural. Por Kurdistán cruzan los grandes ríos Tigris y Éufrates, sus territorios fértiles son ideales para la agricultura y la ganadería, y en el subsuelo un mar de petróleo es codiciado sobre todo por Estados Unidos, Rusia, China y países de Europa y sus representantes nacionales. Del suelo kurdo se extrae el 75 por ciento del petróleo de Irak, el 50 por ciento del de Irán, y allí se halla casi la totalidad de las reservas de Turquía y Siria.

La causa kurda se ha visto atravesada, en los últimos años, por una serie de acontecimientos en estos países –crisis de diferente índole, conflictos interpuestos y guerras– que han modificado la correlación de fuerzas del movimiento kurdo en la región.

En el Sultanato
En Turquía la política dio un giro drástico a partir del intento de golpe de Estado del 15 y 16 de julio de 2016, algo que tuvo particular impacto en el sureste de Turquía, en la zona kurda de Bakur. Una vez desactivada la intentona, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, puso en marcha una impresionante maquinaria represiva que incluyó purgas en las instituciones públicas e intervenciones de empresas privadas que dejaron a cientos de miles de empleados sin trabajo, la declaración de un estado de emergencia permanente –que le permite al presidente gobernar por decreto–, el recorte radical de las libertades individuales y la censura de la prensa opositora. El golpe le sirvió de excusa a Erdogan para endurecer la persecución y represión de las organizaciones kurdas en Turquía que su gobierno ya había encaminado, en consonancia con la histórica política turca hacia los kurdos. Una política de asimilación, desplazamientos forzados, confiscación de tierras, negación de los derechos de los kurdos y asesinatos masivos.

En 2016 Erdogan tenía problemas en varios frentes. El más molesto en el plano interno era el crecimiento del Movimiento de Liberación de Kurdistán, que canaliza su política institucional a través del Partido Democrático de los Pueblos (HDP, por sus siglas originales), y del Partido Paz y Democracia (BDP, por sus siglas originales). En junio de 2015, en las elecciones generales, el HDP logró que 80 de sus candidatos a diputados ingresaran al parlamento, una victoria inédita. Además, a través del BDP, el movimiento kurdo gobernaba alrededor de 100 alcaldías del sureste del país. Finalizados los comicios y ante la imposibilidad de formar un gobierno con mayoría de su partido, el AKP, Erdogan convocó a nuevas elecciones para noviembre de ese año, por falta de mayoría absoluta en el parlamento. En el tiempo que transcurrió hasta entonces, las fuerzas de seguridad y el Ejército lanzaron una operación demoledora contra el pueblo kurdo. Además de encarcelar a dos mil militantes del HDP, se desarrollaron operaciones militares en varias ciudades y pueblos de Bakur. Los dos ejemplos más aterradores se dieron en el pueblo de Nusaybin (en la frontera con Kurdistán sirio) y en el barrio Sur, de la ciudad de Diyarbakir (capital histórica de Kurdistán en Turquía). En el primer caso la aviación turca y tropas terrestres arrasaron el pueblo, en el cual vivían 80 mil personas. Bombas y una masacre sostenida fue la respuesta de Turquía a las declaraciones de autonomía hechas en varios pueblos kurdos cerca de la frontera con Siria. Nusaybin quedó totalmente destruida. Pero el Ejército turco ingresó al pueblo en ruinas para desplegar una inmensa bandera turca en el único edificio que quedaba en pie, mientras los soldados turcos, formados frente al estandarte, entonaban su himno. En el caso de Sur, barrio declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco, la metodología fue la misma: bombardeos y desplazamiento de la población. Además fueron destruidas las construcciones históricas.

Pese a la represión del Estado turco, en los nuevos comicios de noviembre de 2015 el HDP consiguió 59 diputados en el parlamento nacional. En la actualidad, 11 de esos legisladores se encuentran encarcelados, incluidos los co-presidentes del partido. Mientras el gobierno de Erdogan los acusa de terrorismo, el propio AKP ha militarizado Bakur (Kurdistán turco) y apoyado con total impunidad a grupos terroristas como el Estado Islámico, algo que han denunciado reiteradas veces tanto Rusia como el gobierno sirio, y que ha sido confirmado en varios documentos y filmaciones por diversas organizaciones kurdas.

