miércoles, 24 de mayo de 2017

Constituyente y Revolución Socialista

Por Ernesto Wong Maestre

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela es la primera y única carta magna que se aprobó en la historia de Venezuela mediante el sufragio universal. Ello ocurrió al finalizar el siglo XX por lo que está próximo a cumplir dos décadas. Ese gran acuerdo nacional y pluricultural fue el resultado de la interacción de las diversas voluntades políticas de los hombres y mujeres constituyentistas en representación de movimientos sociales y políticos, instituciones estatales y asociaciones civiles, organizaciones gremiales y empresas de todos los tamaños y tipos, en plena interacción con el Presidente Hugo Chávez Frías quien desencadenó, junto a la mayoría de la sociedad, el proceso más genuinamente democrático que se haya conocido, y sobre una base cultural venezolana. Ello permitió consensuar las divergencias para establecer las normas constitucionales que permitieran comenzar a cambiar todo lo que debía y podía ser cambiado, ya en el siglo XXI, para así dar lugar a iniciar –tal y como ocurrió- el complejo periodo de tránsito del capitalismo al socialismo, por el cual estamos bregando en medio de varios procesos de contradicciones antagónicas, no antagónicas y otras en etapas de convertirse en una u otra.


Hoy el pueblo está más preparado ideológicamente
Hace veinte años atrás, la Constitución que se logró aprobar expresó, por un lado, el sentir mayoritario de unas generaciones que solo habían conocido (padecido unos y beneficiados otros) la praxis capitalista hegemónica y también, gran parte de ellas, se sentía identificada con ese novedoso discurso articulado con muchas vivencias y muchos conocimientos de Chávez. Por otro lado, esa aprobación mostró la otra parte de la sociedad con visión capitalista que votó en contra.

Precisamente esa praxis capitalista y el potencial y poder que ella entraña, ejercido sobre los actores políticos allí representados condicionó el nivel del alcance social de esa Constitución, la más avanzada de América Latina en el marco de la democracia representativa.  Es menester recordar que bajo el paradigma socialista de la genuina democracia o poder del pueblo, la actual Constitución de Cuba, surgida en 1976 con la aprobación del 97,7% de los electores en referéndum nacional,  y modificada por el pueblo en dos ocasiones (1992 y 2002), constituye un efectivo instrumento popular de emancipación, independencia y autodeterminación del pueblo cubano que construyó y aprobó democráticamente desde 1976 y por la vía revolucionaria popular desde abril de 1961: el socialismo como sistema socioeconómico y político.  Tanto una como otra son expresiones del nivel de la conciencia social alcanzada en el cual y sobre el que actúan innumerables elementos de la realidad objetiva, subjetiva e intersubjetiva. 

Después de transcurrir diecisiete años de intensa praxis constitucionalista bolivariana, donde la más sencilla acción gubernamental y estatal, o incluso acción académica del sistema educativo venezolano u operaciones de carácter económico, financiero o militar, están soportadas por las bases jurídicas constitucionales, resulta evidente el elevado nivel alcanzado en la conciencia jurídica, política y social de las grandes mayorías del pueblo en comparación con la existente en 1999. De ello no debe quedar duda alguna.

Hoy el pueblo está más preparado ideológicamente que significa ser más consciente de la gran obra construida y de la que debe construirse, de la justeza del sistema jurídico y de sus escollos, y de la democracia participativa y protagónica que defendemos y de sus limitaciones. Esa es una buena condición para preparar nuevas normas constitucionales que potencien más a Venezuela y su proyecto de vida en el mundo.

Las decisiones las construirá el Pueblo mediante el estudio profundo
Por tales razones, hoy se presenta ante esas grandes mayorías de la población, el reto de tener el necesario  "sentido del momento histórico" y comprensión de la batalla actual entre dos fuerzas de naturaleza antagónica (bloque histórico-bloque explotador), para interpretar cabalmente el nivel alcanzado por la conciencia popular -a veces imperceptible para el imaginario no reflexivo-  y así poder hacer la primera Constitución chavista del siglo XXI porque el pensamiento y deseos de Chávez fueron dirigidos hacia eso, a preparar al pueblo para que en cada momento necesario se hiciese en el campo jurídico –ante todo- lo que pudiese hacerse ante determinada correlación de esas fuerzas en conflicto. Y por ello él siempre hablaba de la "masa crítica" necesaria para cada salto cualitativo de la Revolución.

Si no lo damos con la magnitud que hubiera deseado Chávez es por todos estos obstáculos objetivos, subjetivos e intersubjetivos al conocimiento que estableció y sigue tratando de fijar el neoliberalismo como pensamiento y acción consciente o inconsciente en todos los ámbitos de la vida. Pero el salto -con mayor o menor magnitud-  se dará, gústele o no al imperio, a la burguesía, a sus leales ignorantes o a sus “tontos útiles”. Las decisiones para formar la ANC las construirá el pueblo mediante el proceso de estudio colectivo para poder comprender cada lineamiento, cada biografía de las personas propuestas, cada planteamiento de cada candidato o candidata y el momento histórico que se vive para poder tener sentido de él. 

