sábado, 24 de junio de 2017

Terror en las calles, al norte y al sur

Por Manuel Humberto Restrepo Domínguez

En el Centro Andino al Norte de la ciudad, una bomba produjo un estruendo de terror que sin explicar nada dejo una huella de muertos y heridos inocentes y de paso recordó que la barbarie está viva. Al Sur de la misma ciudad un día después, una granada despertó el silencio y dejo 7 heridos, anónimos. Los dos hechos de terror llaman a profundizar la democracia como antídoto y a responder con políticas efectivas de paz y a desarmar sin excepción a todas las personas, grupos, parches, pandillas que tengan armas, que comerciantes, ganaderos, terratenientes, transportadores y hasta funcionarios, portan con permiso legal con la excusa es hacer valer la legitima defensa por su seguridad personal y la de sus bienes.


Otros portan y usan armas de manera ilegal para atacar, hacer valer su voluntad o imponer su inhumana manera de convivir.  Las armas legales son distribuidas por el Ministerio de Defensa encargado de garantizarle al estado el monopolio de la fuerza y las ilegales distribuidas por comerciantes del mercado negro y compradas con la misma excusa y de paso imponer una patética e inhumana manera de vivir entre intimidación y amenazas que hace del delito una actividad sostenida con la debilidad del estado también amenazado y penetrado por las mafias y el espíritu mafioso.

Los dos hechos de terror, uno el sábado en el Norte anuncia una tragedia para el país, el otro el domingo en el Sur, deja una tragedia para el barrio y unas pocas familias. Los dos hechos son condenables, abominables y los rechaza la sociedad comprometida con la paz y la reconciliación, cansada del se odio y de los continuos llamados a cerrar con dolor y sangre sus conflictos. Los dos hechos humanamente tienen características similares, que la política y la estructura elitista del poder se encarga de separar, de marcar diferencias. Los medios los presentan con indicadores de reproducción del morbo y ocultan la real y más grande tragedia colectiva que es la desigualdad que permite ver en una misma calle del Norte al automóvil Ferrari o Lamborghini más codiciado o la prenda más costosa del mercado, junto a imitaciones de relojes rolex, ventas callejeras y niños desnutridos mendigando.

El Sur apenas si existe, la retina común lo anuncia como un borde de lomas con casas apiñadas y gentes peligrosas. El centro Andino, en cambio, es el corazón de la llamada zona Rosa donde la clase media va de una vitrina a otra, de un bar a un wok. La zona incluye la posibilidad de que lo que allí ocurra saldrá en televisión, hace un par de años una balacera entre esmeralderos fue noticia y hace un año se supo que se habían robado la bicicleta de Carlos Vives. Allí  están los almacenes de don Amancio Ortega el más rico del mundo, el de Zara, Massimo Dutti y Stradivarius, también famosos en Paris, Madrid y Londres y están los mejores escaparates de la moda y del diseño, es lugar de encuentro, de rumba y restaurantes.

El estruendo de terror es parte de una mentalidad de ultraderecha que se niega a hacerle el duelo a la guerra y al horror y sabe que para el norte un estruendo estremece y en el sur adormece. En el Norte en solo minutos había 14 ambulancias, 2 carros de bomberos, el alcalde y sus secretarios y el presidente un par de horas después, las cámaras de grandes medios y las voces de congresistas. En minutos daban los nombres de tres mujeres jóvenes asesinadas, una de ellas francesa. El gobierno ofreció una recompensa de 35000 dólares por información útil, compensaciones de 6000 dólares por vida perdida y conmino a los centros de salud a atender sin objeción a las otras víctimas. Sobre el hecho letal el gobierno baraja tres hipótesis que no anuncia.

Del otro lado, de la zona sur, se supo de la granada pero no hubo hipótesis, el estruendo ocurrió en una esquina de barrio no vino ninguna autoridad, ni congresistas, ni presidencia, ni trinaron los twitter rechazando la tragedia y el oficial fue enfático en señalar cerrando el caso, que fue un ajuste de cuentas que dejo unos heridos..

 En todo caso el presidente nobel tiene ahora la posibilidad, la gran oportunidad de tramitar con urgencia del fast-track, el desarme inmediato del país entero, crear un espíritu abolicionista de todas las armas en manos de particulares como garantía para avanzar en democracia.

P.D. Lo que ocurre en la pequeña escala de la ciudad, igual ocurre en la escala planetaria, norte y sur delintan conceptos, prácticas y ponen al descubierto las grandes diferencias.

mrestrepo33@hotmail.com

¿De qué Democracia me hablan?

Por Norma Estela Ferreyra:

Dijo Yorgos Mitralias (periodista griego) “Cuando los de arriba declaran la guerra social a los de abajo, la democracia se convierte en un lujo reservado a la oligarquía… pero también en un grito de guerra de los oprimidos”


Más allá de esta frase tan bien formulada debo agregar que, para que se produzca tal conversión, primero se requiere que haya democracia, como tampoco puede hablarse de su decadencia cuando no existe, cuando ni siquiera ha sido escrita esa palabra, en ningún precepto constitucional. Y entonces, sólo constituye un engaño, a voces. Nuestra Carta Magna, así como tantas otras copiadas de otros países dominantes, hablan de república representativa y no de democracia, de manera que no nos confundamos. Muy diferente fue el sistema griego que, precisamente, fue el que se pretendía combatir con estas Constituciones, que rezan “ el pueblo no delibera ni gobierna sino a través de sus representantes” Una verdadera falacia, porque Grecia pudo demostrar por más de 200 años, que el pueblo deliberaba y gobernaba, con representantes que debían hacer lo que ellos decidían.

Tenemos una Constitución, cuya parte dogmática preserva los derechos oligárquicos, o sea, de desigualdades incomprensibles, que consagró el poder del Ejército, la influencia de la Iglesia Católica, el poder de la propiedad privada para  asegurar las grandes extensiones de tierras que fueron arrebatadas a los pueblos originarios, por  los piratas empresarios y capitalistas de la época, que también llegan hasta nuestros días a través de sus descendientes. Todo ello explica la inserción de las fuerzas políticas que nos han gobernado desde entonces, materializadas en el clásico bipartidismo, es decir, una derecha retrógrada, autoritaria, trasnochada y una "izquierda" timorata, que bajo el pretexto de la crisis económica, no han hecho más que caminar en la misma dirección. Hay que decir que, en el  desmontaje del Estado del Bienestar, se produce la privatización de los grandes sectores económicos estratégicos y las limitaciones en los derechos fundamentales y  las libertades públicas. Todos somos, sin duda,  mercancías de políticos y banqueros.

