domingo, 23 de junio de 2019

¿Hacia dónde va China? (Parte 1)



 Por Sergio Rodríguez Gelfenstein:
Hace aproximadamente un mes publiqué en este mismo espacio dos artículos titulados “Mucho más que una guerra comercial. El conflicto de Estados Unidos contra China” en los que daba datos para argumentar las razones por las que considero que existe un trasfondo mucho más profundo y de carácter estructural en este conflicto. Creo que darle denominación de “guerra comercial” da sustento a una parte de la contienda: su condición de guerra, pero no la otra, la de ser estrictamente comercial.


En ese sentido apuntaba a entregar información que permitía razonar sobre este ámbito, afirmaba que había una base política y filosófica en esta contienda que, si bien no retrotrae a la guerra fría, coloca otra vez sobre el tapete del debate internacional elementos de carácter ideológico que parecían haber desaparecido de las discusiones sobre la estructura y el contenido del sistema internacional.

A este respecto, algunos lectores de estas líneas me escribieron para preguntarme que quería decir al hacer tal afirmación. Este trabajo pretende, sino dar respuesta total a la pregunta, al menos entregar algunos elementos de análisis para que cada quien se forme su propia idea al respecto.
Aunque es imposible agotar este tema en uno o dos artículos, daremos algunos elementos, que asocian la discusión a la diatriba que emana de la controversia respecto de si China volvió al capitalismo o si se encuentra en la primera fase del socialismo y lo que es aún más importante, si su devenir apunta a un definitivo retorno al capitalismo o si el desarrollo de la sociedad y los planes gubernamentales orientan al país hacia el socialismo.

En una larga carta -inédita hasta ahora en su totalidad- que el comandante Ernesto Che Guevara le escribiera a Fidel Castro el 26 de marzo de 1965, poco antes de su partida al Congo y que fue publicada en La Habana el pasado 14 de junio en conmemoración del 91 aniversario de su natalicio, como parte del libro “Epistolario de un tiempo. Cartas 1947-1967”, el Che hace un extenso análisis en el que profundiza en 4 temas específicos: errores en la política económica, sistema de financiamiento presupuestario, función del partido y recomendaciones generales.

En el primero de ellos, rememorando a Marx, se refiere a los períodos necesarios para la construcción de la nueva sociedad. Después de hacer una profunda critica a la Unión Soviética y a los países socialistas de Europa con los que Cuba sostenía especiales relaciones y “hacer una crítica constructiva, por si puede servir para mejorar algunos problemas que continúan siendo graves”, afirma que: “China tardará centenares de años en tener el ingreso per cápita de los Estados Unidos. Aún si consideramos que el ingreso per cápita es una abstracción, midiendo el salario medio de los obreros norteamericanos, cargándole los desocupados, cargándole los negros, todavía ese nivel de vida es tan alto que a la mayoría de nuestros países le costará mucho llegar a él. Sin embargo, vamos caminando hacia el comunismo”.

Aunque China, no había comenzado a desarrollar la política de reforma y apertura y se encontraba en medio de la debacle por la “revolución cultural”, el Che fue capaz de proyectar sus ideas sobre el futuro. En ese contexto, estableció que un aspecto básico es el de la “técnica” la cual, según él, junto a la toma de conciencia conducen al comunismo en una fase ulterior.

Para explicarlo se hace unas preguntas y las responde de la siguiente forma: “…qué es la producción si no el aprovechamiento cada vez mayor de la técnica; y qué es el aprovechamiento cada vez mayor de la técnica si no el producto de una concentración cada vez más fabulosa de capitales, es decir, una concentración cada vez más grande de capital fijo o trabajo congelado con relación al capital variable o trabajo vivo. Este fenómeno se está produciendo en el capitalismo desarrollado, en el imperialismo. El imperialismo no ha sucumbido gracias a su capacidad de extraer ganancias, recursos, de los países dependientes y exportarles conflictos, contradicciones, gracias a la alianza con la clase obrera de sus propios países desarrollados contra el conjunto de los países dependientes. En ese capitalismo desarrollado están los gérmenes técnicos del socialismo mucho más que en el viejo sistema del llamado Cálculo Económico que es, a su vez, heredero de un capitalismo que ya está superado en sí mismo y que, sin embargo, ha sido tomado como modelo del desarrollo socialista”.

La velada crítica al modelo soviético, no esconde sin embargo su aceptación de la necesidad del desarrollo de la tecnología y la obtención de capitales, que en ese momento eran cotos exclusivos del capitalismo incluso en su fase imperialista, pero intuye que en él se encuentran “los gérmenes técnicos del socialismo”.
No ha inventado nada nuevo, solo ha encontrado en la teoría marxista los instrumentos económicos para construir el socialismo. Es coincidente con una frase emitida por Deng Xiaoping en 1962: “No importa si el gato es blanco o es negro, lo que importa es que cace ratones”, exponiendo de esa manera la contradicción principal de la época. Pero, sobre todo, entendiendo una elemental aseveración de Lenin: “El problema fundamental de la revolución, es el problema del poder”. La posibilidad de avanzar hacia la construcción del socialismo y la aceptación táctica de expresiones económicas capitalistas durante la primera fase son posibles en la medida de no existencia de dudas respecto de la orientación estratégica socialista del proceso. Eso se garantiza cuando el poder real emana de los trabajadores y se manifiesta con la posesión de las armas necesarias para la defensa de la revolución.

Al respecto, en 1994, Deng expuso que: “En lo teórico debemos llegar a comprender que la diferencia entre capitalismo y socialismo no reside en problemas como la disyuntiva planificación o mercado. En el socialismo también hay economía de mercado, igual que existe control planificado en el capitalismo. ¿Acaso en las condiciones del capitalismo ya no hay control alguno y uno puede portarse a su libre voluntad? ¡El trato de nación más favorecida no es otra cosa que control! No se crea que practicar cierta economía de mercado es seguir el camino capitalista. ¡Nada de eso! Tanto la planificación como el mercado son necesarios. Sin desarrollar el mercado, uno no tiene acceso ni siquiera a la información mundial, lo que significa resignarse a quedarse a la zaga”.