¿Qué hacer en esta fase?
Los lineamientos para el debate constitucionalista originario sugeridos por el camarada Nicolás Maduro, Presidente de esta hermosa y valiente Venezuela, deben ser desglosados en dimensiones y elementos a debatir, vinculados y relacionados muy estrechamente, con la propia identidad de la venezolanidad, a cada sector social y a cada espacio geográfico en que se elegirán los Constituyentes que formarán la Asamblea Nacional Constituyente de manera que quienes mejor defiendan las propuestas concretas y sigan la dirección político-social-económica del legado del Comandante Supremo y Eterno, Hugo Chávez, y las instrucciones del camarada Nicolás, sean los que deben elegirse en cada sector o espacio donde se realizarán las elecciones de los constituyentes.

Tal y como reconocía el gran Chávez, estamos en la plena Vía al Socialismo, y el camino de convocar al pueblo para que defina  sus jalones de libertad, su alcance de independencia y su plena soberanía, y se auto determine política, social y económicamente, es el camino correcto, y el dúo Líder-Pueblo, su principal defensor.
wongmaestre@gmail.com


La derecha venezolana apuesta a la salida de Maduro

Por Santiago Ortiz

La Mesa de la Unidad Democrática, grupo que articula a la oposición derechista al gobierno de Nicolás Maduro, ha retomado un camino que ya intento en 2014 cuando entre los meses de febrero y abril mantuvo protestas violentas casi diariamente, la táctica que incluía el derrocamiento del gobierno chavista por vía de un golpe de estado cívico/militar, fracasó en aquel momento al no encontrar apoyo en la mayoría de la población, ni dentro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.



Tras la victoria electoral de diciembre de 2015, en las elecciones parlamentarias, la MUD se propuso quitar del poder a Maduro en menos de seis meses, sin embargo la falta de cohesión interna de la mencionada fuerza política hizo que esos planes fracasaran; luego intentaron convocando, bajo la batuta de Henrique Capriles – candidato presidencial de la derecha varias veces derrotado por el chavismo-, a un referéndum revocatorio donde también la falta de unidad le jugó una mala pasada a la Mesa, según el gobierno propios sectores internos de la MUD le hicieron llegar la información respecto a las firmas fraudulentas para pedir el revocatorio lo que llevó a que el Poder Electoral suspenda la convocatoria a Referéndum.

En eso se fue el 2016 y la derecha se veía cada vez más desgastada, el gobierno insistía en el dialogo y las primeras muestras de recuperación de la crisis de abastecimiento y de la fuerza política del chavismo configuraban un 2017 favorable para la Revolución Bolivariana.

Un último intento de desestabilización se dio en diciembre pasado cuando cerca del 80% de los billetes del país desaparecieron de circulación, muchos acaparados en grandes almacenes dentro de Venezuela y otros fuera del país –como las 30 toneladas de billetes que se encontraron en Paraguay- pero la oportuna acción del gobierno evitó lo que pudo ser un fin de año catastrófico para la población caribeña.

Con el panorama descrito, sumado a un primer trimestre de 2017 donde el gobierno logró recuperar la iniciativa, alcanzando a unas 6 millones de familias, cerca del 85% de la población, con los Comités Locales de Producción y Abastecimiento lo que garantizaba el consumo de los productos alimenticios básicos burlando el desabastecimiento programado que se vivió en el país durante el 2015 y parte del 2016; la oposición veía diluirse las posibilidades de llegar al Palacio de Miraflores por vía de algún atajo.

Así llegó abril y tras una polémica decisión del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, mediante la cual este órgano y el Poder Ejecutivo asumían funciones que la Asamblea Nacional, declarada en desacato, no cumplía; la oposición recibió la señal que estaba esperando. Desde la sede de la Organización de Estados Americanos en Washington una coalición de gobierno conservadores alineados con la Casa Blanca – encabezados por Argentina y México- convocó y resolvió, sin el apoyo de la mayoría de los miembros del bloque, una declaración contra Venezuela donde afirmaban que había existido una ruptura del orden democrático en el país bolivariano. Como quien escucha el silbato de largada en una carrera la MUD inmediatamente retomó su táctica desestabilizadora del 2014, sin embargo, la resolución del TSJ que había generado la crisis fue revisada y revocada por el propio tribunal a pedido de la Fiscal General de Venezuela y con apoyo del propio presidente Maduro.

Mientras la violencia tomaba niveles cada vez más elevados, la MUD decidió exigir elecciones de regionales como lo establecía el calendario electoral para este año, Maduro respondió pidiendo al Consejo Nacional Electoral que las elecciones se convoquen inmediatamente; de vuelta la Mesa quedaba descolocada, entonces lanzaron el grito de “elecciones no, libertad sí. Maduro vete ya”. A esas alturas la crisis parecía no tener retorno, la actuación de francotiradores que atacaban indistintamente a las manifestaciones chavistas y opositoras, eran otra muestra de la búsqueda del caos que algunos sectores de la derecha pretendían instalar a fin de generar condiciones similares a lo acontecido en Libia y Siria, algo así como una guerra civil que justifique la intervención extranjera o “que las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional bajen sus armas y nos dejen pasar” a decir de la mediática vocera de la MUD Lilian Tintori. Las manifestaciones, mucho menos masivas y menos extendidas que las de 2014, han sido más violentas que aquellas, afectando principalmente a personas no identificadas con ninguno de los dos sectores y generando un rechazo del 86% de la población que no aprueba las acciones violentas como la quema de dispensarios médicos, escuelas, guarderías infantiles y otros edificios públicos y privados que han dejado un saldo de 39 fallecidos.