Así comienza el funcionamiento de los 3 Poderes, supuestamente, establecidos como independientes y soberanos, pero que se van transformando en otra cosa. El Poder Judicial, se convierte en una Dinastía Superior, ya que sus decisiones son libres y su actuación se hace perpetua en el tiempo, cuasi como una Monarquía. Sin embargo,  pueden ser presionadas por los otros  poderes. El Legislativo que amenaza con el Juicio Político y el Ejecutivo que presiona a los dos anteriores. Ninguno puede ser independiente. El derecho al veto del Ejecutivo, es otro engendro inconcebible. Además, los poderes republicanos no responden al pueblo sino a los partidos políticos, a que pertenecen. Otra cosa increíble: ¿No deberíamos votar a los ministros? Claro, así no nos pasaría, lo que nos sucede en la Argentina de Mauricio Macri, donde el presidente vacaciona mientras sus Ministros nos hunden en un pantano, sin resurrección.

Como dije, nuestro sistema es una república representativa, palabrita en donde radica la trampa,  porque no ha sido ni república ni representativa del pueblo que vota, sino de los partidos que se ubican entre los representantes y representados. Las grandes formaciones políticas desconocen  los verdaderos anclajes de una democracia real, tales como la democracia participativa, la democracia decisoria, la democracia revocatoria, o la democracia económica, por citar sólo algo. Cuando las fuerzas políticas emergentes plantean cambios constitucionales profundos, en seguida son subliminalmente ignorados por las grandes fuerzas políticas, ancladas en el búnker y la dependencia hacia los poderes económicos que las mantienen.

De la Constitución se hace hoy una sola lectura, interesada, parcial, limitada y unidimensional, conservadora y con partes rígidas, que no permiten que podamos disfrutar de un marco constitucional que avance en la consecución y el desarrollo de muchos buenos principios que se contienen en ella. Sin ir más lejos, habría que desarrollar no sólo las características para un marco de convivencia federal, o de respecto a la plurinacionalidad del Estado, sino también recoger todos los derechos humanos emergentes, y desarrollarlos mediante normativas que los consagraran y protegieran.

Ya no disfrutamos de una educación pública con prestigio, ni de una sanidad universal y gratuita, porque pretenden aniquilar el sistema público, ya que primero lo degradan, premeditadamente, no hay peor  cosa, dicen, que la salud y la educación pública, luego aparece el negociado de la educación y la salud privada, que aparte de ser muy costosas, son de inferior calidad que las públicas, pero nadie lo sabe, ya que creerán en la publicidad del desprestigio, y pensarán que el dinero es para hacerlas mejor, de todo aquello que es gratis. Aniquilan el sistema de pensiones, empobreciendo gradualmente a los presentes y futuros pensionistas. Si a ello le sumamos la ausencia de redes públicas de protección social, los despidos, el paro galopante, la precarización laboral, el endurecimiento de las prestaciones por desempleo, y los índices crecientes de pobreza, llegamos a la conclusión de que "lo social" es una ilusión en nuestros países. Por otra parte, la corrupción política e institucional acampa a sus anchas, constituyendo nuestra decadente realidad cotidiana. Asimismo, el Estado de Derecho deja mucho que desear, habiéndose instalado la percepción ciudadana de que la Justicia no es igual para todos, de que cada vez está más politizada, y de que las estructuras del Poder Judicial favorecen de forma descarada a los más poderosos. El Estado de Derecho se ha convertido más bien en un Estado policial y represivo, recordándonos los viejos comportamientos de épocas anteriores de nuestra historia. La criminalización de las movilizaciones ciudadanas, así como de las legítimas protestas de los sectores más desfavorecidos, están poniendo de manifiesto que la lucha de clases se ha vuelto más cruenta que nunca. Evidentemente, los moldes democráticos se resienten con todos estos factores en su contra, que son los que precisamente determinan la potencia y autenticidad de una democracia real.

Necesitamos por tanto desarrollar un nuevo Proceso Constituyente que deje atrás esta "democracia, que no lo es", que reconozca la legitimidad constituyente del pueblo. Una nueva Constitución para un nuevo proyecto de país, para una democracia verdadera, amplia, total y completa, comprometida con los intereses de la inmensa mayoría social, hoy día secuestrados por un Estado condicionado por los espurios intereses de las grandes empresas transnacionales y de los poderes financieros.

Y es que hoy, seguimos incumpliendo con total descaro leyes, convenios, tratados y normas internacionales (sobre derechos humanos, sobre torturas, sobre memoria histórica, etc., y sin embargo, aquí no pasa nada. Vivimos en una sociedad que aún no ha llegado a comprender que no podemos tener democracia verdadera, si aún tenemos gente enterrada en fosas comunes, o  a ciudadanos que aún siguen buscando su identidad o si la gente es torturada  en dependencias policiales o detenida, procesada y encarcelada por defender las luchas y conquistas obreras, los derechos humanos, la paz o la justicia, o si no se les garantiza a las personas la satisfacción de sus necesidades básicas. No podrá existir democracia mientras las fuentes de trabajo y de vida sigan siendo potestad y propiedad de una minoría. En definitiva, no podemos afirmar que disfrutamos de un sistema democrático si aún poseemos todas estas carencias sociales. Por eso , señores: ¿De qué democracia me hablan?
normaef10@hotmail.com


Petróleo, geopolítica, intelectuales y ética

Por Julio A. Louis

El conflicto que vive Venezuela tiene dos fundamentos básicos: petróleo y geopolítica. La humanidad depende del recurso petrolero, aún para desarrollar energías alternativas que en un futuro preponderen. Y ¡oh casualidad!, Venezuela es una de las naciones que posee más recursos petroleros, si no, la que posee más. Por eso está sufriendo lo que Ucrania o Brasil, esto es, el intencionado agravamiento de sus condiciones de vida, la promoción de la guerra civil, con el propósito deliberado de destruir al Estado-Nación (población, territorio, tradiciones, poder). Además, la contrarrevolución en marcha es vital a Estados Unidos -amenazado por el nacionalismo emancipador- para separar a América del Sur de la influencia rusa y china, y recuperar el “patio trasero”, después del viraje a su órbita de Brasil y Argentina. 



Desde la prensa, hay quienes entrecomillan “la revolución bolivariana”. Sin embargo, el simple hecho de haber nacionalizado gran parte de los recursos petroleros, de que PDVSA sea una poderosa empresa mundial, gracias a la política de Chávez continuada por Maduro; y que las Fuerzas Armadas Bolivarianas estén consustanciadas con su pueblo y no sean brazos ejecutores de planes imperiales, como sucedió en el Cono Sur sudamericano, alcanza y sobra para hablar de la Revolución Bolivariana, sin considerar otros aspectos. En síntesis, está en juego la soberanía nacional de Venezuela, y detrás, la soberanía de los restantes Estados nuestro-americanos, agredidos por el imperialismo norteamericano.  

El rol de los intelectuales. ¿Cuáles? 

