sábado, 23 de septiembre de 2017

Los Mapuches de la Patagonia argentina y chilena en peligro .

Por Norma Estela Ferreyra:

Uds. se estarán preguntando, porqué elegí un billete como la foto que ilustre este artículo. Si se fijan en el reverso del billete que Cambiemos, con autorización del presidente Macri, hicieron imprimir, veremos que está el mapa de Argentina dividido en dos, donde la Patagonia se ve como otro país. Después de leer este artículo, entenderán por qué.



Por décadas, jóvenes oficiales del ejército israelí, camuflados como turistas y mochileros, han estado estudiando, mapeando y viajando por toda esta vasta, rica y escasamente poblada región, planeando… o ¿preparando el futuro? Esto no es nada nuevo. Hace 26 años, el 5 de enero de 1986, el principal periódico de Argentina, La Nación, publicó un artículo bajo el título ‘Estudian el asentamiento de una colonia judía en Santa Cruz’, citando a israelíes que estudian el área, quienes manifiestan “este es un proyecto largamente acariciado”. Se afirma que éstos “realizan un relevamiento de la zona, para estudiar el clima, la flora, la fauna y las riquezas potenciales del lugar

La furia emergió en Chile luego de que un grupo de “mochileros” israelíes prendieran fuego al bosque virgen del Parque Nacional Torres del Paine en la Patagonia. ¿El sospechoso? Un tal Rotem Singer, quien estaba “turisteando en la Patagonia” con otros “mochileros” israelíes. Éstos insistieron en su inocencia en declaraciones a la radio militar de Israel. Las autoridades chilenas, no obstante, lo detuvieron, e incluso el presidente Sebastián Piñera manifestó su preocupación.

La Patagonia es la vasta, inmensamente rica, escasamente poblada, área austral de Sudamérica, extendida desde el Océano Atlántico al Océano Pacífico. Compartida por Argentina y Chile, la Patagonia ha sido por más de un siglo un objetivo claro de la élite de poder global, siendo catalogada como su futuro “refugio”. Existe evidencia de que intereses extranjeros quieren apropiarse del sur austral.

Mientras observamos el desastre que han hecho de nuestro mundo, aquel “futuro” puede que esté al otro lado de la esquina. Apuntada por el Movimiento Sionista Internacional, esta silenciosa toma de la Patagonia ha progresado dramáticamente en años recientes; no a través de la guerra y la invasión, sino mediante adquisiciones territoriales, infiltración económica, quintas columnas israelíes, apoyo mediático global y posicionamiento geopolítico. Por décadas, los israelíes han estado “surcando” sistemáticamente esta región gracias a la extrema flexibilidad de los gobiernos sucesivos de la Argentina, todos extremadamente permeables y sumisos a la influencia sionista. Esto quedó evidenciado en septiembre de 2003, cuando el entonces Comandante en Jefe del Ejército argentino, Roberto Bendini, fue obligado a renunciar por un escándalo mediático alimentado por el lobby sionista local de la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelíes Argentinas), luego de que Bendini expresara su preocupación por la presencia de oficiales israelíes haciéndose pasar por “mochileros inocentes”. Nuevamente el periódico La Nación del 30 de septiembre de 2003, explicó que “en cuanto a los israelíes, importa advertirlo: que los hay en la Patagonia, los hay. Se mueven en grupos, son jóvenes y hablan entre ellos en hebreo. Una buena parte viene de la milicia. Acaban de quitarse el uniforme del ejército israelí."Existe entonces una razón justificada de preocupación entre argentinos y chilenos. Especialmente cuando se considera que el padre fundador del sionismo internacional, Theodor Herzl, escribió en 1896 en su libro ‘El estado judío’ (en un capítulo con el importante título, ‘¿Palestina o Argentina?’) cosas como “Debemos elegir, ¿Palestina o Argentina?... Argentina es, por naturaleza, uno de los países más ricos de la Tierra, con un inmenso territorio, población escasa y clima moderado. La República Argentina tendría el mayor interés de cedernos parte de su territorio…”.