Más allá de las consignas levantadas por la MUD, es importante buscar las causas más profundas de esta nueva avanzada de los sectores más violentos de la oposición venezolana, como indicáramos las causas internas jugaron un papel preponderante: el desgaste de la MUD y la recuperación de fuerzas del chavismo, que se refleja en que solo el PSUV, sin sus aliados habituales, concentra cerca del 40% del apoyo popular según encuestas manejadas por el chavismo, generaron escozor en los líderes de la Mesa.

A esto se suma la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, al que el presidente Maduro califica como “extremista y más peligroso que George Bush”, la intención del Magnate-Presidente habría sido golpear duro de entrada a fin de recuperar por completo el orden en “el patio trasero”, es así que fuentes diplomáticas señalan que el gobierno norteamericano habría presionado fuertemente a México –chantajeándolo con gravar las remesas de los mexicanos en EEUU para con ese dinero construir el muro fronterizo, si el gobierno de Peña Nieto no respondía a sus órdenes- y a otros países del Caribe en situación de mucha dependencia económica, para que voten contra Venezuela en la OEA. Las antiguas apetencias norteamericanas sobre Venezuela cuyos inicios se remontan a 1908, cuando un golpe de estado instaló una dictadura que entregó por décadas el petróleo a las grandes empresas petroleras estadounidenses, se reafirma hoy al confirmarse que además de una de las mayores reservas petroleras del mundo, Venezuela también cuenta con reservas muy significativas de gas, agua dulce, oro y otros importantes minerales.

Finalmente, la necesidad de derrotar un modelo económico y político que es un “mal ejemplo” para los países de la región es otra de las principales motivaciones para esta nueva escalada violenta. Aquí juegan un papel fundamental la guerra mediática y económica que afectan hoy a la Venezuela chavista, la intención de derrotar moralmente al modelo de construcción del llamado “socialismo del siglo XXI” es lo que moviliza a las fuerzas de la derecha interna y externa que buscan instalar que las transformaciones iniciadas en 1999 fracasaron, sin embargo, una gran parte de los venezolanos no olvida lo que vivieron durante la llamada “cuarta república” o el pacto de punto fijo, que entre otros alarmantes indicadores tenia al 50% de la población en pobreza, apenas un 22% de jubilados y una desigualdad exasperante, situación que fue cambiando desde el inicio de la Revolución y que se han sostenido en los últimos años a pesar de las dificultades debido a la baja del precio del petróleo, la inflación generada por especuladores cambiarios y el desabastecimiento programado por las grandes empresas especuladoras. Tener una de las mayores cifras de pensionados a nivel mundial, bajas tazas de analfabetismo, una de las mayores matrículas universitarias, haber incrementado la contratación colectiva, el acceso al seguro social y a la vivienda son algunos de los logros que la Revolución Bolivariana saca a relucir en momentos donde el asedio pretende decretar nuevamente el fin de la historia y el derrumbe de la nueva esperanza surgida hace ya dieciocho años.
Periodista y Coordinador de la FSM en Paraguay

krlos.perez1425@gmail.com

La gran victoria de la MUD

Por Héctor López 

La gran victoria de la Mud es haber empujado a los niños y adolescentes de la patria en su plan de generar focos de violencia y parálisis de la circulación para establecer el cerco sobre las distintas ciudades. Ahora exponen a niños y adolescentes a la muerte; ahora nuestros hijos y nietos son la carne de cañón para justificar un ataque masivo al país.


 Pronto cortarían la distribución de alimentos y remesas de dinero, con lo cual avanzan a un estadio superior de una guerra que ya no es tan virtual, ni económica sino física, real. Una guerra que usted sentirá en las entrañas, en su mente, en su sentimentalidad.

Nos corresponde como ciudadanos luchar en favor de la paz, de la estabilidad mental y emocional; nos corresponde defendernos y contraponer la cultura de la violencia y el odio.

Debemos decirle a la dirigencia de la criminal y delincuente oposición que este pueblo es fuerte y sabe de violencia, que disciplinadamente se ha mantenido en paz pero que si reacciona lo hará como el pueblo guerrero, violento, decidido y tenaz que desde antes de la guerra de independencia ha ejercido su voluntad de ser soberano.

Es pueblo en lucha, más que Rondón, Páez, Zamora. Es el mismo pueblo que acompañó a Lope de Aguirre, a Boves, al Libertador y también a los guerrilleros de los años sesenta.