Mientras en “Voces” del 8 de abril, he escrito “La izquierda, ¿con quién se identifica?”,  José Manuel Quijano ha escrito “Los intelectuales y la masacre como arma revolucionaria”, dos posiciones antagónicas. Considero necesario explicar que los intelectuales se distinguen entre sí, en tanto expresan aspiraciones de clase o categorías sociales diferentes, o directamente opuestas. Contribuyen a elaborar conciencia de clase -de la nobleza, de la burguesía, del proletariado, etc.- y a persuadir de sus virtudes a otras clases o categorías (etnias, naciones, religiones, etc.). Por ejemplo, parte de la intelectualidad fundamenta la estabilidad del orden burgués -hoy trasnacional, neoliberal- y rechaza lo que lo altere, en nombre de principios tales como la libertad o la propiedad. Su presencia es bien considerada en la academia o en los medios masivos de comunicación por su rol conservador o reaccionario, aunque ninguno reconocerá que es un servidor funcional del sistema capitalista.

 Distinto es el rol de la intelectualidad al servicio de las clases populares  puesto que su elaboración ideológica y política trabaja por la contra hegemonía de esas clases, combatiendo la del gran capital. Es “peligrosa” para el sistema, e incluso, a veces, molesta a los dirigentes de su clase.

El perfil de este intelectual (orgánico, le llama Gramsci) es el de inmiscuirse activamente en la vida de su clase o bloque de clases, construyendo, organizando, persuadiendo, porque expresado con las palabras y poesía de José Martí, “con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar”. Y, además de poseer la amplitud mental para el estudio y la investigación, por sobre todas las cosas no se desentiende de la realidad, y sabe jugarse la vida o la libertad, como ha sucedido, por ejemplo, en las dictaduras de la Seguridad Nacional, o sucede ahora  con la ofensiva imperial en Brasil, en Venezuela, en varios  países de la región.

Son filósofos, docentes, artistas, periodistas, profesionales, científicos, técnicos, etc. capaces de ligar la teoría a la práctica (praxis). Se convierten en trabajadores ejemplares en sus funciones específicas y pueden ser cuadros sindicales, sociales, políticos. Y están obligados a distinguir las contradicciones con el enemigo y las habidas en el seno del pueblo, a apreciar cuál es la contradicción principal en cada realidad concreta. Para ejemplificar: era totalmente legítima la oposición a Stalin, pero cuando la Alemania nazi agrede a la Unión Soviética, no cabía otra actitud que defender a ésta. Y eso mismo, vale para los críticos de Maduro con intenciones revolucionarias, en las condiciones de agresión presentes.  

 Acerca de la ética y de la moral    

Hay una relación entre estos conceptos semejantes, pero no iguales. La ética, surge en el interior de una persona, como resultado de su reflexión, y es notorio, su carácter teórico, nítido en las grandes concepciones de la naturaleza y la sociedad (el cristianismo, el liberalismo, el marxismo, etc.). La moral guía las conductas en un contexto determinado, se aplica a situaciones concretas y está determinada por las culturas diversas de los pueblos.  En tal sentido, cuando las clases dominadas se sublevan, abandonan las virtudes que les enseñaron (tal como la obediencia) y asumen las propias (la rebeldía). No hay una moral neutra, sino, siempre, moral de clase, o en algunas situaciones, de etnia. Así, el ideal moral de libertad, la burguesía lo asocia a su derecho de explotar. Será “libre” la sociedad en que pueda explotar; será “tiránica” aquella en que no pueda. El objetivo siempre del burgués es la defensa de la propiedad privada sobre los medios de producción y de cambio para lograr la ganancia, con lo que impone el sufrimiento para los desposeídos y desata la corrupción.

Si toda moral es de  clase, para los intelectuales orgánicos también lo es pues “está enteramente subordinada a los intereses de la lucha de clases del proletariado. Nuestra ética tiene por punto de partida los intereses del proletariado en la lucha de clases” (Lenin, “Tareas de las Juventudes Comunistas”, 1920)  Y agregamos que, cuando el capital trasnacional intenta destruir los Estados Nacionales opuestos a sus designios, su ética también asume como irrenunciable, la defensa de la soberanía nacional. 

Coincido con J.M. Quijano cuando afirma que la masacre como arma revolucionaria solo puede germinar en tierra de odios. En mi artículo del 8 del corriente, también digo que la masacre germina con el odio. Ahora bien, Nuestra América toda, con altibajos pronunciados según las regiones y países, ha sido y es tierra de odios. Corresponderá a los intelectuales orgánicos evitar en lo posible la venganza, la de Espartaco, la de Toussaint-Louverture, la de la Revolución Francesa o la de nuestros gauchos frenados por Artigas con su “clemencia para los vencidos”. Pero a la vez, comprender que toda revolución, que en sí es violenta, traerá inevitablemente excesos.

En tal sentido, un ejemplo virtuoso fue el de Fidel Castro, cuando fusiló en el paredón a los asesinos al servicio de Batista, evitando con ello, matanzas peores. O la política de Mandela una vez que se hizo del poder en Sud África, evitando la venganza de los negros sobre los racistas blancos, que hubiera provocado un baño de sangre de los responsables del apartheid como de quienes no lo fueron. Lo hizo con determinados criterios. Propagó por todos los medios disponibles que se procedería a amnistiar a quienes dijeran la verdad y justificaran que su  conducta obedecía a órdenes recibidas. Cada caso se estudiaba en particular y la amnistía se concedía o no. Por la Comisión de Verdad y Reconciliación pasaron 212.800 personas y fueron amnistiados 1121 implicados. Así se logró la eliminación del rencor y la catarsis colectiva. Sobre estos ejemplos debemos elaborar nuestras propuestas.  

jlui@adinet.com.uy

Ucrania y la revolución bolivariana

Por Mario Sanoja Obediente. Iraida Vargas-Arenas (')
El foquísmo de plaza Altamira Venezuela y Plaza Maidán

El imperialismo estadounidense y el de la OTAN, actúan de la mano en el mundo utilizando un guión preestablecido, las llamadas Revoluciones de Colores para derrocar a los gobiernos legalmente electos que no se someten a los dictados de su política de dominación mundial. Dicho guión se basa en una estrategia que apunta hacia la creación de focos subversivos revolucionarios apoyados en la población campesina, que según las tesis avanzadas por el Ché Guevara debía finalmente culminar en el derrocamiento del régimen. Ello funcionaría, particularmente, en aquellos países con un bajo índice de desarrollo socioeconómico. Una variante posterior del foquismo original fue la creación de los focos subversivos urbanos o como en el caso de Venezuela durante los años sesenta del siglo pasado, la combinación de la guerrilla urbana  y la guerrilla campesina para derrocar el régimen capitalista de la IV República, sostenido por  Acción Democrática y Copei en representación del imperialismo estadounidense.