Avancemos al año 2002, cuando, como reportamos en un reciente artículo de RT, Argentina colapsó sufriendo su peor crisis financiera y The New York Times sugirió que el país debía vender la Patagonia para pagar su deuda soberana. En Argentina también están muy activas personalidades como Eduardo Elsztain, el terrateniente más grande del país, quien “resulta ser” el socio local del magnate y especulador judío-norteamericano-húngaro George Soros (directivo del Consejo de Relaciones Exteriores y la Comisión Trilateral). Elsztain posee grandes extensiones de tierra a lo largo de la Patagonia y también “resulta ser” director ejecutivo del Congreso Mundial Judío y un activo militante del movimiento sionista Jabad Lubavitch. Elsztain no está solo en acumular millones de hectáreas de tierras argentinas usando sus miles y miles de millones de dólares en dinero. Se asocia informalmente con Carlo y Luciano Benetton, Ted Turner de CNN y TNT, Douglas Tompkins (eco-billonario estadounidense que posee tierras especialmente en Chile), Joseph Lewis (el propietario británico de Planeta Hollywood), Daniel Lerner de Walt Disney Enterprises, Ward Lay dueño de las famosas patatas fritas, e incluso el ex Secretario del Tesoro de George W. Bush y director ejecutivo de Goldman Sachs, Henry Paulson, a través de la ONG The Nature Conservancy.

Pero los sionistas no están solos en esto. El matutino The Telegraph de Londres acaba tituló  un artículo, recomendando que “un submarino nuclear sea enviado a las Islas Malvinas para ilustrar la furia británica por la decisión de países sudamericanos de prohibir la entrada a sus puertos de embarcaciones que porten la bandera de las islas”, agregando que “Gran Bretaña debiera… realizar ejercicios militares en respuesta a la ‘agresiva’ decisión de Argentina, Brasil y Uruguay de cerrar sus puertos a navíos que enarbolen la bandera ‘ilegal’ de las Islas Malvinas”, ocupada por Gran Bretaña desde 1833 y convertida en poderosa base militar nuclear frente a la Patagonia y Antártida desde la guerra por las Malvinas entre Argentina y el Reino Unido. El Telegraph concluye diciendo que “nadie debiera tener dudas sobre el compromiso del Gobierno británico de apoyar esta área, la cual involucra una vasta extensión de potenciales aguas ricas en minerales en el Atlántico Sur”.

¿Necesitamos recordar a los lectores que Gran Bretaña ha sido el principal motor del movimiento sionista, desde que su Declaración Balfour de 1917 trazó el camino que llevó a la violenta creación de Israel en 1948, por bien financiadas organizaciones terroristas como Irgun Zvai Leumi, Stern y Hagganah?
¿Están las élites preparándose para apoderarse de la Patagonia de una buena vez?

Una cosa es segura: ni la Argentina, ni Chile, ni ningún otro país en Sudamérica, quiere ver a la Patagonia convertida en una nueva Palestina. El mundo ha visto suficiente terrorismo sionista en aquellas tierras.
Fuente: Adrian Salbuchi para RT


normaef10@hotmail.com

“Incapaces de gobernar a un pueblo libre”. España y el referéndum catalán

Por Sergio Rodríguez Gelfenstein:

Increíble, pero cierto, como si el mundo no hubiera girado más de doscientas veces alrededor del sol, la monarquía borbónica y el gobierno español pretenden seguir actuando como hace doscientos años, su lógica, su pensamiento, su actuación no ha evolucionado un ápice y pretenden aplicarle a Cataluña lo mismo que intentaron en América, aunque no sabemos si será capaz hoy, de desatar la despiadada represión, la brutal amenaza política, económica y religiosa y la feroz guerra que tuvieron que enfrentar nuestros padres fundadores para lograr la Independencia.


¿Se imagina alguien que Francisco de Miranda, Juan Germán Roscio, Francisco Isnardi, Juan Antonio Rodríguez, así como los restantes diputados que firmaron el Acta de la Independencia de Venezuela, iban a acatar el mandato de las cortes españolas y del rey y desistir de dar el paso adelante que los convocaba a “vivir y morir libres” y a que como “Estado libre e independiente [tenga] un pleno poder para darse la forma de gobierno que sea conforme a la voluntad general de sus pueblos”?. Imposible, la decisión estaba tomada, la voluntad de hacerlo era indefectible y así, procedieron a firmar el Acta de la Independencia. Sobrevinieron diez años de guerra, de resistencia española a la realidad, de intentar retrotraer la historia, hasta que el genio político y militar de Bolívar los barrió en Carabobo, tres años antes de que otro grande: el Mariscal Antonio José de Sucre, los derrotara definitivamente en la Pampa de Ayacucho en 1824 y los expulsara de América del Sur.