Al referirse al mismo tema, el Che, intentando descubrir las causas que ocasionaban algunos frenos visibles en la estructura de la economía cubana enunció en la carta antes mencionada que: “Se nos puede decir que todas esas pretensiones nuestras [se refiere a eliminar categorías capitalistas como mercancía entre empresas, interés bancario y otras y tomar los últimos adelantos administrativos y tecnológicos del capitalismo] equivaldrían también a pretender tener aquí, porque los Estados Unidos lo tienen, un Empire State y es lógico que nosotros no podemos tener un Empire State, sin embargo, sí podemos tener muchos de los adelantos que tienen los rascacielos norteamericanos y técnicas de fabricación de esos rascacielos aunque los hagamos más chiquitos. No podemos tener una General Motors que tiene más empleados que todos los trabajadores del ministerio de Industrias en su conjunto, pero sí podemos tener una organización, y, de hecho, la tenemos, similar a la General Motors. En este problema de la técnica de administración va jugando la tecnología; tecnología y técnica de administración han ido variando constantemente, unidas íntimamente a lo largo del proceso del desarrollo del capitalismo, sin embargo, en el socialismo se han dividido como dos aspectos diferentes del problema y uno de ellos se ha quedado totalmente estático. Cuando se han dado cuenta de las groseras fallas técnicas en la administración, buscan en las cercanías y descubren el capitalismo”.

En China, la política de reforma y apertura iniciada en 1978, encaró estos dos aspectos como uno solo, dando respuesta -de alguna manera- para China a las inquietudes que el Che esbozaba para Cuba.

Deng Xiaoping fue reiterativo en asegurar que el camino de China era el camino del socialismo. En mayo de 1985 durante una reunión con un académico taiwanés insistió en que en China iban a persistir en el socialismo “…y de ningún modo emprenderemos el decadente camino capitalista” estableciendo que la distinción entre socialismo y capitalismo es que el primero persigue “la prosperidad común de todo el mundo, en lugar de desembocar en la polarización entre ricos y pobres”, reiterando que se debe tratar con severidad a los que pugnan por la liberalización burguesa e infringen la ley. El problema del poder nunca ha estado al margen del pensamiento chino, sobre todo cuando se le relaciona con la idea confuciana de que lo más importante es garantizar la estabilidad del país.

En diciembre de 1986, en una reunión con dirigentes del Comité Central del Partido Comunista, fue enfático en decir que: “Al aplicar la política de apertura al exterior, captar la tecnología extranjera y utilizar fondos del exterior, lo hacemos tan solo como algo suplementario de la construcción socialista, sin permitir que esto nos aparte del camino socialista”.

En abril de 1987, durante una reunión con Lubomir Strougal, primer ministro de Checoslovaquia, reiteró que: “El primer punto que hemos deducido de nuestra reflexión [respecto al desarrollo de la economía] es la necesidad de persistir en el socialismo y, para tal efecto, librarse de la pobreza y el atraso, desarrollar en sumo grado las fuerzas productivas y, de este modo, hacer valer las características del socialismo como sistema superior al capitalismo”.

Al mes siguiente, Deng recibió a Alfonso Guerra, alto dirigente del Partido Socialista Obrero Español. Le explicó que el PNB per cápita de China en 1980 era de 250 dólares anuales y que se habían propuesto duplicarlo para 1990 y llevarlo a 1.000 dólares para fines del siglo XX. Expuso que, aunque seguiría siendo bajo por habitante, el poderío del Estado habrá crecido considerablemente. En ese momento, Deng le dijo a Guerra que esperaban llevarlo a 4.000 dólares en los primeros 30 años del siglo actual. Vale decir que 2018 cerró con un PIB per cápita de 16.000 dólares. Proyectando esa cifra, Oscar Ugarteche, Investigador titular del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM de México aseguró que, en 2045, el PIB per cápita de China superará al de Estados Unidos.

Después de la larga explicación que le hizo a Guerra en la que amplió la información con muchos detalles probablemente desconocidos por el dirigente español, Deng aseguró que eso era sólo el primer paso, pero admitió que el segundo no sería fácil y el tercero mucho más difícil que los anteriores, pero precisó con absoluta convicción que “…al construir el socialismo, China se propone demostrar con hechos la superioridad de este sistema”.

sergioro07@hotmail.com

¿Yacyreta a punto de explotar y el gobierno de Macri en silencio?


Por Norma Estela Ferreyra:  

Hubo versiones que fueron llegando como causa del apagón que comenzó en Argentina e involucró a varios países fronterizos, el domingo pasado, precisamente “el día del padre”
Fuimos escuchando versiones, desde acciones de una guerra solapada  entre China, Rusia y loa EEUU hasta los Extraterrestres en acción. Pero un video, que llegó anónimamente, desde el interior de la planta de YACYRETA, nos dice lo que realmente sucedió, con este hecho jamás visto en el mundo, algo que el presidente Macri conoce perfectamente, pero calla, ya que desea manejar los tiempos electorales para no resultar perjudicado por la verdad    https://www.youtube.com/watch?v=8KyIuki5gPA


Escuchemos a Paraguay, su socio de Yacyreta, la represa más grande del mundo, publicado el 3 de Agosto de 2018.  https://www.youtube.com/watch?v=ew6FdlwHT-g
Como vemos, el silencio del Presidente y de su gobierno, habla a las claras, que se quiere ocultar la verdad. Yacyretá se está rompiendo y será la mayor tragedia argentina. Y frente al silencio del Presidente Argentino, tenemos derecho a creer en cualquier versión:

Publicado el 13 feb. 2010   https://www.youtube.com/watch?v=YOQcdSyxSig
A pesar de que algunos niegan todo esto, algunos  ambientalistas sostienen que accedieron a imágenes oficiales de la EBY que demuestran el peligro de rotura que existe en la represa. En declaraciones exclusivas a este portal el ingeniero Roberto Ríos declaró que: La solución será desmantelar la represa. y son 90 las del país que no se desmantelan porque salen más caro hacerlo que volver a construirlas. Yacyretá se convierte, entonces, en un peligro para toda la Argentina. Estaríamos terminando con la vida de miles de personas que se asientan a la ribera del río Paraná y matando la Pampa Húmeda que como mínimo se necesitará 150 años para que el país vuelva a recuperarla, definió claramente Ríos dijo a este medio que están bastante más preocupados pero que ante la hipótesis de que la EBY se está rompiendo se encontraron con la certeza y el modo de demostrar que esto es real. (el video) Es una certeza que la represa se está rompiendo, hay enormes fallas de construcción y existen pruebas de eso. Al ocurrir el sismo en Ituzaingó también se demuestra una realidad complicada porque el sitio oficial tardó casi 40 días en informar, desde el Servicio Nacional de Prevención Sísmica, que la distancia focal del mismo fue de 15 kilómetros y el asesoramiento recibido de geólogos es que de 50 kilómetros hacia abajo podíamos estar tranquilos pero de 50 hacia arriba se tiene altísimas posibilidades de que haya sido inducido por la represa, dijo. La distancia focal es el centro donde se produjo el sismo lo que demuestra la certeza de la ruptura de la represa y estamos ante lo que sería la mayor tragedia argentina. Será en Corrientes, Santa Fe, Buenos Aires, Chaco, la probabilidad es altísima Hay otro detalle de acuerdo a los dichos de este ingeniero, y es que las represas por más que no se rompan tienen una vida útil estimada en 50 años por colmatación que la vuelven inútil por la sedimentación del río y la torna completamente. Ríos dijo que no les interesa amargar a nadie ni que entren en pánico sino salvar la vida de la gente. El video exclusivo primicia mundial Misionlandia En el video catalogado Top-Secret que llegó a nuestra redacción, se pueden observar con claridad, grietas, pozos, falta de cemento, hierros cortados y retorcidos, en los muros de la represa de Yacyretá. El video de la duración de 35 minutos, fue realizado por buzos contratados por el ente binacional Yacyretá, que controlan periódicamente las compuertas de la represa. Fallas a nuestro entender Como podrán ver en las imágenes, grietas, pozos, la falta total de cemento, hierros cortados y retorcidos, hacen que peligre la estabilidad de toda la represa de Yacyretá. Peligrosidad hasta el momento ocultada por el ente binacional a la población argentina. El video Top Secret tiene fecha 18/03/2009.

 https://www.youtube.com/watch?v=YOQcdSyxSig&t=54302s  y fue filmado a las 15:05:02 De estos detalles, se puede entender claramente que es anterior al sismo que sacudió la represa de Yacyretá el pasado mes de noviembre. Sismo que fue ocultado por casi la mayoría de los medios de comunicación. Por ende, nadie sabe en qué condiciones de peligro de posible derrumbe se encuentra en el día de la fecha la mencionada represa.

Pero nadie puede extrañarse de este gobierno, que no solo utiliza coimas para que se bajen algunas candidaturas presidenciables, por intermediación de  Pichetto, el impresentable, sino que prepara el fraude más grande, de nuestra historia, dejándonos sin democracia
 Un abogado acaba de hacer una denuncia por conflicto de intereses (fraude electoral) para la elección de presidente de 2019.; https://www.youtube.com/watch?v=1t_Vtksip-c

 Así prepara el fraude Cambiemos, yo te voy a contar. Desde el Correo Argentino están preparando el uso de la tecnología para contar los votos, a través de dos licitaciones, la primera la ganó una empresa Venezolana que tiene denuncias por fraude en su país y a nivel internacional. Se llaman Smartmatic, están pensando en poner tecnología para el conteo de votos, a través de un Software y Codigo Fuente poder manipular tu voto, tu elección. Está en riesgo la democracia. También hay otra licitación que está por ganar la empresa Indra, cuyo Presidente fue un empleado del grupo Socma, grupo empresarial del Grupo Macri. Tenemos que estar alerta todos los argentinos, quieren poner en las 15.000 escuelas qué hay en todo la argentina para votar las neetbook de Conectar Igualdad, con un código de seguridad que solo ellos van a manejar.

Creo, que ni toda el agua del Yacyreta podrá limpiar la suciedad de este gobierno.
normaef10@notmail.com



Balas se escribe con “B” de Bloqueo



Por Oscar Bravo:
Los actuales momentos políticos que se vive en Venezuela de altísima polarización, se están caracterizando por desencuentros verbales de gran impacto confrontacional, que lamentablemente nos aleja de manera dramática en la construcción de una ambiente civilizatorio, en las que se reconozcan y se toleren las diferencias…en que el pulseo ideológico, quiere dejar claro, que de una forma peligrosa, se ha ido deslizando en esta batalla política, por la sustitución simbólica de la lucha entre rivales y adversarios…para mostrar ante el mundo y sus organismos institucionalizados, de vernos como enemigos…


Las y los analistas políticos cuando intentan descifrar el juego político y observar la aplicación de todas las perversidades de una guerra no convencional y de cuarta generación, solo nos dice que todo puede suceder, en la cual la derecha expresa que todo es culpa del gobierno y que los problemas del país, quedaran solucionados casi que de manera automática, al salir del jefe de Estado…y el chavismo quiere que se respete a toda la institucionalidad democrática y que no deberíamos apartarnos del camino de la paz con justicia social… 

Pero nuestra cotidianidad cada día está más contaminada por sonidos fuertes de tambores de la guerra y la desolación, ya que la lluvia de balas por falta de alimentos y medicinas, están impidiendo que se garantice por lo menos una saludable sensación de equilibrio social y estabilidad emocional colectiva…y que la llamada presión internacional, promovida por una derecha nacional apátrida, que solo quiere ver al imperio del norte, instalados en Plaza Venezuela y llenando los estadios de chavistas y a todo lo se parezca a rojo rojito…

Eso significa que las sanciones imperialistas es lo más cercano a una descarada intromisión en los asuntos internos de los pueblos…y a su vez los bloqueos es la materialización de un injerencismo ilegal e ilegitimo que atenta en contra de todos los enunciados del derecho internacional y lanza por el abismo, las garantías de los derechos humanos, por tanto, daño que las balas de los bloqueos, quieren herir de muerte a la dignidad de los pueblos…