Desde hace varios años la guerrilla del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) sostiene un alto el fuego unilateral en Turquía, y en dos ocasiones intentó impulsar procesos de paz con el Estado turco. En ambas, el gobierno de Erdogan –que llegó al poder hace 13 años con una máscara progresista y modernizadora– hizo estallar esas iniciativas por los aires.

Por estos días el pueblo kurdo en el sureste de Turquía se encuentra movilizado para defender sus derechos básicos y la libertad del líder kurdo, y fundador del PKK, Abdullah Öcalan, que desde hace casi 19 años se encuentra encarcelado en la isla-prisión de Imrali, lugar en el que tiene prohibida la visita de sus familiares y abogados.

La Federación
Cuando en 2011 en Siria estalló una serie de protestas contra el gobierno de partido Baaz, Oriente Medio ya atravesaba un proceso de profundo resquebrajamiento. En Rojava (la parte siria de Kurdistán) las manifestaciones y levantamientos no escasearon. Los kurdos de Rojava también se movilizaban por su libertad. Pero mientras en varios lugares de Siria esas protestas eran reprimidas por el Estado o sofocadas por los incipientes grupos terroristas que aparecían en el territorio, en el norte del país comenzaba un proceso de resistencia y organización que perdura aún.

Al estallar la guerra en Siria, que sucedió a la primavera árabe en ese país, los kurdos de Siria, con fuerte influencia del PKK y de Öcalan, optaron por una “tercera vía” –como ellos la denominan–: ni sumarse a los grupos armados irregulares, como el Frente Al Nusra o la organización Estado Islámico, ni plegarse a las filas del Ejército Árabe Sirio, de Bashar al Asad. Ese pueblo ya tenía decidido que, costara lo que costara, la respuesta sería una revolución con profundas raíces democráticas que respetara a las diferentes religiones y etnias de la región, y que las mujeres fueran la punta de lanza y la garantía para alcanzar la liberación total.
Hace dos años fue proclamada la Federación Democrática del Norte de Siria, una novedosa forma de autogobierno que reúne a kurdos, árabes, asirios, turcomanos y armenios. Se fundaron cientos de pequeñas cooperativas y se conformaron las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), organización de autodefensa que ya liberó la provincia de Raqqa y ahora se encuentra combatiendo al grupo Estado Islámico en Deir ez-Zor.
Tanto las FDS como las instituciones de autogobierno que administran los cuatro cantones de la federación incluyen a todas las nacionalidades que viven en la región. Al mismo tiempo, las mujeres de la zona tienen sus propias organizaciones autónomas con el mismo poder de decisión e influencia que las entidades mixtas. Además de integrar las Unidades de Protección de las Mujeres (YPJ), las mujeres kurdas y de otras etnias y religiones son consideradas el sujeto revolucionario que permite la liberación del territorio.

El gobierno de Damasco mantiene un discurso prudente pero por momentos ambiguo sobre la lucha encabezada por los kurdos del país. Hasta ahora las fuerzas de autodefensa del norte de Siria no tuvieron enfrentamientos de gran envergadura con las tropas del Ejército de Siria, aunque no se descartan en un futuro no muy lejano. Actualmente, en la provincia de Deir ez-Zor se producen los principales combates contra el EI, tanto por parte de las FDS como del Ejército sirio. Desde la Federación Democrática ya expresaron en varias ocasiones la disposición a dialogar con Damasco para encontrar una salida democrática que incluya a todas las etnias que habitan el territorio y las religiones que se profesan.
En Irak
Tal vez Masud Barzani no imaginaba el final que le esperaba cuando anunció el 25 de setiembre pasado en Bashur (la parte iraquí de Kurdistán) que se iba a realizar un referéndum para que los pobladores kurdos votaran sobre la creación de un Estado kurdo independiente. La consulta popular, de carácter no vinculante, se efectuó y una mayoría aplastante la respaldó, pese al rechazo del gobierno central de Bagdad, Turquía, Irán y Estados Unidos.