¿Se puede imaginar alguien que los diputados elegidos en las provincias venezolanas iban a renunciar a los propósitos que se habían planteado para a cambio, respetar la constitución española y al rey que pensaban formalmente desconocer? No sé si el deleznable gobierno de Rajoy y la putrefacta monarquía de parásitos borbónicos pretenden repetir la historia en Cataluña, pero los aprestos que hacen de cara al 1° de octubre cuando se ha convocado al pueblo catalán a que manifieste a favor o en contra de seguir perteneciendo a España y seguir viviendo bajo un sistema monárquico, apuntan en ese sentido.

Refiriéndose precisamente a la familia todavía reinante en el Estado español, el acta de la Independencia de Venezuela dice que “…faltaron, despreciaron y hollaron el deber sagrado que contrajeron con los españoles de ambos mundos, cuando, con su sangre y sus tesoros, los colocaron en el bono a despecho de la Casa de Austria; por esta conducta quedaron inhábiles e incapaces de gobernar a un pueblo libre, a quien entregaron como un rebaño de esclavos”. Hoy no es formalmente la “Casa de Austria”, la que rige los destinos de España y de Europa, su símil en el siglo XXI es la troika formada por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo, ante el cual los gobiernos débiles de Europa se arrodillan, se subordinan y se dejan llevar a una integración desigual, que somete a los pueblos, lo cual es también resistido por los catalanes.

¿Y con que le responden? Volvamos al Acta de nuestra Independencia: “A pesar de nuestras protestas, de nuestra moderación, de nuestra generosidad, y de la inviolabilidad de nuestros principios, contra la voluntad de nuestros hermanos de Europa, se nos declara en estado de rebelión, se nos bloquea, se nos hostiliza, se nos envían agentes a amotinarnos unos contra otros, y se procura desacreditarnos entre las naciones de Europa implorando sus auxilios para oprimirnos”. El que lea esto podría pensar que estas palabras fueron extraídas de un manifiesto catalán de septiembre de 2017. No, no, no: es el documento fundacional de Venezuela redactado por Roscio e Isnardi y aprobado por los diputados en julio de 1811.

De la misma manera, el Parlamento catalán aprobó el inicio del camino hacia su independencia de España, lo que estableció la realización del referéndum del 1° de octubre como medida democrática para que sean los catalanes quienes decidan respecto de su futuro político. Como es normal en estos casos, una decisión de este tipo, significa desobedecer la institucionalidad del Estado que le ha dado cobijo a tal nacionalidad, porque de eso precisamente se trata, de construir una institucionalidad nueva que obviamente desconoce la anterior. Para los que no lo saben, se llama Independencia.

España tiene buen récord en este sentido, aunque rechazó la independencia de Kosovo en 2008, precisamente por aquello de no “mirar la viga en ojo ajeno, sin considerar la paja en el propio”, jugó un papel relevante en el desmembramiento de Yugoslavia, no sólo porque Javier Solana, ex ministro de Felipe González era el Secretario General de la OTAN, cuando esta organización tomó la decisión de intervenir militarmente en ese país, también por su participación en esta brutal agresión con fuerzas de tierra, mar y aire a partir de 1992, lo cual pasó a formar de los “anales gloriosos” de las fuerzas armadas españolas. Ante esta amplia participación en la que igualaron a sus oponentes en cuanto a masacres contra la población civil, el posterior no reconocimiento de Kosovo fue pura hipocresía.

Hoy, Rajoy, más preocupado de Venezuela, que del desastre en el que se ha convertido su país, pretende aplicar el artículo 155 de la Constitución, para poder, -si logra la aprobación de la mayoría absoluta del Senado- desatar una ilimitada represión que obligue a Cataluña, -por la fuerza- a seguir subordinada a España, contra su voluntad, si eso es lo que decide el pueblo el próximo 1° de octubre. Rajoy, ha amenazado con suspender la autonomía y si fuera necesario ordenar una intervención militar en Cataluña.

No sabemos quién será el Pablo Morillo que comandará las tropas, pero está visto que no hay fuerza capaz de impedir el espíritu de independencia de un pueblo. Además, la historia señala con claridad que, en términos de intervenciones militares, además de los asesinatos masivos y la represión ilimitada al pueblo inerme, el ejército español no ha sido muy ducho en estas lides, así fue en América y en el Sahara, sus más importantes aventuras coloniales y en la guerra civil donde el ejército franquista dio muestras palpables de salvajismo y barbarie. No hay que olvidar que Rajoy es miembro y dirigente de ese partido surgido de las huestes falangistas que tuvieron y tienen en Francisco Franco a su mayor adalid. Basta recordar también el bombardeo a Gernika, apacible pueblo vasco que hace 80 años fue destruido por las bombas de los aviones nazis alemanes y de la aviación fascista italiana a pedido de Franco, en lo que ha sido considerado el primer bombardeo masivo causante de una masacre a la población civil en la historia.