Algunas preguntas a los que apoyan y estimulan a los bloqueos: ¿Que van hacer con tantos millones de dólares que les tienen bloqueados a Venezuela? ¿Qué va a pasar con todas las compras de alimentos y medicinas que mantienen congelados y no dejan que lleguen al país? ¿Quién va pagar jurídicamente y financieramente, todo el daño que, a la población venezolana, le está ocasionando tan inhumano bloqueo?
Politólogo.

bravisimo929@gmail.com

Colombia La intolerancia del poder destruye la paz del país



Por Manuel Humberto Restrepo Domínguez:

Reiteradamente el poder hegemónico de Colombia hace tres tipos de peligrosos anuncios difusos: Contra la construcción de paz y el apoyo y respeto constitucional a los mecanismos de justicia determinada como un bien común de la sociedad basada en la verdad respecto a un proceso de guerra que termino por acuerdo político (JEP, Comisión de la Verdad, Unidad de Búsqueda); contra personas particulares, a quienes define a título personal como enemigos del estado y; contra el reconocimiento a los actores políticos que hicieron parte de una antigua guerra ya cerrada.


La conclusión es que el poder ha perdido la prudencia, la paciencia y la cordura propias de los estadistas, que ética y legalmente están obligados a guardar respeto y protección a los derechos y libertades de sus pobladores y a orientar con inteligencia. Con su actuar empieza a ser percibido como el mayor riesgo para la democracia y la política realizada entre adversarios y en medio de diferencias.

El gobierno está asumiendo la condición de actor político y social único, aparece intolerante y vengativo, acucioso y tenebroso emitiendo frases de amenaza y condenas contra quien objete, cuestione o se resista a actuar como él lo pide. Los medios de comunicación, hacen el eco, ese comportamiento les resulta rentable y útil para promover el imaginario de que el gobierno fue vencedor de la guerra pasada y es portador del derecho a poner las reglas de un nuevo pacto social, sin objeciones, solo que, sin ética, ni política, ni democracia.  Hay que repetirlo: nadie gano la guerra, tres generaciones de colombianos y colombianas la perdieron, recibieron en sus cuerpos y sus mentes el horror, perdieron sus sueños, su poesía y capacidad para pensar por cuenta propia en colectivo y de imaginar mundos sin odio y bajo ningún pretexto pueden ser llamados a perpetuar la tragedia, ni a tomar partido por la destrucción de la justicia, la verdad y las libertades y derechos ya ganados.

La agenda de la vida colectiva del país, está siendo manipulada con pasiones que alteran la inteligencia y someten la racionalidad a impulsos que implantan censuras,  injerencias indebidas, estigmas y acoso político, y sobre todo que caldean los ánimos de una sociedad inconforme con la desigualdad, la exclusión y los atropellos de todo tipo, para hacerla víctima de las palabras y gestos del gobierno y del partido de gobierno, que sabe fragmentar, disociar y desmontar a su antojo la percepción de tranquilidad y apaciguamiento y entronizar la intolerancia excitándola con rumores y mensajes que claman por eliminar a sus contrarios, lapidar a sus críticos, quemar en la hoguera a los herejes y ampliar la confusión que polariza e impide vivir en paz, con dignidad.

Reaparecen como si se tratara de comics, historias y hechos que parecían superados y al final de cada día queda la sensación de que el país está metido en un gran experimento, donde todos los tiempos se juntan en una sola tragedia guiada por un movimiento pendular que va de lo bueno a lo malo o de la razón o la pasión, según lo diga e impulse el gobierno. O el país perdió el sentido y recuperarlo pronto será imposible o pasa por otro momento de terror aun invisible y temporal. Son reiterados los hechos de censura, tortura, barbarie, falsedad y temeridad del poder y aunque la gente se muestra enterada e inconforme toma distancia como si todo le fuera extraño y parece dispuesta a creer que es mejor vivir sin adversarios y que si los hubiera para ellos el destino les traerá cosas terribles, inevitables.

Nadie que vea noticias, lea periódicos o consulte redes es ajeno a entender que Colombia es el país donde más asesinan y persiguen a defensores de derechos y líderes sociales por pensar por cuenta propia y defender ideas y derechos de sus comunidades, pero esta vergüenza parece estar siendo aprovechada como una oportunidad para el gobierno, que lleva cuentas y hace silencio.

Es frecuente en esta confusión, que sean los mismos corresponsables del sinsentido y de la guerra, maestros de la corrupción y del cinismo, quienes momentáneamente hagan llamados a defender a los niños, olvidando que de su seno salen los grandes despojadores de garantías a sus derechos, se han quedado con los presupuestos de la salud y las vacunas, robado el dinero de sus alimentos y llevado a la guerra que los volvió víctimas y victimarios, los dejó huérfanos, expuestos a la explotación laboral o los sacó de la escuela y de los sistemas de salud y bienestar y quedaron a merced del abuso y exposición al delito ante los ojos de todos, en semáforos, calles, basureros, alcantarillas.

El corazón de la vida social que son los vínculos sociales y la confianza creada entre solidaridades está roto. Lo rompió la intolerancia impulsada por el poder hegemónico, que se niega a permitirle a Colombia toda vivir en paz, con derechos y sentido de justicia. Los avaros desfinancian y saquean los sistemas públicos movidos por su apetito de acumulación y sus redes de corrupción y siguen ahí como si nada; las instituciones de seguridad permanecen convertidas en máquinas de terror; se producen torturas contra jóvenes reclutados a la fuerza en el servicio militar y sus superiores defienden que es entrenamiento y a las ejecuciones extrajudiciales las deben llamar entretenimiento; se censura la libertad de expresión y los censuradores siguen ahí como si nada; el gobierno es aplaudido por arremeter con furia contra las voces que cuestionen sus cifras; los ministros en coro descreditan a la ONU, Human Rigths y a países enteros y celebran su hazaña.