Una vez realizado el referéndum, desde Bagdad no dudaron en enviar tropas a Bashur y el Kdp ordenó a su fuerza militar, los peshmergas, que se retiraran de varias zonas. Barzani, líder del Partido Democrático de Kurdistán (KDP) y hasta hace apenas unas semanas presidente “vitalicio” de Bashur, anunció su renuncia al cargo, y su partido, que administra esa región semiautónoma, convocó a nuevos comicios. Tanto el PKK como partidos importantes de Bashur habían criticado duramente el referéndum porque, señalaban, su realización no era una solución de fondo para la libertad y la independencia del pueblo kurdo. El referéndum que Barzani presentó al mundo como una lucha independentista terminó por golpear de forma directa a los kurdos. El Ejército iraquí tomó el control de Kirkuk, principal provincia petrolera del país que hasta ese momento era controlada por la administración de Bashur. Al igual que en 2014, cuando Barzani ordenó el retiro de sus tropas de la región de Shengal –habitada por una mayoría yezidí– y dejó que el EI arrasara poblados y aldeas, además de secuestrar a unas dos mil mujeres, en Kirkuk también el rescate de pobladores y la defensa del territorio la brindó la guerrilla del PKK, que se trasladó desde las montañas de Qandil para hacer frente a los soldados enviados por Bagdad, aunque luego tuvo que replegarse.

En medio de esta nueva crisis, el PKK sabe que se abre una posibilidad de llevar adelante su política, basada en el con federalismo democrático, una ideología abrazada a mediados de la década de 1990 que se define como anticapitalista, tiene como principal meta la liberación de las mujeres y aboga por conformar una red comunal que enfrente a los estados-nación. Desde Qandil, territorio que controla desde hace casi 20 años, el PKK propuso una amplia unidad de las organizaciones kurdas y los pueblos que habitan Bashur para hacer frente a un conflicto que atraviesa la región más rica del territorio iraquí.
En Irán
En la actualidad la lucha del pueblo de Rojhilat (Kurdistán iraní) es muy poco difundida. Las últimas noticias se conocieron en setiembre de este año cuando fue convocada una huelga general, luego de que las fuerzas de seguridad iraníes asesinaran a dos kolbers (así se denominan los trabajadores de la frontera). La represión contra los kolbers, que trasladan mercadería desde Bashur a Rojhilat, no es reciente y le ha costado la vida a muchos kurdos que desempeñan esta labor. Durante varios días las protestas se multiplicaron en varias ciudades de la región.
En agosto de este año la Asociación de Derechos Humanos de Kurdistán presentó un extenso informe (1) denunciando que el Estado iraní cometió contra el pueblo kurdo “violaciones de los derechos civiles y políticos, violaciones de la libertad de opinión y de expresión, violaciones del derecho a la vida y a la seguridad personal, así como tortura de presos políticos y la conculcación de los derechos fundamentales de los presos”.

A mediados de 2017 el co-presidente del Partido de Kurdistán por una Vida Libre (PJAK) Siyamend Mouni afirmó en una entrevista con la agencia de noticias ANF que la salida para Rojhilat es un “sistema donde todos los pueblos y fuerzas pueden expresarse y reclamar sus derechos”. El PJAK, vinculado con el PKK, apuesta a “continuar la lucha a través del paradigma de la sociedad democrática contra la dictadura y las invasiones”, destacó el dirigente del partido kurdo en Irán. Mouni no descartó que en Irán se desarrollen “nuevos acontecimientos”, teniendo en cuenta la crisis que vive Oriente Medio. Para el copresidente del PJAK, Irán tiene dos opciones: una política para la transformación democrática en Rojhilat y en todo Irán, o virar hacia un proceso similar al que atraviesan Irak y Siria. Mouni destacó que el PJAK prefiere “la transformación democrática”, pero “si esto no sucede, Kurdistán se defenderá. Tenemos la fuerza y la experiencia para hacer esto. Nadie debe tener ninguna duda de que vamos a defender a nuestro pueblo y nuestro país. Hemos hecho todos los preparativos necesarios”.

Notas:
1- http://kurdistanamericalatina.org/informe-completo-sobre-violaciones-a-los-derechos-humanos-en-el-kurdistan-irani/
leandroalbani@gmail.com