Todavía quedan diez días, aún hay espacio para la búsqueda de una solución negociada, sin embargo este martes 26, Rajoy se reunirá con Trump en la Casa Blanca, imagino que recibirá las últimas instrucciones, aunque vale decir que tanto Estados Unidos como la Unión Europea, potencias dominantes en España han sido cautos al momento de emitir opiniones respecto del referéndum catalán. Sobre todo es sorprendente en el caso de Estados Unidos donde está primando un discurso guerrerista que ha hecho recordar a muchos los días de Hitler en el gobierno alemán. Sin embargo, la portavoz del departamento de Estado de Estados Unidos Heather Nauert, afirmó que éste era un “asunto interno” de España y que su país “trabajará” con el “gobierno o entidad” que salga del referéndum.  Por su parte, el presidente de la Comisión Europea Jean Claude Juncker ha hecho una sorpresiva declaración en la que, aunque negó la posibilidad de una incorporación inmediata a la UE de una eventual Cataluña independiente, aseguró que si triunfara el “Si” en el referéndum, “respetaremos esa elección”.

Las cartas están echadas, hasta el momento de redactar estas líneas, ni el gobierno catalán, ni el de España, han mostrado intenciones de retroceder en sus puntos de vista, lo cual sigue ensombreciendo un horizonte de diálogo y negociación, deseable para todos a fin de evitar la violencia y la represión que ya han comenzado a desatar Rajoy y la monarquía española.
sergioro07@hotmail.com 

Perdedores y ganadores con el modelo de ajuste neoliberal

Por Emilio Marín: 

Entre desempleados y subempleados, más de 3.5 millones de argentinos sufren el problema de no tener trabajo. En el otro rincón, el modelo de Mauricio Macri fomenta grandes negocios y ganancias para un puñado de monopolios y banqueros.



Aquellas contradicciones se ponen al rojo vivo en zonas como Chubut. En porfiada pelea, de un lado están los mapuches que defienden un territorio ancestral de 1.100 hectáreas, y del otro lado están los Benetton que sólo en su estancia Lele que tienen 90.000 hectáreas.

La disputa es desigual porque los italianos, ruralistas, mineros y petroleros de la región cuentan con el gobernador, el presidente, el grueso de parlamentarios, la policía, la justicia, los medios de comunicación y, último pero no menos importante, la Gendarmería.

Esa es la lucha de clases, que algunos tilingos llamaron grieta, como si de golpe la tierra se hubiera partido en un sismo ocasional. No. Es algo permanente, sistemático y no tiene arreglo. Por ahora vienen ganando los terratenientes, quizás alguna vez haya reforma agraria y les toque ganar a los desheredados.

Mauricio Macri no es ningún árbitro ni bonapartista que busca armonizar esos conflictos, como mintió al decir que venía a unir a los argentinos. Con sus políticas, leyes, decretos y a veces con el dejar hacer, viene asegurando grandes negocios al sector hegemónico del capital.

Un ejemplo concreto son las ganancias que vienen acumulando los bancos mes a mes desde que asumió. En 2016 ganaron 74.560 millones de pesos, según el Banco Central citado por Clarín (15/02/017, Marcela Pagano).

Esa tendencia continuó. El 14 de septiembre de 2017 Federico Kucher publicaba en Página/12 su nota “Ganancias por devaluación”: “Los bancos ganaron 4.660 millones de pesos por la devaluación de julio, gracias a que la autoridad monetaria decidió no intervenir en el mercado cambiario y dejó subir la cotización del dólar en casi dos pesos”.

Semejantes ganancias se explican por las tasas usurarias que fijan para sus créditos, la diferencia entre esos altos intereses y los que pagan a quienes les depositan, entre otras variedades de la bicicleta financiera. También por las devaluaciones, porque parte de sus activos están dolarizados. Y además por ser comisionistas de los títulos de la deuda externa argentina, que ha crecido como alud en 100.000 millones de dólares.
El 14 de julio la agencia Bloomberg informaba que el británico HSBC había superado al Citigroup y a JPMorgan Chase como el principal colocador de emisiones de deuda argentina este año, mientras que Galicia fue el único argentino entre los 10 primeros. El ranking se armó entre los bancos que hasta el 12 de julio de 2017 gestionaron 21.000 millones de dólares en ventas de bonos, según aquella agencia estadounidense.