El estado es conminado por el mundo a respetar el derecho a la vida de líderes sociales y excombatientes cobijados por el pacto de paz y el gobierno calla; los generales cuestionados por haber conquistado medallas y soles a costa de ríos de sangre, son ascendidos y premiados; el partido de gobierno lanza diatribas de odio y no argumentos racionales y medio país parece estar de pie aplaudiendo. Sin embargo y a pesar del 10% de población en esquizofrenia (U. Rosario, 2019) todavía nada este perdido del todo, salvo la paciencia del gobierno que cayó en la intolerancia y empuja hacia el vació con el péndulo del sin sentido y el miedo.

mrestrepo33@hotmail.com

La banda Guaidó - Mentirosos y ladrones



 Por Fernando Bossi Rojas:

Cada día que pasa queda más en evidencia que Juan Guaidó y su banda, no son otra cosa que una peligrosa asociación ilícita dedicada al robo, estafa, tráfico de influencias, desfalco, cohecho, fraude y terrorismo. El grotesco acto de su autoproclamación como “presidente de la República”, para cualquier ojo avizor, era un anticipo claro de lo que vendría.

Pero lo que más llama la atención es cómo la figura de Guaidó pudo generar expectativas en el alto mando estadounidense, incluyendo al propio  presidente Donald Trump. Porque es de suponer que tendría que existir  una suerte de “control de calidad” sobre los mascarones de proa  contratados  por  la Casa Blanca para representarlos.



Guaidó y su combo no pudieron engañar al pueblo de Venezuela, y esto era más que sabido porque los venezolanos y venezolanas no son tontos. La pandilla de Juan y Leopoldo tampoco pudo quebrar a las fuerzas de seguridad y mucho menos a la patriota y revolucionaria  FANB. Y para completar su cúmulo de torpezas y desaciertos tampoco logró  aglutinar a la dividida oposición bajo su mando, ni en el plano de la dirigencia ni menos aún en sus bases.

Fracaso tras fracaso, hoy por hoy, la derecha venezolana se encuentra más fragmentada que nunca, como lo manifestó el propio Mike Pompeo en recientes declaraciones.

Para colmo –analizan los voceros de la derecha nacional e internacional–, todo ese desfachatado y criminal accionar del “autoproclamado”, ha contribuido a fortalecer  la unidad cívico-militar bolivariana, ha profundizado  las relaciones del gobierno revolucionario con China, Rusia, Irán y otros países adversos al imperialismo estadounidense,  como también ha volcado al pueblo a las calles en defensa de la Patria y su soberanía.

¿En algún momento los think tank estadounidenses imaginaron que con semejante “estado mayor” podían derrotar a la Revolución Bolivariana? De ser así –y creo que fue así–, queda develada la pobreza de sus análisis.
 
Los imperialistas frecuentemente apelan al invento de un pelele útil a sus intereses, que siga al pie de la letra el guión escrito desde Washington, bajo la promesa de ser recompensado una vez logrados los objetivos trazados.  Pero en este caso, Guaidó y su combo se han propuesto “cobrar sus honorarios” antes del cumplimiento de lo pactado en el contrato. Así, estos hambrientos Dragones de Komodo, han salido descontroladamente a engullirse todo aquello que esté a su alcance. La política fue una mera excusa para delinquir, su lucha “contra la dictadura” un pretexto para adueñarse de patrimonio legítimo de venezolanos y venezolanas y, de paso, quedarse también con una cantidad importante de dólares suministrados por sus empleadores.

Desde Citgo hasta las partidas para el refrigerio de los guarimberos, todo ha sucumbido a su voracidad. Dinero que cayó en sus manos fue dilapidado en fiestas, gastos  personales, viajes, lujos, borracheras y otras extravagancias.
 
Hasta el mismo servil de Luis Almagro ha solicitado a viva voz una minuciosa investigación  por una grave denuncia de corrupción formulada contra el equipo de Juan Guaidó en Cúcuta,  que ha manejado millonarias sumas de dinero a raíz de la supuesta “ayuda humanitaria” a Venezuela.

El daño que este grupo de ladrones ha ocasionado a Venezuela, a su pueblo, es de una dimensión extraordinaria. Y se explica también porque sus jefes del norte son de la misma calaña. No hay que olvidar que personajes como Nike Pompeo, Marco Rubio, John Bolton o Elliott Abrams reúnen prontuarios frondosos.

Todos estos personajes del entorno Trump recibieron informes falsos de la banda Guaidó; hicieron creer que el pueblo los apoyaba, que el chavismo estaba dividido y desmovilizado, que la FANB les obedecía y que el gobierno estaba aislado en el mundo y en desprolija retirada. Toda una serie de mentiras con el solo objetivo de enriquecerse.

Dice la mitología griega que mientras Hefesto (Dios del fuego, la forja, la metalurgia y los artesanos), elaboraba una figura para representar la verdad (Alétheia), Dolos (personificación del fraude, el engaño, los ardides y las malas artes), quien trabajaba como ayudante en el taller, aprovechó un momento de distracción del dios para esculpir una imagen similar a Aléheia pero que no alcanzó a terminar. Era muy parecida, pero sus pies estaban inconclusos. Ambas figuras fueron horneadas y a cada una de ellas se les insufló vida. La verdadera, la creada por Hefesto, caminó con firmeza, con decisión y sin titubeos; pero la segunda, aquella a la que Dolos no había terminado, luego de dar unos pasos se tambaleó y cayó. De ahí el dicho que la mentira tiene “patas cortas”.

No han pasado seis meses de la “autoproclamación” y la Banda Guaidó comienza a tambalearse. Su caída es inminente.

fernando.bossi.rojas@gmail.com

La eterna vigencia del capitalismo primitivo



Por: Jesús Arenas:
No pretendo dar una catedra de Derecho Romano ni confieso algún recalcitrante prurito contra el capitalismo vigente, porque la realidad me obliga, a duras penas, soportarlo y vivirlo. Pero es pedagógico dar a conocer brevemente a nuestros jóvenes lectores, un asomo de ese aspecto, por considerarlo “justo y necesario”, es decir, una curiosa tabla comparativa de ciertos pasajes del derecho primitivo romano que aun rige los destinos del campesinado latinoamericano.