Ese es el espíritu que alentó y tuteló a la República Bolivariana de Venezuela; esa es la fuerza que hoy provoca una oposición que dirige su accionar desde el extranjero, que sacó a sus hijos pero envía a los tuyos a la muerte, al sacrificio. Una oposición que frente a la oportunidad de refundar la nación con la constituyente, prefiere optar por la parálisis de toda la producción y comercio del país, generar caos, violencia, muerte, porque eso es lo único que le ha brindado crédito electoral.

La oposición ya comprometió, entregó en regalía todas las riquezas y bienes del país a cambio de ser ellos los gerentes o administradores.

En lo real, en lo práctico; por cuatros lochas vendieron la paz, la independencia y la libertad de la nación.

Pronto nos sumaremos al coro de lacayos y servidores de las corporaciones con jornadas de 12 horas de trabajo, jubilaciones a los 70 años y pensiones de menos del salario mínimo.

Esa es la lucha y causa de la guerra contra nuestro país.

Tú decides….


elpoetalopez@gmail.com

La noche de las antorchas

Por Daniela Saidman   Desde la otra orilla
  
Esa noche de mayo de 1933 caminaron por las calles. Llevaban antorchas encendidas y una lista de libros peligrosos. La mayoría de ellos eran jóvenes estudiantes. Doble propósito tuvo aquel fuego. Con él saludaron al terror y al odio, y se lanzaron ciegos a la destrucción del papel como si con aquel gesto pudieran exterminar la sensibilidad y la inteligencia.


Más de 15 millones de judíos, polacos, gitanos, homosexuales y comunistas fueron asesinados durante el reinado del nazismo en Europa.

También por aquellos años, en octubre de 1936, el fundador de la legión española, el general Millán Astray tuvo un encuentro con Miguel de Unamuno. El primero, viejo fascista español, irritado ante el verbo del poeta vasco, le espetó “Qué viva la muerte”, una rara paradoja que dejó al descubierto la irritación que el fascismo le ha tenido siempre a la inteligencia humana.

200 mil desaparecidos tiene España como una herida abierta.

84 años después, en mayo de 2017, muy lejos de la Europa de Hitler, Mussolini y Franco, resuenan aquellos ecos y encienden la noche las antiguas antorchas que creíamos apagadas.

“Vencer no es convencer, y hay que convencer, sobre todo, y no puede convencer el odio que no deja lugar para la compasión”, dicen que dijo Unamuno en la Universidad de Salamanca. El odio no puede convencer sino a aquellos pocos que pretenden convertir la vida en una hoguera y de esos, no somos nosotros.

dsaidman@gmail.com



Madres a consecuencia de una violación

Por Ilka Oliva Corado.

A esta hora en cualquier calle, bar, rincón, casa y montarral de Latinoamérica, están violando a una niña, adolescente y mujer, en los próximos cinco minutos serán docenas más de abusadas, al medio día serán cientos y al llegar la noche, miles. De ellas la mayoría serán golpeadas, muchas asesinadas en crímenes de odio, algunas desaparecerán y jamás se sabrá de ellas, posiblemente mueran en los infiernos de la trata de personas; y de otras aparecerán sus cuerpos desmembrados en cualquier calle, en una bolsa de basura o un costal. De esas niñas, adolescentes y mujeres violentadas, cientos quedarán embarazadas.


 Serán obligadas a parir , a parir hijos producto del dolor más grande de sus vidas, producto del ultraje, de la violencia, de la burla a su dignidad. Una sociedad carente de sensibilidad las obligará a parir, un estado patriarcal y machista las obligará a parir, el silencio de los justos las obligará a parir. Serán madres.

A esta hora en cualquier calle, bar, rincón, casa y montarral de Latinoamérica, hay niñas, adolescentes y mujeres pariendo hijos producto de una violación. Diremos que ellas se lo buscaron, por cuscas, por sometidas, por putas o que pobrecitas pero que la vida no es justa y que eso les tocó vivir y ni modo. Tal vez digamos que son unos malditos los que las violaron, eso por decir algo nomás, como un cumplido. Y también diremos que ese angelito que lleva en el vientre no tiene la culpa, que es bendición de Dios.

Las señalaremos si en sus ideas remotas se les ocurre abortar, entonces sí conocerán nuestra furia: de hipócritas, cachurecos y descarados. Entonces sí nos iremos con todo sobre ellas, sin piedad y las vamos a flagelar, las vamos a estigmatizar y a re victimizar, para que no sean inhumanas, para que aprendan a respetar la vida, para que no sean anímalas. Nosotros como representantes de la santidad del Todo Poderoso seremos jueces y si es necesario mandarlas a la cárcel, lo haremos, ¡por asesinas! Pero del violador no diremos nada, nos vamos a compadecer porque pobre tipo, fue provocado y ni quién se contenga cuando una puta se le ofrece. Cuando una niña le pide que la viole. Si es familiar o conocido, cerraremos el pico, no diremos ni pío y ni qué decir de enviarlo a la cárcel, ¡por violador!

A esta hora, en cualquier calle, bar, rincón, casa y montarral de Latinoamérica hay cientos de madres llorando, como lloran todos los días la ausencia de sus hijos asesinados y desparecidos. Pobres locas que no se resignan, deben entregar su alma al Señor   para que les dé paz. Pero bien merecido tenían sus hijos morir, por delincuentes y huele pega, por andar en malos pasos, porque ellas no les supieron poner rienda. Ahí está, tuvieron su merecido. Ahora que no lloren, que se aguanten por alcahuetas. Por no ser duras con sus hijas se volvieron putas y mareras, ¡qué se aguanten!