Siempre los mismos

Varias de esas entidades internacionales también se anotaron en el bono a 100 años emitido por el ministro Luis Caputo en junio de este año. Tomó deuda por 2.475 millones de dólares a pagar con interés del 8 por ciento anual, una operación carísima y ridícula incluso para el mundillo de las finanzas, con reminiscencias del empréstito con la Baring Brothers. Los que hicieron un negocio fenomenal con la emisión y colocación de los títulos caputistas fueron el Citigroup, el HSBC, el Santander y el japonés Nomura.

La acumulación de operaciones de esa índole explica la gratitud con que aquellos inversores tratan de palabra a Macri, tanto en el mini foro de Davos el 6 de abril en Buenos Aires como los piropos del vicepresidente norteamericano Mike Pence y el premier israelí Benjamin Netanyahu de paso por la Casa Rosada, o de Donald Trump cuando lo recibió en la Casa Blanca.

Los mismos aplausos cosechó MM a fines de julio pasado en la Exposición de Palermo, cuando la Sociedad Rural y hasta los terneros lo ovacionaron como el patroncito de la estancia.  El titular de la SRA, Luis Etchevehere, habló como estanciero, pero sobre todo como un dirigente del PRO-Cambiemos, tal la cerrada defensa del plan económico y el jefe de Estado. Ese fue un acto del PRO hacia las PASO de agosto...

No hace falta ser detective para darse cuenta que en ese apoyo militante del ruralismo habían intervenido las devaluaciones y la quita de retenciones a las exportaciones del agro.

Los negocios petroleros y gasíferos están fogueados, como cuando el presidente celebró cambios en los convenios laborales por Vaca Muerta, antes de irse a Houston a recorrer la fábrica de Techint y luego a Washington a verse con Trump.

Por caso, una de las novedades en ese rubro fue el anuncio de un súper monopolio con la unión de Pan American Energy y Axion, que dará lugar a Pan American Energy Group (Paeg). La mitad de la nueva firma será de capitales ingleses, de British Petroleum, y la otra mitad de Bridas (compartida por mitades entre los Bulgheroni y su socia petrolera china estatal Cnooc). Se estima que esa empresa resultante facturará por 7.300 millones de dólares anuales, sólo por debajo de YPF y Techint. Y que en particular va a desplazar a Shell como número 2 del negocio de los combustibles.

¿En qué medida se puede pensar que el gobierno de Macri favorece esos engrosamientos monopólicos? De muchas maneras. Asegurando el pago de un precio en dólares por barril por encima del precio internacional. Comprando el gas a varios dólares por encima del valor de pozo de la unidad BTU. Anunciando en el proyecto de presupuesto nacional 2018 que las tarifas subirán un 30 por ciento, muy por encima de la inflación dibujada, según los números que Nicolás Dujovne llevará a Diputados. Esa continuidad de los tarifazos es una muy buena noticia para Pan American y su sucedánea Paeg, Shell, Tecpetrol-Techint, etc.

Sigue la malaria

“El salario y el empleo se siguen recuperando”, aseguraba Dujovne el 5 de abril pasado, cuando menudeaban las voces oficialistas sobre “brotes verdes” de la economía aun reconociendo que no había habido “lluvia de inversiones” sino algunas lloviznas en sectores puntuales.

Esta semana fueron más cautos para festejar algunas décimas menos de desocupación que surgían de los datos del INDEC sobre el segundo trimestre de 2017. Los que ven el vaso todo lleno quisieron presentar eso como signo de vigorosa recuperación. Sin embargo hasta el columnista de Clarín económico, Ismael Bermúdez, tituló el 14/9 “El empleo sigue sin despegar”. Explicó que “la ‘buena noticia’ del descenso en un año del desempleo del 9,3 al 8,7% se explica porque más personas sin ocupación dejaron de buscar trabajo por la dificultades de encontrar empleo o por desaliento. La tasa de empleo no aumentó sino descendió del 41,7 al 41,5%. En consecuencia, la tasa de actividad - que incluye el total de trabajadores ocupados formales o informales y desocupados que buscan trabajo-- bajó del 46 al 45,4%”.