Diariamente conocemos las penalidades de indígenas y trabajadores humildes del campo que reclaman su abandono y sufren el despojo auspiciado por las oligarquías enquistadas en el poder, con la complacencia de cuerpos armados utilizados como verdugos de su propio pueblo. La represión es una característica derivada del atropello imperial de la antigua Roma, utilizada por el neoliberalismo imperialista.

En el Derecho Romano, estaba muy claro para los patricios (oligarquía) lo que debían obtener de las obligaciones (nexum) establecidas para expoliar a los plebeyos rurales y despojarlos de sus tierras y frutos.  Ese “nectare” anudaba, ataba hasta la propia vida del campesino mediante leyes continúas evaluadas y acordadas en los concilios privados de sus palacios. El deudor que nacía de esas obligaciones agiotistas, respondía hasta con su propio cuerpo por las deudas adquiridas e impuestas.

Aquella famosa “ley de las Doce Tablas” permitía la condena por deudas mediante la detención del deudor, fijando el peso de las cadenas que le colocaban como escarmiento por su incumplimiento y la limosna de alimentos que recibía despectivamente del acreedor. Sometido a un estado de esclavitud, el plebeyo rural, perecía junto a su patrimonio y su familia. La ley lo juzgaba, a imitación, con una capitis diminutio y el desarraigo de su páter familiae

Transcurrido cierto plazo sin que pudiera cumplir su pago, el campesino romano, a instancias del orden “legal romano”, podía ser vendido, por el acreedor, o ser sometido como esclavo o matarlo. ¿Acaso no es algo parecido al sicariato rural o ajuste de cuentas que padece nuestro campesino por parte de los terratenientes? Desde esa práctica asesina corre el imperialismo hasta nuestros tiempos, aunque tratadistas nos confundan con terminologías jurídicas superpuestas y simuladas.

Las deudas actualmente pueden crear derechos a varios acreedores lo que permite la ley subrogarse en el cobro, pues en la época romana, varios acreedores podían reclamar, igualmente, sus derechos al deudor formando parte de la “gavilla” que lo podía destrozar corporalmente repartiéndose sus miembros, en virtud de la relación personal establecida. La denominada “venganza privada” estaba regulada por la Ley del Talion. A partir de ciertas épocas del imperio romano la obligación estaba relacionada con el crédito y confundida con el derecho penal.

Hoy día, nuestros gloriosos banqueros en contubernio con terratenientes, negocian el asedio al campesino solicitando leyes a los gobiernos neoliberales para darles cierto viso de legalidad. Vemos como persiguen a los cultivadores ancestrales para construir represas, edificaciones, sin importarles la contaminación de las fuentes ni la infertilidad del suelo. Levantan sus fábricas para obtener productos que les enriquecerá más y les permitirá la obtención de dinero fácil ocasionando una esclavitud de hambre en los cordones de miseria (favelas) de las ciudades, mediante la escasez, la especulación y el acaparamiento.

Es una realidad palpable que los medios ocultan a cambio de una tarifa e interpretan demonizando a los delincuentes pobres. Es perogrullada insistir que nuestros campos están cada vez más abandonados y áridos. Ya no resisten más préstamos desvergonzados de las élites terròfagas; lucen exprimidos e improductivos. Nuestros organismos sobre la materia no son suficientemente diligentes en recuperar y hacer cumplir los créditos otorgados. Así asistimos indiferentes a una insolvencia ex profeso de los poseedores y propietarios, entre comillas, del 75% de las tierras sin que produzcan nada ni se conozcan sus frutos. Solo somos testigos de la opulencia de los deudores y los viajes de placer que disfrutan.

Las penas pecuniarias fueron creadas desde la época imperial romana para darle una visión “justa” mediante las llamadas “composiciones voluntarias”, donde se fijaban las sumas de dinero del pago. Pero, como siempre, la ambición del acreedor, abusó con penas desproporcionadas establecidas en sus tarifas impositivas (algo similar a los intereses de nuestras cartas de crédito) pretendiendo darle viso de legalidad mediante un tipo de “composición legal”. Dada la imposibilidad del deudor para cumplir con su obligación en la fecha indicada, se establecieron “plazos” para darle cuerda al asunto y crear una tética de expoliación y garantías al acreedor.

Esto se hacía en reuniones privadas con la presencia de cinco testigos (comprometidos) y el llamado “librepens” (juez de la balanza). No tan lejano de las famosas conferencias privadas de nuestros banqueros, jueces, terratenientes y representantes oficiales para imponer el tipo de garantía al deudor. El plebeyo romano quedaba “entetado” (no es un término del latín, es jerga) sin que importara a sus acreedores la miseria a que era sometido por una posible ruina natural, guerra o asalto.

El “Vindex”, era una figura fácil para los patricios, pero no para los plebeyos campesinos por lo que crearon una nueva ley: la lex Vallia” que permitía el deudor defenderse por sí mismo. Una acción decorativa por cuanto la debilidad del campesino era patética. A través de una ojeada al derecho primitivo romano, podemos cerciorarnos que esas figuras jurídicas subsisten con palabras y lexicografía nueva, pero en el fondo conservan aquellas injusticias en el medio rural de América latina y de los continentes tan abandonados como el nuestro (Bolivia, Perú, Argentina, Chile, India, etc.) el imperialismo cambia de ropaje, pero guarda su cinismo. Muy poco ha sido modificado el derecho romano. Rendimos pleitesía a ser descendientes, pero los atropellos legales continúan ahondados con el neoliberalismo y el imperio letal que nos subyuga. Las retoricas leyes insisten en la esclavitud (ejemplo las reciente leyes del “kusasky” peruano y del Macri en Argentina)

Testigos presenciales somos del artificio legal que encausa al campesino y que lo despoja. Una vez expropiado de su terruño, se le somete a la venta en masa de su patrimonio para adjudicarlo a compradores confabulados a favor del acreedor, quienes previamente han acordado bases para el remate. Las posturas “amañadas” permiten la apropiación de sus tierras.