A esta hora, en cualquier calle, rincón, bar, casa y montarral de Latinoamérica hay cientos de niñas, adolescentes y mujeres siendo violadas, serán obligadas a ser madres. ¿Cómo se enfrenta una niña a la responsabilidad de ser madre? ¿Cómo pretendemos matarlas en vida obligándolas a parir? Ya de por sí, una violación seca, marca, mata.

Y cuando nacen esos niños, los estigmatizamos por su origen, por su condición social. Pero qué puede ofrecer en el desarrollo integral una madre violada, que vive en la miseria, que no logró desarrollarse, que la mataron en vida. Que la obligaron a parir siendo niña o adolescente. Que siendo mujer la mutilaron.

Somos una cadena, todos formamos parte del círculo de la violencia de género. Aquí el que calla otorga.

A esta hora, en cualquier calle, casa, bar, rincón y montarral de Latinoamérica, hay miles de niñas, adolescentes y mujeres siendo violadas. A esta hora, en cualquier calle, casa, bar, rincón y montarral de Latinoamérica, hay miles de mujeres pariendo hijos producto de una violación. ¿Y si seríamos nosotros? ¿Si seríamos nosotros estaríamos en contra del aborto?

contacto@cronicasdeunainquilina.com


EEUU y la OTAN amplían la guerra en el mundo

Por Diego Olivera Evia

La sociedad humana bajo la violencia y el racismo del fascismo

La crisis mundial de una guerra permanente por los recursos del planeta, son parte de la estrategia de las guerras de cuarta generación, el Complejo Militar Industrial de EEUU aplica el intervencionismo y los asesinatos de civiles, para mantener la hegemonía Global, el imperialismo en sus distintas fases de la historia, ha variado de nombres colonialismo, capitalismo y ahora militarismo han llevado la guerra a África, Medio Oriente, Asia, Europa Oriental, creando nuevas estrategias colonialistas, el cerco a Rusia por la OTAN en sus fronteras, muestra el carácter intervencionistas y la nueva carrera armamentista.


La mayorías de los pueblos del mundo, viven la violencia asimétrica de una alianza estratégica de la muerte, bajo la mentira de combatir el terrorismo, EEUU solo ve a Irán o Siria, como Corea del Norte, el ejemplo más claro es que el ISIS o DAHES fue organizado por EEUU luego de la guerra de Iraq, para poder controlar el Medio Oriente, el ataque salvaje y los más de  400 mil muertos en Siria, en la búsqueda de controlar un oleoducto, para sacar el petróleo por el mediterráneo, para las arcas del capitalismo estadounidense.

La imposición del modelo capitalista neoliberal, se sustenta en los monopolios y en las corporaciones militaristas, siendo la guerra el mayor ingreso de Estados Unidos, para esta nación que habla de su “democracia”, solo existe el concepto de nación bendecida por dios, en ese concepto exterminaron más del 80 por ciento de los pueblos originarios, para el imperio no existe la moral, ni la ética, los ciudadanos asesinados por sus campañas militaristas, son solo daños colaterales y necesarios en el control de las naciones con recursos naturales, como el Petróleo, los minerales preciosos y los que sirven para la tecnología como el Coltan.

La hipocresía de EEUU y la OTAN
En nombre de la democracia imperialista se considera como el pueblo elegido, al que se une el principal satélite o vasallo Israel, que también en su religión son el pueblo elegido, por eso tienen estos países el derecho de hacer la guerra, los millones de seres humanos asesinados en la guerras moderna, muestra la presencia de un holocausto, los ataques del sionismo a Siria, las amenazas a el Líbano, son parte de la estrategia de penetración, los recientes enfrentamientos de EEUU con los militares Iraquíes, fueron porque se opusieron a la entrega de armas a los terroristas islámicos, lo que confirma una vez más el doble rasero de Donald Trump, que habla de guerra contra los terrorista y los apoya con armas, vehículos, realmente el discurso de la Casa Blanca, es una mentira repetida mil veces al estilos del fascismo nazi.

Las políticas de EEUU son de enfrentamiento con Rusia y Chima, mostrando un política de guerra fría, como fue después de la Segunda Guerra Mundial contra la extinta Unión Soviética, una nación que derroto al fascismo Nazi, con millones de rusos muertos por la tropas alemanas, la nueva realidad del gobierno de Putin, ha mostrado en el marco del capitalismo, un apertura de mercados y un apoyo de esta nación a la creación de un mundo multipolar, de la misma manera china como la mayor potencia económica, apoya a naciones tercermundista para el desarrollo, como el potencial canal interoceánico de Centroamérica en Nicaragua, de la misma ambos países siguen apoyando a los países latinoamericano, como la solidaridad con Venezuela país empujado a una guerra fascista al estilo de Ucrania, hasta con los mismos escudos medievales.