Hasta el Instituto de Jorge Todesca admite el estancamiento porque en 27 de los 31 aglomerados se mantienen sin cambios la actividad, el empleo y la desocupación, “y con relación a un año atrás, los indicadores laborales no presentan diferencias porque están contenidas en el error muestral”.

Los desocupados suman 1,55 millón y los subocupados 1,95 millón, o sea que los argentinos con problemas de empleo son 3,5 millones. La desocupación bajó 0,6 punto con respecto al mismo período de 2016, pero eso fue porque miles de desalentados dejaron de buscar empleo. En el conurbano bonaerense hubo 16.000 personas que bajaron los brazos, momentáneamente.

Lo que se viene después del 22 de octubre, si gana el oficialismo, será peor que lo actual. Pruebas al canto, al menos cuatro. Una, en la ley de responsabilidad fiscal de las provincias se plantean rígidos topes para contratar empleados, aumentar gastos y tomar créditos. La idea, en línea con el FMI, es bajar el déficit fiscal.

Dos, en la ley de presupuesto 2018 se prevén tarifazos del 30 por ciento anual, con una inflación del 10. Tres, Marcelo Bonelli, habitualmente bien informado de los planes macristas, contó que Macri confiesa a sus interlocutores empresarios que el año próximo necesita tapar agujeros por 500.000 millones de pesos. Una parte lo cubrirá con deuda, la otra con más impuestos y más ajustes, que bien se sabe quiénes pagarán.

Y cuatro, que se viene una reforma laboral contra los trabajadores es un secreto a voces. Diversos empresarios lo están pidiendo, en sintonía con la reforma anti obrera de Temer en Brasil.

Esto puede confirmarse si se leen las declaraciones de los empresarios vitivinícolas que se reunieron con Macri el jueves 14. Ellos solicitaron impuestos y cargas laborales más bajas para mejorar la rentabilidad. El titular de Coninagro, Carlos Iannizzotto, comentó sobre el encuentro: “acompañamos la inserción del país en el mundo que pretende el Gobierno, pero en este gradual ismo, también hay que acompañar al sector privado”. Para ello, planteó lo vinculado al costo laboral: “ver cómo se puede extender a la reforma laboral que está preparando el Gobierno”. En dos meses se volverán a reunir “con soluciones concretas” sobre estos temas, dijo Ángel Leotta, presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar).

Si hoy los trabajadores, capas medias y productores nacionales no monopólicos están de mal a regular, después de los comicios, si el macrismo sale bien parado, estarán al horno con más ajuste y reforma laboral.


ortizserg@gmail.com

¿Para qué se ha seguido armando la vecina Colombia?

Por Carlos E. Lippo:

Colombia es con mucho el país que más gasta en armamentos en toda la vasta región latinoamericana. Así lo demuestran de manera incontrovertible unas cifras publicadas por el Banco Mundial (1), según las cuales el gobierno colombiano asignó al área militar en el año 2016 un presupuesto equivalente al 3,4 % de su Producto Interno Bruto (PIB), cifra que es similar a la asignada por la maquinaria bélica más poderosa del planeta (EE.UU), que dedicó el 3,3 % en ese mismo período y casi 6 veces mayor que la asignada por Méjico, que es un país con mayores problemas de delincuencia organizada, cuyo combate es, junto al combate a la insurgencia de izquierda, la mayor “justificación” gubernamental para tan elevados gastos en países en los cuales persisten importantes niveles de pobreza. Semejante gasto es equivalente también a más del triple de lo asignado por la vecina Venezuela, sin embargo cada vez que nuestro país adquiere un nuevo sistema de armas, en el marco de su nueva doctrina militar independiente del Pentágono, es acusado en forma vehemente de estar estimulando una carrera armamentista en la región por los más encumbrados voceros del Palacio de Nariño.


El Índice Global de Potencia de Fuego 2017 (2) (Global Firepower Index 2017), que presenta una lista de las capacidades militares de 132 naciones a nivel mundial, con base en 50 factores, tales como sus capacidades logísticas y tácticas, la diversidad de sus armamentos y sus capacidades industriales, le asigna a Colombia el sitial 40° a nivel mundial y el 5°, por detrás de Brasil, Méjico, Argentina y Perú, a nivel de los países de la América Latina. Siendo necesario resaltar que su gasto militar (12.145 millones de dólares estadounidenses, en 2016), es sólo superado por el de Brasil (USA $ 24.500 millones), que es un país que tiene varios años seguidos incrementando su gasto militar y más de 3 veces superior al gasto militar de Venezuela, que ocupa el 6° lugar a escala latinoamericana y el 41° a escala global.