Después “del acto legal” las ofrecen como garantía para otro préstamo, suscitándose una cadena de fraudes y estafas por cuanto se insolventan o no cumplen con el propósito de la inversión productiva, ante los ojos cerrados de los organismos que toleran el desfalco al fisco nacional, burlando el propósito para el desarrollo y producción del campo. A los acreedores les conviene la importación de productos porque se benefician con el descontrol de precios imperantes en muchas de esas economías latinoamericanas.

He ahí la importancia de repasar el Derecho Romano para descubrir que poco o casi nada de esencia y fondo ha cambiado sobre la justicia social desde esas épocas. Por eso la economía tiende a crear algo diferente, aunque sea desde el punto de vista financiero con las criptomonedas. En otra entrega revisaremos sus antecedentes, si los hay, y las consecuencias existentes bajo la manga, de esa nueva tendencia. Venceremos.
(Venezuela)

.fundapoder@hotmail.com

La retórica de la apariencia y el engaño



Por Mariano Sierra:
Del dicho al hecho hay voluntad política, hay gobierno con principios, hay palabras y acciones.

Los discursos retóricos confunden y dilapidan el sentido social. Hoy es frecuente que nuestros gobernantes, y pastores de iglesias y políticos proliferen este género literario para impresionar a los gobernados creando una profanación del sentido de gobernanza al igual que a su lenguaje.  Gobernar es darnos al otro dentro del más hondo espíritu humanista. La política como el gran arte ordenador social en favor de una comunidad que busca el bien común, no puede ser motivo de desviarse en sus objetivos para mostrar unos procesos o una programática ejecución social adornando los hechos con mentiras.


La retórica no permite aligerar la carga del sufriente. La retórica en todas sus veces hace perder la identidad. Adornar los mensajes sociales profanan, vuelve más infeliz al necesitado. La retórica, su profundidad hipócrita con la que se nos promete la gobernanza construye el sin sentido del estado. El discurso retorico, populista y florido con el cinismo del adorno tiene el lema del juego de palabras, con ese lenguaje profano para anunciar las cortinas de humo o para expandir los círculos viciosos.

La estrategia es burlona, es eficaz para los fines de quienes la profesan. La retórica del gobernante y del político esta atiborrada de diagnósticos confusos, las formulaciones no pertenecen al ámbito social. Ese disenso retorico entorpece todo acto de estado, rechaza el querer social. El discurso retorico de la gobernanza es un proceso histórico de doble moral.

El uso de la retórica dentro del contexto de gobierno, es la cultura de la apariencia, de maquillar la realidad y así mostrarse a la comunidad. La retórica es un elemento más del engaño de las gobernanzas. Esta técnica disfraza los programas de desarrollo, reforzados con demagogia, cuyo fin es hacer que la comunidad tenga un matiz positivo de lo que se anuncia-

El discurso político es una burla programada, más aún cuando estos discursos han sido producto de la exhumación de la retórica que los engalana, pero su frivolidad esta inserta en su contenido con un descaro cínico. Con el uso del lenguaje retorico, el orador cual sea, se considera un estratega con el florido de las palabras y al decir de algunos doctrinantes son la vía para tergiversar los hechos-

Con la retórica, la comunicación se realza negativamente para asumir un dominio social para disuadir situaciones obteniendo lo que se quiere. Cuando se acude a la retórica permite en la profundidad de su sentido con su uso perverso, diferenciar lo injusto con lo noble. Aristóteles ya lo decía que los recursos del lenguaje es un elemento que está en la vía para los deseos personales o transmitir un pensar adverso.
 Y es que la retórica del engaño cubre muchos escenarios de la vida. Por ejemplo, la vemos deambular por las esferas religiosas como a través de ella todo tipo de pastores y líderes adornan sus homilías y encuentros con el difuso lenguaje lleno de miedo y castigo haciéndole difícil el discernimiento a su grey, facilitando la sumisión sin razones, permaneciendo en el oscurantismo.

Y a nuestros jueces, doctrinantes y abogados que deslizan su oralidad y su pluma también con la retórica de la incomprensión y del devenir por los laberintos del derecho que a veces a ellos mismos les hace difícil salir, mostrándose como grandes eruditos de la ley y el derecho, que bien les cae leer, practicar y conocer el libro de las Sentencias del juez Magnaud. Que bien que disciernan la construcción del lenguaje sencillo y claro, de las defensas justas y lo erudito de su humildad, de lo discreto, de su honradez conque asumía los procesos con dignidad y justicia, de sentido humanista que no entendía la exegesis normativa, pero si la razón del otro. Con hombres así se recupera la fe en el derecho y la fuerza de la justicia verdadera.

El contenido de la retórica es irónico, supone un holocausto que bloquea el bien común, mientras que favorece otras latitudes sociales. Todo el devenir del gobierno cabalga a lomo de la retórica como un nuevo lenguaje sociopolítico. El lenguaje retorico es una forma de gestión por el cual se quiere demostrar la perfección de la ficción de los compromisos sociales.

La retórica en manos de perversos gobernantes, líderes y políticos se cataloga de monstruosa, predica Jacob Burckhart.  No es querer descalificar la figura que siempre ha tenido el valor de realzar gestiones humanas sino de descalificar su mal y perverso uso por miembros sociales y de gestión pública para persuadir y disfrazar hechos, lo que a veces se quiera poner en decadencia.

Los órganos de poder no entienden la dialéctica de la liberación. De allí que den rienda suelta a hacer uso de la retórica, conciencia del engaño y ausencia de desarrollo que producen el sentir de las contradicciones, falacias que esconden la verdad. A esas contradicciones retoricas se les derrota con el lenguaje puro de la liberación. Que ironía como muchos hoy en día basados en el lenguaje retorico del malestar viven convencidos que el mundo va bien, que el país crece, pero no se ve.