 A pesar de la sofisticada preparación de las fuerzas guerrilleras, incluyendo el soporte activo de sectores del ejército y la marina venezolana, no se logró conseguir el apoyo decidido de la mayoría de la población para derrocar el régimen puntofijista y tuvieron que capitular durante el primer gobierno del presidente Rafael Caldera. No obstante, las redes subversivas desarrolladas por los grupos de izquierda siguieron funcionando clandestina o legalmente hasta 1999 cuando ocurre el aplastante triunfo electoral del Comandante Chávez y dichas redes asumieron el rol de movimientos políticos revolucionarios. Ello demuestra que la población venezolana  sí apoyaba un cambio revolucionario, pero de manera no violenta. Esta experiencia debería servir de lección a quienes hoy han convertido el terrorismo fascista en estrategia  para derrocar por la fuerza el gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro.

La creación de focos subversivos urbanos reaccionarios utilizando plazas públicas ubicadas en zonas donde la población es mayormente de derecha, tuvo una de sus primeras expresiones en 2002 en la Plaza Altamira de Chacao, pequeño municipio de clase media-clase alta y gran burguesía del este de Caracas cuya superficie es de 810 kms2. Aprovechando la tendencia  mayormente contrarrevolucionaria de la población municipal,  las derechas antichavistas organizaron en 2002, con apoyo de disidentes militares, un foco subversivo urbano en la Plaza Altamira, lugar central del municipio, como continuación del fallido golpe de estado y el sabotaje petrolero de inicios de 2003, para derrocar el gobierno bolivariano de Hugo Chávez Frías. El foco subversivo violento fracasó al no lograr el apoyo de la población venezolana.

La experiencia foquista de Altamira no fue desaprovechada  por el Imperio, al contrario, fue renovada y mejorada para aplicarla en 2014, en la Plaza Maidán de Kiev, Ucrania. La Revolución de Colores o Euromaidán tuvo como objetivo general separar a Ucrania de la órbita política y económica de la Federación Rusa para anexarla a la Unión Europea y, consecuentemente, expulsar al ejército y la marina rusa de sus bases en la península de Crimea. Desde  1917  se fundó la República Popular de Ucrania, que se unió en 1921 a la RSS de Rusia, Bielorusia y Transcaucasia. En 1954, el premier de la URSS, Kruschov, él mismo ucraniano, “regaló” a la URSS Ucrania, la península de Crimea que hasta ese entonces era parte de la URSS Rusa. Al quedar la península de Crimea bajo el control de  Estados Unidos y de la OTAN, se negaba a la Federación Rusa el acceso  al mar Mediterráneo. Por esa razón, el presidente Putin organizó y ganó con el apoyo mayoritario de  su población ruso parlante, un referendo popular sobre  la independencia de Crimea de Ucrania y su unión a la Federación Rusa.

Para los sucesos de la Plaza Maidán, los grupos fascistas que asumieron  en 2014 el control de dicho movimiento, a diferencia de los fascistas de Altamira del 2002-3, los de la Plaza Maidán se organizaron como un ejército irregular urbano con armas de fuego, bombas molotov, chalecos antibalas, morrales para portar armas y bombas, máscaras antigás, cascos y escudos antidisturbios que contaba con una falange central de  yihadistas paramilitares y terroristas profesionales, muchos de los cuales provenían de Chechenia y otras repúblicas islámicas rusas del Cáucaso. Dicho movimiento contó con el apoyo directo de la  sub-secretaria de estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, quien participó personalmente en los sucesos de la Plaza Maidán que culminaron con el derrocamiento del presidente electo Yanukovich y el inicio de una campaña de odio rusófoba que propició quemar vivos a los opositores al Maidán,  así como a sus propiedades.

Esta última versión del Maidán ha sido copiada literalmente por los terroristas de la Plaza Altamira  del Municipio Chacao en 2017. En este caso,  los organizadores de la Mesa de la Unidad y el partido de Leopoldo López copiaron toda la organización y el equipamiento militar del Maidán ucraniano: utilización de francotiradores, capuchas para esconder el rostro, uniforme consistente en pantalones tipo bermudas y franelas, chalecos antibalas, cascos con cámaras incorporadas para transmitir en vivo las acciones terroristas, visores, máscaras antigás, bazookas, morteros y explosivos artesanales, morrales donde portan explosivos y bombas molotov y, ahora, hasta drones que le permiten al estado mayor de los terroristas monitorear desde el aire el desplazamiento de sus efectivos en tierra.

El personal terrorista  de choque en este caso, es entrenado por paramilitares colombianos  quienes reclutan como mercenarios muchos jóvenes menores de edad de barrios populares del municipio Chacao,  El Pedregal y otros, así como barrios populares de la vecinas  poblaciones de Petare y Guatire, a quienes llaman “escuderos” o “libertadores”, pagándoles  a cada uno 20 US$ dólares diarios por su participación en los actos de terror, más una provisión diaria de drogas y comida. Este ejército de “yihadistas populares venezolanos”, integrado mayormente por menores de edad, se une a otros jóvenes de clase media y clase alta quienes actúan como escalón de mando superior a las órdenes del grupo de diputados de la MUD como Freddy Guevara y Miguel Pizarro, entre otros, quienes  son como el estado mayor del ejército mercenario terrorista, el cual responde ante los capos mayores como  Julio Borges, María Corina Machado, Lilian Tintori, entre otros. Un joven terrorista de 15 años, apresado por la fuerza pública, condujo a los cuerpos de inteligencia a numerosos depósitos de armas, explosivos y escudos metálicos escondidos en alcantarillas en la Plaza Altamira, hacia talleres para la fabricación de bombas artesanales y hacia los financistas y organizadores del vandalismo terrorista.

Algunas escenas  racistas, macabras, muestran señoras burguesas blanquitas que, con aire indiferente, pastorean grupos de niños populares de 6 y 7 años, morenos, empujándolos hacia la fuerza pública, mientras  les dan en la boca trozos de comida. Uno de los niños que lloraba aterrorizado, lo llevaban cargado, a la fuerza, hacia el área de confrontación sin importarle a la terrorista que se trataba de un niño de corta edad. Las escenas  fotografiadas y filmadas en vivo en el plateau del municipio Chacao incluyen linchamientos, asesinatos, personas quemadas vivas, destrucción y quema de propiedades públicas y privadas y son exportadas a Europa, Estados Unidos y  América Latina haciendo creer que eso ocurre en toda Venezuela cuando en realidad el montaje escasamente representa alrededor de 1% del territorio nacional.