La sociedad humana bajo la violencia y el racismo del fascismo
Muchos analistas del mundo después de la derrota de la Alemania Nazi, mostraron el horror de la muerte, después de la derrota del fascismo por la URSS, surge un abominable se produce los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki fueron ataques nucleares ordenados por Harry S. Truman, presidente de los Estados Unidos, contra el Imperio del Japón. Los ataques se efectuaron el 6 y el 9 de agosto de 1945 respectivamente, lo que forzó la rendición de Japón y el fin de la Segunda Guerra Mundial. Después de seis meses de intenso bombardeo de otras 67 ciudades, el arma nuclear Little Boy fue soltada sobre Hiroshima el lunes16 de agosto de 1945, seguida por la detonación de la bomba Fat Man el jueves 9 de agosto sobre Nagasaki. 105.000 y 120.000 personas murieron y 130.000 resultaron heridas. Hasta la fecha, estos bombardeos constituyen los únicos ataques nucleares de la historia.

Se estima que hacia finales de 1945, las bombas habían matado a 166.000 personas en Hiroshima y 80.000 en Nagasaki, totalizando unas 246.000 muertes, aunque sólo la mitad falleció los días de los bombardeos. Entre las víctimas, del 15 al 20 % murieron por lesiones o enfermedades atribuidas al envenenamiento por radiación. Desde entonces, algunas otras personas han fallecido de leucemia (231 casos observados) y distintos cánceres (334 observados) atribuidos a la exposición a la radiación liberada por las bombas. En ambas ciudades, la gran mayoría de las muertes fueron de civiles, cuando Japón estaba vencido por China, solo era mostrar el poderío de EEUU y su aparato de muerte masiva.

Pero este holocausto con miles de muertos se reproduce en Siria, la creación de EEUU y el apoyo del sionismo para crear el Estado Islámico, generaron más de 400 mil muertes, pero el Departamento no se inmuta los seres humanos, somos objetos de uso, somos posibles compradores de los alimentos de la transnacionales capitalistas, somos en definitiva un producto de uso descartable. Siglos han pasado desde las corrientes humanistas y la búsqueda de la sobrevivencia de la sociedad humana, pero los mecanismos de poder han trucado a las naciones del globo terráqueo,.

La muerte en el mundo de sociedades ha sido la base del capitalismo, desde la colonización de los continentes para obtener las riquezas naturales, ha sido la nueva realidad mundial, hoy las agresiones a Siria, contra Yemen, contra Iraq son parte de la doctrina imperialista, la violencia criminal y las enfermedades de la mentes humanas de odio, racismo y barbarie son la doctrinas de EEUU. La  misma guerras creada en Venezuela, es parte de la guerra del Complejo Militar Industrial y la OTAN.

El mismo Trump habla con Colombia, con Brasil y otros países para invadir a esta nación y a sacar al presidente Nicolás Maduro, con grupos terroristas, que asesinan a chavistas, pero también a ciudadanos apolíticos, y tratan de achacárselos a los chavistas, estos grupos no son opositores o estudiantes, son terroristas y paramilitares, con bandas de asesinos drogados y capaces de destruir, los negocios de comida, los buses, las paradas de metro, hospitales de niños.

Este es el verdadero rostro del capitalismo neoliberal, que asume el fascismo como su doctrina ideológica, junto a sus aliados de la OTAN y la naciones satélites como Arabia Saudita, Israel, y los lacayos latinoamericanos como México, Colombia, Brasil, Perú, Chile y Paraguay, naciones con violencia social, crímenes pavorosos como la extirpación de órganos a niños, la desaparición de ciudadanos, el asesinato de periodistas y la muerte por encargo de paramilitares y sicarios, esta es la realidad del un mundo, que odia los derechos humanos, los derechos de la mujer, habrá que trabajar y luchar mucho, para crear una nueva realidad mundial.

diegojolivera@gmail.com

Los últimos estertores del Estado Islámico

Por Leandro Albani

Rodeado de un halo de misterio y secretismo, dado por muerto en varias ocasiones, pero sabiendo que la organización que comanda se encuentra en las postrimerías de su derrota militar en Siria e Irak, Abu Bakr Al Baghdadi -el hombre que desde 2014 conmociona al mundo cuando hizo su aparición pública en la gran mezquita de Mosul, hace meses ordenó la retirada de los milicianos del Estado Islámico (ISIS o Daesh). Sin un norte preciso, los seguidores del autodenominado Califa Ibrahim caen en combates cada vez más cruentos, apelan a los civiles como escudos humanos, riegan de minas las pequeñas zonas que todavía controlan y redoblan los atentados, modalidad que ISIS mantendrá cuando, seguramente este año, caiga derrotado en Siria e Irak.



El 13 de mayo pasado se conocieron las declaraciones del general Maan Al Saadi, de las Fuerzas Especiales antiterroristas de Irak, quien afirmó que Al Baghadadi huyó a un lugar desconocido, “dejando morir” a sus fuerzas en Mosul, ciudad del norte de Irak en la cual ISIS mantiene uno de sus principales bastiones.