Sin embargo, en lo que supera ampliamente Colombia al resto de las naciones de la región es en su número de efectivos de tropa, que alcanza a 507.000 (445.000 activos y 62.000 de reserva) y ello sin contar las decenas de miles de efectivos del paramilitarismo, que sigue casi tan estrechamente ligado al ejército colombiano como en aquella época en la que teniendo el ejército colombiano 5 Divisiones (en la actualidad cuenta con más de 10), las Autodefensas Unidas de Colombia, el principal grupo paramilitar, eran llamadas la “Sexta División” del ejército (3).

Este desmesurado gasto armamentista, absolutamente inútil por lo demás en atención a los ínfimos logros alcanzados en relación a sus pretendidos objetivos: el control de la insurgencia izquierdista y de la delincuencia organizada, tiene como correlato una pérdida de soberanía del estado colombiano en favor del imperio, derivada fundamentalmente de la suscripción de los siguientes acuerdos:

•             El bautizado con el pomposo y engañoso título en castellano de “Plan para la paz, la prosperidad y el fortalecimiento del estado colombiano”, conocido coloquialmente como “Plan Colombia”, que no es más que una ley estadounidense impuesta a Colombia sin consulta alguna con su pueblo, en virtud del acuerdo firmado a finales de 1999 por los presidentes Andrés Pastrana y Bill Clinton, una de cuyas mayores falacias es el hecho de no estar circunscrito a Colombia, como su nombre lo sugiere y ha sido señalado por el gobierno, ya que las políticas que entraña y las consecuencias de su aplicación trascienden extraordinariamente las fronteras territoriales, políticas, sociales y culturales del vecino país (4).

•   El “Acuerdo Complementario para la Cooperación y Asistencia Técnica en Defensa y Seguridad”, suscrito entre los gobiernos de Colombia y Estados Unidos, firmado el 30 de octubre de 2009 y publicado en la tarde del 2 de noviembre, del mismo año, que equivale a una anexión de Colombia a Estados Unidos, al poner en manos de los gringos no sólo sus principales bases militares, sino también los aeropuertos civiles y cualquier otra instalación que pueda ser útil a las fuerzas de la OTAN. Acuerdo que adicionalmente contempla, como si lo anterior fuera poca cosa, la cesión sin restricciones del espectro radioeléctrico colombiano (5), pero que habiendo sido declarado inexequible (que no se puede hacer, conseguir o llevar a efecto) por la Corte Constitucional de Colombia, ha sido sumisamente aplicado por Álvaro Uribe Vélez, quien lo firmó con Barack Obama y por su sucesor J. M. Santos.

También han contribuido a incrementar este ya desmesurado gasto militar algunos hechos tales como: la suscripción, el pasado 23 de diciembre, de un acuerdo de cooperación militar con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), solicitado desde hace muchos años por Santos (6), que necesariamente debe llevar aparejada una actualización de los sistemas de armas para adecuarlos a los estándares de esa funesta organización; y el afán desmedido del gobierno colombiano de agradar al imperio y sus aliados de la OTAN, participando en  cuanto ejercicio militar sea propuesto por ellos.

Como evidencia irrefutable del último de los hechos señalados podemos mencionar la participación de las fuerzas militares colombianas en los siguientes eventos realizados durante los últimos cuatro meses, o pendientes aún de ser celebrados durante el presente año (7): los ejercicios militares "Tradewinds 2017" (Vientos Alisios 2017), bajo la dirección del Comando Sur de los Estados Unidos, en aguas del Caribe sur-oriental, en Barbados (06 al 12 de junio) y en Trinidad (13 al 17 de junio); las maniobras aéreas conjuntas Colombia-Estados Unidos (Base Aérea de Palanquero, Colombia, 15, 16 y 17 de julio); las maniobras navales UNITAS LVIII-Fases del Pacífico y Anfibia, (costas del Perú, del 13 al 26 de julio); el ejercicio internacional “Mobility Guardian”, (Seattle, USA, del 29 de julio al 12 de agosto); los ejercicios militares AmazonLog (Tabatinga, Brasil, entre el 6 y el 13 de noviembre); y las maniobras navales UNITAS LVIII-Fase del Atlántico, a celebrarse en sitio y fecha que no hemos podido precisar aún.