La campaña mediática ha servido para crear la imagen de una Venezuela aislada y caótica cuando en verdad  es todo lo contrario. Venezuela cuenta con el apoyo del Movimiento de los No Alineados, de los países de la ALBA y el CARICOM, de los países de la OPEP, de Irán, la India,  Suráfrica y el Grupo de Shanghai; tiene una relación económica, política y tecnológica privilegiada con la República Popular China y la Federación Rusa en momentos cuando  la República Popular China acaba de desplazar a  Estados Unidos como la primera potencia económica mundial.

Por otra parte, a pesar del bloqueo financiero y comercial impuesto por Estados Unidos y la Unión Europea, Venezuela sigue teniendo un bajo índice de desigualdad social, un programa de viviendas que es modélico para el resto del mundo; un elevado número de personas populares tiene acceso a la salud y ha podido conservar un alto índice nutricional, y a la educación desde la primaria hasta la universidad. El nivel de educación y de conciencia política en las clases populares es sumamente elevado, existe un alto grado de organización popular para lograr las metas colectivas.

Uno de los factores que ha impedido a la derecha derrocar la revolución bolivariana es, precisamente, el alto nivel de organización del poder popular. Un ejemplo de ello es el Movimiento de los Pobladores que tiene en Venezuela importantes proyectos de autoconstrucción de viviendas de excelente calidad, incluso en áreas del  mismo municipio Chacao, hecho que no es noticia para la mediática nacional y mucho menos la internacional.

La elección de la Asamblea Nacional  Constituyente el próximo mes de Julio permitirá darle rango constitucional a los logros revolucionarios que han cambiado profundamente la realidad venezolana desde 1999, que está pasado del rentismo petrolero a una sociedad productiva socialista. Nadie podía suponer  en aquella fecha el éxito absoluto de las misiones sociales, las comunas y consejos comunales, los CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción) que constituyen el legado de Chávez y la arquitectura básica del nuevo Estado venezolano. Estos últimos son la respuesta a los monopolios y oligopolios comerciales con los cuales los sindicatos patronales y  de comerciantes han chantajeado la voluntad libertaria y revolucionaria del pueblo venezolano.

Otro importante logro de la revolución es la creación de una sociedad cívico-militar, a través de la cual la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y el nuevo cuerpo de la Milicia Popular se integran a los planes de desarrollo nacional en los campos de la  industria, la agricultura, la vivienda, la salud y la Educación Universitaria desde la primaria hasta la superior o universitaria. Al mismo tiempo, las FANB se han  convertido, en una fuerza militar de primer orden, capaz de combatir en los diferentes escenarios bélicos que plantea la agresión imperial.

El objetivo final del golpe de estado terrorista “blando” financiado por el imperialismo norteamericano y el de la Unión Europea, es caotizar la sociedad venezolana, destruir el Estado Nacional y la Revolución Bolivariana como medio para destruir finalmente el proceso de integración latinoamericana y caribeña iniciado por el presidente Hugo Chávez y recomenzar la neo colonización de nuestro pueblo para apoderarse de nuestras fabulosas reservas petroleras (las más grandes del mundo), de nuestras  reservas acuíferas, de nuestras extraordinarias reservas de oro y metales preciosos contenidas en el arco minero de Guayana valoradas en trillones de dólares,  cuya captura por parte del Imperio bastaría para resolver la crisis mundial del capitalismo. ! Menuda tarea le han encomendado a los incapaces del fascismo venezolano ¡Por eso el Comando Sur nos amenaza con ejercicios navales frente a nuestras costas,  para intimidarnos y socavar nuestras resistencia. Pero la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente por el Presidente Maduro, plenamente facultado por la Constitución de la República Bolivariana  de Venezuela, ha confundido los planes del fascismo nacional e internacional, poniendo en manos del Poder Popular Originario la capacidad de decidir sobre la transformación del Estado y la incorporación de los grandes logros socioeconómicos, políticos y culturales de la Revolución en el proyecto de país contemplado en una  nueva versión de la Constitución Bolivariana.

Los pueblos de América Latina  están viviendo una nueva  Hora de los Hornos y comienzan a rebelarse contra las dictaduras electorales que oprimen al pueblo colombiano, al peruano, al chileno, al argentino, al brasileño y el mexicano. Venezuela, para el imperialismo, es un mal ejemplo que debe ser borrado o quemado hasta los cimientos, pero la rebelión de los fascistas venezolanos no ha logrado avanzar mucho en su tarea,  a pesar de toda la ayuda financiera, mediática, el entrenamiento y el equipamiento de los  cuadros terroristas, del apoyo a  los embajadores del fascismo venezolano  que como Julio Borges  y Lilian Tintori  tienen entera libertad de reunirse con Donald Trump, con los congresistas norteamericanos, con el parlamento europeo y la Presidenta Merkel de Alemania, el presidente Santos de Colombia, con el presidente Kuscinsky del Perú,  con la Presidenta Bachelet de Chile, el presidente Macri de Argentina y el usurpador Temer de Brasil y, por supuesto, con el impresentable señor Almagro, secretario General de la OEA y bochorno del pueblo uruguayo. 

Parece que el pueblo venezolano está llamado -en este momento- a librar una segunda batalla histórica contra el neocolonialismo imperial. Esta lucha transformará profundamente nuestra sociedad  y tendrá gran influencia en los otros pueblos de América Latina y el Caribe, para beneficio de la Humanidad.

(') Profesores Titulares Jubilados. Universidad Central de Venezuela. Profesores de la Escuela Venezolana de Planificación. Premios Nacionales de Cultura

Ni con agua bendita se quitan las manchas

Por Carolina Vásquez Araya

Solo se puede mejorar la imagen gubernamental tomando las decisiones correctas.

La campaña de imagen contratada por el gobierno de Guatemala a una empresa extranjera es, en realidad, una medida desesperada para manejar la grave crisis de credibilidad de la actual administración. En apariencia, se trata de una estrategia para consolidar lazos entre el gobierno y las instancias legislativas estadounidenses, además de maquillar la desteñida imagen oficial, pero revela de manera tajante la incapacidad del equipo diplomático para cumplir con los requisitos mínimos exigidos para desempeñar tan importantes cargos, como es la consolidación de las relaciones con otros Estados sobre la base de un mejor posicionamiento del país en el plano internacional y un conocimiento profundo de los atajos para conseguirlo.


En realidad, lo que se ha contratado es una “diplomacia paralela” en manos de personas ajenas a los intereses nacionales, quienes ofrecen sus servicios con el único objetivo de aprovechar las debilidades de un gobierno extranjero para conseguir un jugoso beneficio económico.