“Daesh ha sido derrotado en gran parte de Irak y están en vías de recuperar la que Daesh proclamara su capital, es decir, Mosul. Actualmente sólo restan algunos reductos y distritos por liberar”, señaló el general, según la cadena de televisión Al Arabiya. “Los terroristas ya no piensan que Mosul sea un refugio”, aseveró Al Saadi.

En Mosul, donde los combates se recrudecieron desde finales de 2016, luchan las Fuerzas Armadas iraquíes junto a las tropas conocidas como Al Hashad Al Shab (Movilización Popular). Según el gobierno de Bagdad, Daesh sólo controla un dos por ciento de Mosul, segunda ciudad en importancia en Irak y su capital petrolera.

En apenas 12 kilómetros cuadrados, los seguidores de Al Baghdadi se encuentran acorralados y en la desesperación por sobrevivir recurren a lo que tienen a su alcance. Y las armas químicas son uno de los fuertes de ISIS a la hora de golpear. El 18 de mayo, el diario The National, de Emiratos Árabes, informó que Daesh nuevamente utilizó sustancias tóxicas, que podría ser gas cloro o gas mostaza, contra las tropas iraquíes. Según testimonios de autoridades y soldados en Mosul, los terroristas lanzan los ataques sobre zonas densamente pobladas de Mosul.

El último gran revés para el Estado Islámico en Irak se produjo a mediados de mayo, cuando se confirmó la muerte del “emir” de Al Qaeda en la ciudad de Al Jales, señalado como “mano derecha” del Califa Ibrahim, según anunció Udai Al Khadran, alcalde de la localidad.

La avalancha de derrotas de Daesh también se trasladó a Siria. En el norte del país, las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS, conformadas por milicias kurdas, árabes y de otras nacionalidades), despejaron casi toda la región de la presencia del grupo terroristas. En los últimos días, las FDS tomaron el control de la ciudad de Taqba, a solo cincuenta kilómetros de Al Raqqa, la tercera localidad en importancia en Siria y que ISIS controla desde 2014. Las FDS, respaldadas por la Coalición Internacional, no sólo derrotan al Estado Islámico en el plano militar, sino que dan duros golpes a la moral de los terroristas y, a su vez, asisten a los cientos de desplazados por los combates, trasladándolos a zonas seguras.

Al mismo tiempo, con la consolidación de la Federación del Norte de Siria (FNS), encabezada por los pueblos kurdo y árabe, el ISIS queda sin una de sus armas ideológicas: el llamado a conformar un Estado regido por el wahabismo, la versión más conservadora del Islam, discurso que en un principio le sirvió para aglutinar a clanes y tribus sunitas desencantadas con el gobierno de Al Assad. La igualdad de derechos, étnicos y religiosos que se respeta en la FNS, además de la inclusión, la democracia, el destacado rol de las mujeres y la participación popular como ejes de la construcción de una nueva sociedad, dejan al Estado Islámico casi sin sustento, sobre todo luego de que las poblaciones que estuvieron bajo su control vivieron en carne propia un sistema represivo y excluyente que negaba la propia vida.

En el resto de Siria, la férrea alianza entre Damasco, Moscú, Teherán y el Hezbolá libanés tampoco dan tregua a ISIS y a otros grupos terroristas. Después de la liberación de Alepo, capital financiera del país, las derrotas de los terroristas se acumulan, mientras en el plano diplomático se disputa el control del futuro sirio.
A mediados de mayo, las Fuerzas Tigre, unidad del Ejército sirio, asaltaron varios pueblos en la llanura estratégica de Maskana, en la parte oriental de Alepo y que conecta con Al Raqqa, para seguir limpiando la zona de terroristas.

Por estos días se conoció que los últimos contingentes “rebeldes” fueron evacuados de la ciudad de Homs, según lo anunció el gobernador de esa provincia, Talal Barazi. Por primera vez desde 2011, ahora la localidad se encuentra bajo el control de las fuerzas gubernamentales. Por otra parte, el Ejército sirio reforzó su presencia en la provincia de Deir Ezzor, una de las zonas donde ISIS replegó a sus combatientes.
En las últimas semanas, la frontera entre Siria y Jordania, en el sur del país, se convirtió en una zona caliente, debido a los bombardeos estadounidenses. A principios de este mes, la monarquía Hachemita rechazó el acuerdo firmado en Astana, Kazajistan, en el cual se establecieron cuatro “zonas de distención” dentro de Siria, con el objetivo de atacar con más dureza a los grupos terroristas y contener las incursiones áreas estadounidenses.

Las provincias sirias de Daraa y Al Sweida ahora son el campo de disputas militares. Durante mayo, en territorio jordano se realizó el ejercicio militar anual “Eager Lion”, bajo la supervisión de Estados Unidos, situación que puso en alerta a Damasco y a sus aliados. En las operaciones, que duraron diez días, participaron unos 7.400 soldados de 20 países del mundo.