La sociedad hoy quiere hablar de paz, de no violencia, pero hay otras elites sociales que buscan hablar del hombre en otros contextos. Esos son los positivistas que no entienden la libertad limpia, solo entienden el poder dominante y los hechos que generan desigualdades, indiferencias. El lenguaje del dialogo se volvió una ficción, por lo tanto, hay que enfrentar a quienes nos enfrentan unos a otros.

Todo cambio, toda revolución social, busca la unidad, siendo este devenir una forma de lenguaje, de comunicación, porque la comunicación es social, es obra humana que se encuentra inserta en las conductas de toda una comunidad. La comunicación sirve en la medida que exterioriza sentido de vida, de verdad, de hechos realizables, de programas de gestión pública y privada.

 La retórica o esa comunicación que todos los días convive con nosotros que hace parte de nuestro vivir, les sirve también a los poderes...decía ... Mark Thomson. para abrir caminos llenos de trampas, de componendas, de desacuerdos, de incumplimientos. Recordemos de nuevo a Mac Luhan cuando nos dice que ...el lenguaje como tal no importa, importara los efectos acompañados de la forma y la acción... Con la comunicación oral o escrita se violan los derechos, se viola el estado de derecho en toda su dimensión ética, jurídica y constitucional.

Una comunicación o discurso con sentido será aquel que pueda ser comprendido, esto es, que el lenguaje sea claro, veraz y la coherencia resalte plenamente. Para nadie es un misterio que Jesús en su proceso evangélico utilizo un lenguaje sencillo al alcance de todos sus seguidores, Jesús no escondió sus principios, ni sus pensamientos, su oralidad se precisa fuera de confusiones, patrañas, mentiras, o adornos acomodados, a tal medida que hoy sus palabras perduran con más fuerza, con más coherencia, claridad, verdad, justicia y amor.

Esta reflexión es una convocatoria para que aquellos que se dicen demócratas vayan más allá del lenguaje promesero y deshagan sus ambiciones que les impide hacer gestión de bien común. Vivimos la democracia de ficción que se desarrolla por medio de la comunicación y la palabra que atrapa la verdad impulsando la mentira.

. No obstante, las perversidades populistas, la razón de la democracia está latente para asumir las contiendas participando sin temores en los debates políticos y sociales. Los términos políticos y sociales son los apropiados en este protocolo. Los políticos nunca son claros pues ellos están siempre en busca de encubrir sus propios actos con expresiones polarizadas al verdadero sentir, y lo social es el gran afectado, el gran perjudicado por las infracciones políticas-

Cuando la retórica es usada por políticos y líderes públicos o sociales no conlleva a realizaciones de gestión práctica. No se cumple la ley de que la palabra sin acción es infecunda, es una cortina de humo, todo es una ficción. El poder de la palabra penetra todos los confines humanos y su entorno, pero no podemos hacer uso de ella para maquillar las realidades, para hacer abstracciones   sucias.

La retórica deformada es un laberinto de trucos verbales que envolatan con argumentos baladíes las expectativas   de una comunidad débil y tortuosa donde la labia hace furor imaginario en cabeza de unos administradores públicos. En términos de biopolítica la retórica social busca medir el cómo se puede manejar el gobernar para que el colectivo comunitario logre interrelacionarse para conseguir las oportunidades propias de desarrollo.  Mark Thompson nos llama la atención diciéndonos... El lenguaje público está perdiendo capacidad real de explicar y concretar con la gente....
..
Mark Thomson de otro lado nos explica que... La retórica política es dudosa, que manipula. Domina y en vez de presentar debates honestos entre los medios y los políticos caracteriza la desconfianza y la apatía......  Es típico que la retórica nefasta siempre emprende acciones de conciliación confusa.

No se encuentra en la política del país un lenguaje social y democrático que se comprometa a llevar a cabo programas de gestión pública que proyecten cambios y en especial un bien común contra las injusticias que se viven. Urge un lenguaje desintoxicado, libre de marginaciones y lavados de manos. No mas gobierno de ficción, ni de retórica autoritaria, ni de aptitudes de gestión arrogante ante las realidades del país. La comunidad de gobernados requiere mensajes claros, sin divagaciones, mensajes que sean prácticos en la ejecución del cumplimiento constitucional.

La obesidad de la información. Su uso irresponsable por las redes sociales, está generando virus social y político que se expande hasta llegar al clímax que sobrepasa las consecuencias. Las redes sociales, cada una con sus respectivos intereses personales, penetra en la sociedad haciéndole perder sus razones y toda objetividad, produciendo un mundo de hiper ansiedad y de hiper fantasía, de hiper actitud de poder, de desengaño y confusión para que una sociedad se canse y se vuelva apática.

Pero esta apatía también cansa estando latente un desencadenamiento por llegar que enfrentara lenguajes, de una parte, el lenguaje retorico-opresor y de otro lado el lenguaje de la liberación social.  Otro lenguaje también predomina. El lenguaje de lo prohibido, de la coacción, frente al lenguaje del sí se puede, de lo posible, el lenguaje del pueblo donde existe el poder del pueblo.

El lenguaje retorico de un estado fallido se suma a la expresión falsa que con su entonación represiva pareciera predicar el silencio y el olvido social. Con lenguaje retorico y conmovedor lleno de incertidumbres no se gobierna ni se administra una nación, solo se polariza provocando crisis de todo talante en todas las esferas políticas y sociales.

Gobernantes, políticos, pastores y líderes sociales, ustedes han abrazado el lenguaje retorico olvidando la verdad para adherirse al lenguaje. Los problemas y programas de gestión se tratan mediante una locuaz comunicación que sobresalta los ánimos para calmar las emociones de una comunidad necesitada ávida, para que un estado les dé solución a sus asuntos. Hoy los escenarios de gobierno se sostienen en un medio como el retorico para crear apariencias de estado que con habilidad silencian al otro, controlando poderes. Esta técnica con sus arabescos seductores y persuasivos hacen perder la voz comunitaria y su actuar social. El futuro de la comunidad se encamina a desenmascarar a los farsantes que nos conducen con la retórica a la apariencia y el engaño para gobernar y para ello hay que proferir denuncias, revocatorias y sanciones por no ejercer sus funciones.
marsblawyer@gmail.com