De quién haya surgido la idea de gastar porque no es inversión- más de 14 millones de quetzales en semejante iniciativa, no ha sido revelado. Sin embargo, dado que el mandatario prefiere rodearse de representantes del sector privado incluso para asistir a eventos internacionales de enorme relevancia estratégica y diplomática, es de suponer la influencia de los empresarios en este generoso derroche de recursos del Estado. Pero, ¿cuál es el interés de intentar lo imposible? Una hipótesis es la necesidad de mejorar la imagen desgastada de un gobierno desorientado y poco transparente, quizá para reforzar el andamiaje que le permita llegar hasta el final mientras en el trayecto se filtran proyectos de privatización de servicios públicos, como por ejemplo la salud, a espaldas del pueblo.

Un operativo ambicioso y de dudoso resultado como una campaña de imagen con intenciones de arrojar un poco de neblina hacia el verdadero estado del Estado, solo muestra una peligrosa debilidad institucional y escasa visión respecto de la ruta más indicada para reparar la desviación experimentada por las propuestas de campaña y las políticas públicas en sectores fundamentales como salud, educación, seguridad y vivienda.

La población sabe bien cuánta mentira hay en las propuestas que llevan a un candidato a la primera magistratura de la nación. A cualquiera de ellos, como ha sido obvio a lo largo de los años. Sin embargo, toda iniciativa ciudadana para cambiar las reglas del juego en los estamentos electorales y de partidos políticos se ha estrellado estrepitosamente contra el muro legislativo de los beneficiados con las actuales leyes, lo cual ha impedido el acceso de mujeres y pueblos originarios a espacios de decisión que les atañen directamente, por ejemplo en donde se bloquean las leyes de paridad e inclusión, así como las políticas públicas en educación y salud sexual y reproductiva, ambas de enorme impacto para la población.

Ante el estado de la nación, no hay jabón suficientemente efectivo para remover las manchas profundas de la corrupción, la incapacidad administrativa y el clientelismo. Es imposible restituir algo tan delicado y frágil como la confianza ciudadana con un contrato que únicamente beneficia a una empresa extranjera cuya magia tiene sus límites. Ni siquiera bañándose en agua bendita lograrían los burócratas y dignatarios en el poder, sacar a relucir brillos que no poseen, menos aún si su interés está evidentemente dirigido a blindarse contra la fiscalización ciudadana y garantizarse las ganancias más abundantes que les sea posible obtener antes del fin de su mandato.

ROMPETEXTO: Las deficiencias en el manejo de la cosa pública no desaparecen con una campaña de imagen.

elquintopatio@gmail.com


miércoles, 21 de junio de 2017

Nuevamente el intervencionismo global de EEUU

Por Diego Olivera Evia
América Latina sufre los coletazos del intervencionismo

La realidad mundial muestra una nueva fase de intervencionismo global, los nuevos efectos del gobierno de Donald Trump, han llevado a una crisis en Europa, creando una guerra asimétrica en las fronteras de la Europa Oriental, contra Rusia considerado el enemigo principal, las fronteras de las antiguas naciones de la ex URSS y los países aliados socialistas. La capacidad de la actual Rusia, en su autodefensa y el apoyo a Siria, ha mostrado una nueva forma de confrontación, los posibles efectos de una guerra en Medio Oriente, puede determinar una confrontación, que se puede definir en el derribo del avión caza de la aviación Siria, por la aviación del ejército de EEUU, en una franco violación de la soberanía de esta nación, marco la amenaza de que Rusia, bajara cualquier avión extranjero, que no sea autorizado por Siria, ya que solo la cooperación de Rusia, es la autorizada para derrotar al terrorismo del Estado Islámico y otros grupos 


Las consecuencias de una guerra a gran escala en el Medio Oriente, con los conflictos de Arabia Saudita contra Yemen, muestra una escala de violencia, de la misma manera la maniobra y aislamiento de Catar, muestran una nueva fase de una guerra asimétrica de cuarta generación, la caracterización falsa por Trump de Irán como país terrorista, desnuda el plan macabro de EEUU y sus socios en la región.

Hoy podemos clasificar como terrorismo el de los Estados Unidos, como una nación guerrerista e invasora, con millones de muertos en dos siglos de intervencionismo, la guerra es un negocio para el Complejo Militar Industrial (CMI), la venta de armas a terroristas, como vehículos militares, muestran que los muertos para estos grupos terroristas, son solo efectos colaterales del expansionismo de EEUU y la OTAN, con el apoyo de Arabia Saudita, con Israel como potencia atómica y otras naciones árabes aliadas a esta guerra militar, en el control del petróleo y los recursos mineros estratégicos.

América Latina sufre los coletazos del intervencionismo
De la misma manera esta campaña desestabilizadora, se amplía en Latinoamérica con una nueva guerra asimétrica no convencional, sustentada en una división regional entre los países de este continente, con presidentes o dictadores de facto, estos última gracias a golpe de estado por los congresos, como Brasil, Paraguay, Honduras, el plan Trump de retornar al patio trasero de este Continente, se amplía con un modelo imperialista, el reciente ataque a la Cuba revolucionaria y soberana, ha sido aplicada por al magnate de la mentira, al quitar los avances con la presidencia de Barak Obama, si bien estos eran parte del intento de penetración de los intereses trasnacionales.

Estos hechos muestras un avance de la denominada política del Gran Garrote, que fue aplicada a México y los países centroamericanos, estos hechos mostraron los objetivos trazados por una nación imperialista, que se mostró claramente en los genocidios de los pueblos autóctonos de esta región, luego de una guerra secesionista con el Sur, y el triunfo de los norteños creo, un estado forajido, para invadir a México, con una de sus guerras inventadas y con un enemigo inferior, marcaron la hegemonía de un modelo imperialista, basado en la misma doctrina de Israel, de pueblos elegidos por dios, muestran la verdad del nuevo colonialismo a nivel mundial.

La farsa y la mentira en la OEA desarrolladas por el traidor y comprado Secretario General Luis Almagro, muestran un nueva fase del intervencionismo, usando a países forajidos, violadores de derechos humanos, con tumbas ilegales con miles de muertos, desaparecidos, como son México, Colombia, Perú, Paraguay, con una política de derechos humanos basados en el asesinato selectivo, se habla de paz en Colombia y mueren a diario dirigentes sociales y de derechos humanos, en México se matan a periodistas, seleccionados por el propio gobierno de Pérez Nieto, el presidente de Colombia Santos, miente al decir que no hay paramilitares, y las imágenes de estos asesinado y desplazando a sus ciudadanos, marcan el tercer país de Mundo en inmigrantes con más de 7 millones.

El ataque en la nueva cumbre de la OEA, marca una nueva estrategia de EEUU, de comprar a países de Latinoamérica y el Caribe, como la violencia en Cancún a diplomáticos venezolanos, por terroristas venezolanos, recuerda a los apoyos a terroristas cubanos con ciudadanía estadounidense, haciendo atentado y viviendo como burgueses en Miami o Nueva York. La derrota este 19 de junio, de lograr una mayoría para intervenir en Venezuela, no se logró pero aún quedan tiempo para buscar otros mecanismos, para avalar acciones contra el gobierno bolivariano del presidente Nicolás Maduro.