Aunque Jordania se posiciona como un país “neutral” ante el conflicto sirio, la monarquía es acusada de entregar ayuda financiera, logística y militar a los grupos terroristas. Ante esta situación, el Ejército sirio envió tropas a la frontera entre ambos países. En los últimos días, el gobierno sirio denunció que soldados occidentales habían ingresado al sur del país por la frontera jordana con el objetivo de respaldar al Ejército Libre Sirio (ELS), otra de las organizaciones terroristas que operan dentro del país. El jueves pasado, Estados Unidos bombardeó a las tropas sirias apostadas en la zona fronteriza, hecho que fue calificado como “terrorismo de Estado” por Bashar Al Yafari, embajador de Siria ante Naciones Unidas (ONU).
Por último, la agencia Al Manar informó el fin de semana que el Ejército sirio, junto con Hezbolá y las Fuerzas de Defensa Nacional, avanzaron sobre zonas controladas por el ELS en el este de Damasco, en las fronteras de las provincias de Raqqa y Alepo.

¿Qué busca Estados Unidos con el Estado Islámico? El anuncio del jefe del Departamento de Defensa, James Mattis, realizado este fin de semana muestra la nueva variante. “Donald Trump ordenó cambiar la táctica basada en obligar a Daesh a huir de los lugares seguros por otra consistente en cercar al enemigo en sus bastiones para aniquilarlo in situ”. Mattis, mejor conocido por su apodo “Perro Loco”, agregó que “ya no vamos a aplazar la toma de decisiones porque Washington tiene que autorizar los movimientos tácticos sobre el terreno”. O en otras palabras: la Casa Blanca autorizó al Pentágono a atacar Siria e Irak sin depender de órdenes superiores. Si la aviación estadounidense realmente tendría como objetivo principal derrotar al Daesh, este anuncio presagiaría una “campaña acelerada” contra los terroristas, como lo afirmó el propio Mattis.

Aunque Estados Unidos sostiene una alianza con los kurdos de Siria en la lucha contra el ISIS, que se basa en el equipamiento de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG/YPJ) y la coordinación de los bombardeos de la Coalición Internacional en el norte del país, también es verdad que la aviación estadounidense lanza sus ataques en otra zonas de Siria y el anuncio del Pentágono podría desencadenar un profundización de ataques. Aunque Trump ordenó el envío de armas a los kurdos, también debe rendir cuentas a Turquía y Arabia Saudí, sus principales socios –junto a Israel- en Medio Oriente. Ankara, Riad y Tel Aviv no han modificado demasiado su postura sobre la necesidad urgente de derrocar al presidente Al Assad, destruir al Estado sirio tal cual se lo conoce e implantar una administración afín o, también, desmembrar al país para ejercer el control en una región rica en agua dulce, hidrocarburos y tierra fértil.

El gobierno de Damasco denunció en varias ocasiones que los ataques de la Coalición Internacional tienen como objetivo al Ejército sirio –hecho que se comprobó en reiteradas oportunidades-, al mismo tiempo que permite el reagrupamiento de los grupos terroristas para que avancen sobre pueblos y ciudades. Pese a que Washington diariamente fustiga contra el Daesh, es bueno recordar que a varias organizaciones irregulares armadas la califica como parte de la “oposición moderada”, con la cual tiene relaciones diplomáticas y económicas fluidas.

Cuando hace tres días Trump  visitó Arabia Saudí dejó en claro que la alianza entre Washington y Riad debe ser revitalizada. Por eso, firmó un acuerdo con el rey Salman bin Abdulaziz por 350 mil millones de dólares para que, en diez años, Estados Unidos le entregue armamento a la monarquía saudí. El 20 de mayo, la agencia de noticias Al Masdar informó que las fuerzas iraquíes “incautaron una gran cantidad de armas de un depósito del grupo terrorista Estado Islámico en el oeste de Mosul”, donde “varias cajas de armas de Arabia Saudí fueron descubiertas”. Aunque Trump y el rey Salman también acordaron coordinar una lucha descarnada contra el terrorismo, parece que ese discurso sólo quedará en las páginas de los diarios.

A principios de marzo, en una entrevista con Fox News el ex presidente de Afganistán, Hamid Karzai, aseveró que “el Estado Islámico es un producto de Estados Unidos”. El ex mandatario, que llegó al Ejecutivo afgano caminando en una alfombra roja desplegada por Washington, agregó que el Estado Islámico es una “herramienta” de la Casa Blanca.

El 1 de marzo pasado, los grandes medios de comunicación divulgaron que Al Baghdadi había reconocido la derrota de ISIS y se despidió de sus seguidores. La veracidad de la noticia genera dudas, pero lo real es que el Daesh camina por una pendiente que lo lleva a su desaparición. Aunque derrotado militarmente, el grupo terrorista comandado por el silencioso y oscuro Al Baghdadi seguirá operando en otros puntos de Asia, África y Europa. Los atentados, al mejor estilo Al Qaeda, son ahora el arma más eficaz de ISIS. Y, por supuesto, sus grandes cuentas bancarias -infladas por el dinero de Arabia Saudí, Turquía y el robo sistemático del petróleo en Irak y Siria- que son invertidas, sobre todo, en la propagación del wahabismo, ideología oficial de la monarquía saudí que Riad exporta sistemáticamente desde la década de 1970 con el objetivo de oscurecer al mundo.
leandroalbani@gmail.com