El apoyo a los terroristas de la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ha generado muerte y violencia para crear una insurrección popular, la que ha fracasado, contra la policía y los militares, la que se amplió a ciudadanos inocentes, por solo considerarlos como enemigos, los armamentos y equipamientos, que son traídos de EEUU, bajo la complicidad del gobierno de Trump. El uso de un miserable pesetero y mercenario Luis Almagro, que se burla de la Canciller Rodríguez, muestra la bajeza de un oportunista de poca monta, que ha creado desde su designación el papel de destruir la revolución bolivariana, además de ampliar sus acciones divisionista en la OEA, para servir en bandeja a su nuevo empleador de la CIA, el comerciante Trump.

Hoy la sociedad humana está bajo una nueva ola terrorista, en todos los espacios del planeta, solo la unidad de los pueblos y los acuerdos entre naciones emergente, con capacidad de veto en la ONU como Rusia y China han mostrado un apoyo a los países tercermundista, ante una agresión global de un imperio, que no repara en una guerra atómica, como fueron capaces de volar las torres gemelas en Nueva York, con una auto implosión, matando a decenas de estadunidenses, como daños colaterales, como mentir sobre armas químicas en Irak, de la misma manera agredir a Venezuela y Cuba, para controlar al continente latinoamericano.

diegojolivera@gmail.com

Nos quieren despojar del Choco

Por: José Eulícer Mosquera Rentería

De los territorios de Belén de Bajira y de todos los que conducen  a los dos grandes océanos, es el sector más cavernícola de la oligarquía terrateniente de Antioquia, no son lo antioqueños 

Es importante que cuando hagamos referencia a esta problemática territorial, no generalicemos diciendo que es que "Antioquia nos quiere despojar de otra parte de nuestro territorio chocoano", porque en realidad se trata del sector más ambicioso y cavernícola de la oligarquía antioqueña, dedicado básicamente a acumular tierras, a la ganadería, la agroindustria y la minería. Púes la burguesía antioqueña ha acumulado mucha riqueza con base en la expoliación del pueblo chocoano y del pueblo antioqueño, desde la época colonial hasta la fecha.



Nuevo Mapa del Chocó, publicado el 09-06-2017, por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, IGAC, por orden del Congreso de la República y con base en la Ley 17 de 1905, mediante la cual el Chocó le cede Turbo y la Banda Oriental del Rio Atrato a Antioquia; y la Ley 13 de 1947, mediante la cual se crea el Departamento del Chocó y se ratifican los límites establecidos por la ley anterior, donde queda establecido que la Región de Belén de Bajirá siempre ha pertenecido al Chocó.

Los pueblos del Chocó y Antioquia estuvieron unidos en los ejércitos de la Guerra de Independencia Nacional, aportando con valentía y heroísmo en las batallas decisivas que liberaron a la Gran Colombia del dominio español. Se han mantenido hermanados en el trabajo de las minas, las agroindustrias, las fábricas e industrias, las construcciones civiles, el magisterio, el trabajo doméstico, etc. y deben fortalecer su unidad y solidaridad en la lucha contra esa explotación indolente de su fuerza de trabajo, por una vida digna y en paz.

Ese sector de la oligarquía antioqueña es el que ha conservado con mayor evidencia el racismo y la discriminación racial heredados de la colonia hacia los afrodescendientes, al punto que las comunidades afro antioqueñas son las más pobres, marginalizadas y abandonadas de este departamento, y que algunas de las personalidades de esa oligarquías hayan sido miembros de las logias más racistas del mundo, como la Orden Leopoldo II de Bélgica, creada por éste monarca que para colonizar y esclavizar al pueblo del Congo ordenó a sus tropas el asesinato de más de 10 millones de congoleses; los castigos que imponía a los congoleses por rebeldía o porque no cumplían con las cuotas productivas exigidas, era la mutilación de dedos, manos, pies o extremidades completas y hasta la pena de muerte. Cada año asistían a los encuentros de esta logia que se realizaban en Europa, donde se planificaba cómo mantener sometidos, en la marginalización social extrema y como mano de obra superbarata a los pueblos de África y sus descendientes.

Localización de Belén de Bajirá dentro del Mapa del Chocó, según el IGAC.

Éste sector de la oligarquía antioqueña es quien a la sombra de las criminales acciones del narco paramilitarismo se ha adueñado ilegalmente de grandes extensiones de tierras en la región del Atrato medio y bajo, y de Belén de Bajirá, donde pretende continuar desarrollando grandes agroindustrias del banano y producción de agro combustibles para exportar a USA, y asociarse con transnacionales para explotar los minerales estratégicos descubiertos en la misma, para lo cual el entonces presidente Álvaro Uribe Vélez ya le había concedido licencias a algunas de esas compañías, donde su familia iba como socia aportante de terrenos, sin agotar la Consulta Previa con comunidades afrocolombianas e indígenas o aborígenes, ancestralmente pobladoras de la región, como ordenan la constitución, la Ley 21 de 1991 y convenios internacionales firmados por Colombia; y su afán porque la región de Belén de Bajirá pertenezca a Antioquia radica, en que con sus cinco (5) últimos gobernadores han pretendido construir con el Presupuesto Departamental de Antioquia obras de infraestructura básicas para el desarrollo de sus empresas e industrias privadas, pero la Asamblea de Antioquia les ha rechazado sus proyectos hasta tanto estos territorios no queden legalmente anexionados a ese departamento, de lo contrario se incurriría en peculado o en malversación de fondos.

Pero los más ambiciosos proyectos que tiene planteados la oligarquía antioqueña para esta región, son el de convertir a Antioquia en la Mejor Esquina de América y el de Construcción del Canal Seco que reemplace al Canal de Panamá, para lo cual tendría que despojar al Chocó de todos sus territorios que conducen hacia los dos grandes océanos. De allí que la famosa alianza que propuso hace unos cinco años el entonces Gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, al entonces Gobernador del Chocó, Luis Gilberto Murillo y a la entonces Alcaldesa de Quibdó, Zulia Mena García, supuestamente para generar un desarrollo regional que favoreciera a las comunidades del Urabá chocoano-antioqueño y del Darién, realmente apuntaba a profundizar la presencia antioqueña en las comunidades de la región con la estrategia de las dádivas, como forma de soborno, a objeto de que en unos años mediante plebiscito u otro mecanismo, provocado, decidieran pertenecer a Antioquia y la anexión de esas tierras y/o territorios a ese departamento. Pero estos dos mandatarios chocoanos con pasmosa ingenuidad andaban “bailando con una sola pata” por ese supuesto gesto de amistad y de generosidad del señor Fajardo para con el pueblo chocoano, y lo presentaban como uno de sus grandes logros. Ya vemos lo qué está haciendo actualmente el Gobernador Luis Pérez, chantajeando y humillando a los habitantes chocoanos de Belén de Bajirá  con quitarles la escuela, los pupitres, los maestros, el centro de salud, los remedos de acueducto y alcantarillado, si insisten en pertenecer al Chocó y rechazan su pertenencia a Antioquia. A pesar que casi todas esas cosas se han logrado con aportes muy importantes de la Nación y de la Cooperación Internacional.

Pero el país no puede continuar admitiendo estas prácticas de bandidaje neocolonial y abusos de poder, porque marcarían un muy mal precedente, ya qué pueden provocar que se generalicen  los abusos de poder de tal manera que las regiones más pudientes se dediquen a llevar dádivas hacia las comunidades de las que han sido más marginalizadas por el injusto  ordenamiento centralista y neocolonial republicano que ha imperado en el país, para más adelante reclamar la anexión de sus territorios más importantes, con lo cual se podría venir otro oscuro periodo de violencia entre las regiones, otra Patria Boba.

¿Por qué los Afrocolombianos y los Aborígenes Colombianos Debemos Defender Nuestros Territorios?

Debemos defender nuestros territorios porque en ellos y alrededor de ellos hemos venido reconstruyendo y recreando nuestra historia y nuestra cultura por más de cinco siglos; son nuestro espacio vital y es a partir de nuestras potencialidades culturales, históricas, socio ambiental y territorial que debemos reemprender un desarrollo autóctono sustentable que nos permita re dignificar nuestras vidas.

Por otra parte, el Chocó y el Corredor del Pacífico, que los científicos ambientalistas han denominado Chocó Biogeográfico, constituyen la segunda ecorregión más biodiversa de nuestro planeta. Pero hay que ver cómo los invasores o foráneos vienen destruyendo los ecosistemas de la misma con sus prácticas económico-industriales depredadoras, que incluyen la producción y tráfico de narcóticos, porque como capitalistas que son, en estas regiones o zonas territoriales solo les interesa establecer economías de enclave, mediante las cuales saquean los recursos naturales, supe explotan la mano de obra nativa, sin importarles los impactos ambientales dañinos que puedan causar, y las ganancias o utilidades obtenidas las reinvierten en otros mercados de más altos rendimientos.

Han contaminado, empobrecido, sedimentado y desviado ríos, han destruido las capas vegetales de miles de hectáreas de territorios ancestrales con la minería, han saqueado los bosques de las mejores maderas, han llevado a la desaparición de especies ictiológicas, de flora y de fauna, producen permanentemente mortandad de peces. La sola expansión de sus monocultivos del banano, el plátano y de la palma aceitera ha llevado a la destrucción de la biodiversidad de muchos territorios, etc., con lo cual a su vez han empobrecido demasiado a las comunidades nativas y aborígenes, que ya no encuentran recursos suficientes en su hábitat para garantizarse la subsistencia congrua, por lo cual se vienen presentando muertes por físicas hambre y desnutrición, tanto de niños como de adultos. De tal manera que está comprobado, que solo las comunidades ancestrales con sus prácticas culturales y socio ambientales sostenibles y sustentables, podrán garantizarle al país y a la humanidad la supervivencia de esos maravillosos ecosistemas, que hacen parte de los más importantes pulmones que le quedan a nuestro planeta.

La alarmante depredación de los invasores ha llevado a que por iniciativa de los Consejos Comunitarios de Comunidades Afrocolombianas, la Corte Constitucional mediante Sentencia T-622, decretara la emergencia del río Atrato y exigiera al Estado su reparación inmediata. Pero en igual situación de deterioro ambiental están otros ríos y ecosistemas del Pacífico.

Los Neocolonialistas Criollos o Republicanos Han Llevado Prácticas Esclavistas a Nuestras Regiones

Los invasores con sus grupos paramilitares como punta de lanza, han llevado a las regiones y territorios afro colombianos y aborígenes, prácticas esclavistas heredadas de la época colonial ibérica:

1.            Obligan a las familias a entregarles sus tierras donde han realizado sus cultivos tradicionales para la subsistencia familiar, para dedicarlas a los narco cultivos, al cultivo de la palma aceitera o a la minería del oro y el platino depredadora;
2.            Violaciones frecuentes de mujeres nativas y aborígenes, sin importarles su edad;
3.            Confinamiento de comunidades, coartándoles su libertad con prohibiciones de salir y/o entrar a los poblados por determinado tiempo, a no ser que se obtenga la autorización de los jefes paracos;
4.            Pago de “impuestos” o “vacunas” al grupo paraco por parte de quienes realicen actividades económicas independientes e inclusive por parte de empleados públicos y de jornaleros;
5.            Asesinatos selectivos o grupales, desapariciones y desplazamiento forzado para quienes pongan resistencia a la presencia y prácticas avasalladoras de los invasores; entre otras.

Sin embargo, los afro chocoanos y aborígenes chocoanos al defender nuestros territorios y reclamar nuestros derechos, debemos ser muy cuidadosos en saber identificar al sector oligárquico y neocolonialista criollo o republicano responsable, porque no podemos prestarnos para el fomento de enemistades y odios entre nuestros pueblos históricamente hermanos, como lo están haciendo en estos momentos el Gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez y una parte de la bancada antioqueña del Congreso de la República, encabezada por Álvaro Uribe, José Obdulio Gaviria, Alfredo Ramos, Iván Duque, Luis Fernando Duque, Sofía Gaviria y otros, aupados por los empresarios despojadores, usurpadores, ladrones de tierras y territorios, ya que dividir a los pueblos y ponerlos a pelear entre sí, ha sido un objetivo histórico de los opresores y expoliadores, con el propósito de mantener sus dominio y expoliación sobre los mismos.

Estos parlamentarios y gobernador, son cuadros al servicio de la oligarquía más avasalladora y cavernícola, con actitud deshonesta y auto despojados de la ética, están engañando al pueblo antioqueño, haciéndole creer que están “defendiendo los derechos e intereses de todos los antioqueños frente al despojo territorial de que están siendo objeto de parte de los chocoanos”, cuando en realidad son ellos quienes pretenden despojar al Chocó de una parte importante de sus territorios e imponer los intereses privados de un reducido grupo de familias oligárquicas y ambiciosas, que a través de grupos narco paramilitares vienen poniendo en práctica la más horrorosa violencia contra los nativos y aborígenes pobladores ancestrales de la región de Belén de Bajira y el Darién, asesinándole sus líderes y provocando desplazamientos forzados, para luego apoderarse de sus tierras y territorios. Hay que desenmascararlos ante los dos pueblos, antioqueño y chocoano, ante el país y ante el mundo.


jlicher001@yahoo.es