Si el gobierno colombiano no reconoce que Colombia tenga ningún enemigo exterior como si lo tiene Venezuela, que ha sido amenazada de una intervención militar directa por el presidente Trump; si ya ha firmado y materializado los acuerdos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC); y si ya tiene bastante adelantado unos acuerdos de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que pondrían fin a la insurgencia de izquierda, entonces, ¿por qué insiste en aumentar cada vez más el apresto operacional de sus fuerzas armadas?

Para nosotros, así como para quienes ya conozcan aquella frase lapidaria del senador Paul Coverdell, ponente del “Plan Colombia”, que sentenciaba:"Para controlar a Venezuela (se entiende que para apropiarse de sus ingentes recursos naturales de carácter estratégico) es indispensable ocupar militarmente a Colombia", la respuesta a esta interrogante está absolutamente clara, no pudiendo ser otra que para intentar invadir a Venezuela tan pronto como así le sea ordenado por el amo imperial.

Incursionar militarmente en Venezuela en procura de sus riquezas y de su fácil acceso al mar Caribe es un viejo anhelo de las oligarquías colombianas, reivindicado no hace mucho tiempo por uno de sus máximos voceros, el expresidente Álvaro Uribe Vélez, cuando señalaba impúdicamente, durante una conferencia dictada en una universidad colombiana, que “le había faltado tiempo para intervenir militarmente en Venezuela” (8).

Para aquellos que todavía alberguen dudas sobre las razones por las cuales el gobierno colombiano no sólo es que no disminuye el tamaño de su ejército estando a punto de lograr la paz interior, sino por el contrario se empeña en aumentar su presupuesto de gastos militares, presentaremos a continuación algunos juicios de personas ampliamente conocedoras de la materia, que confiamos plenamente que podrán convencerle de la veracidad de nuestro planteamiento:

•    Mary Beth Long, Ex subsecretaria de Defensa de los Estados Unidos, con experiencia de trabajo en la CIA, la NSA y el Departamento de Estado, en el seno de una “mesa de expertos “convocada por el entonces ministro de defensa colombiano Juan Carlos Pinzón, en ocasión de la inminente firma de los acuerdos de paz con las FARC. En esa oportunidad decía la reconocida experta, palabras más, palabras menos, que el ejército colombiano, una vez desmovilizadas las FARC, debía preparase para enfrentar a Venezuela (4).
•    Rodrigo Londoño Echeverri (a) Timochenko, ex jefe militar de las FARC, quien tratando de entender el verdadero alcance del acuerdo de cooperación militar firmado con la OTAN, decía que esa organización buscaba con dicho acuerdo el conducir a las tropas colombianas a combatir en lugares lejanos del mundo para asegurar las ganancias de los grandes consorcios internacionales que deciden ocupaciones militares de otras naciones con cualquier pretexto (9). Y decimos nosotros, ¿por qué habrían de ir más lejos si tienen tan cerca a Venezuela?
•  Juan Carlos Tanus, vocero de la organización “Colombianas y Colombianos en Venezuela” y uno de los más de 6 millones de ciudadanos de ese vecino país que viven desde hace años entre nosotros, entrevistado recientemente por Walter Martínez en su programa Dossier (10), quien al ratificar junto al entrevistador que “Colombia es la estrategia de los Estados Unidos contra Venezuela”, señalaba hechos tan importantes como los siguientes: que el gobierno colombiano se propone incrementar el presupuesto militar del año 2018 en 8 puntos porcentuales, así como que el ejército colombiano está tomando posiciones a lo largo de la frontera con Venezuela, habiendo destacado ya: 14 batallones (alrededor de 14.000 efectivos) en la frontera con el estado Zulia, 9 batallones en la frontera con el estado Táchira y 8 batallones en la frontera con Apure. Siendo importante  destacar también que en la misma oportunidad, este compatriota de la Patria Grande, dando por inminente una intervención militar de Colombia en Venezuela expresaba su inquietud porque la visita del Papa Francisco a su país, concluida el día anterior, “no hubiese sido un ingrediente para tomar decisiones de carácter militar en relación a Venezuela”.

Para finalizar, considero necesario reiterar que Venezuela es y pretende seguir siendo un país de paz, pero que no por ello ni los Estados Unidos ni Colombia deben olvidar que somos los causahabientes directos de aquellos llaneros mal apertrechados que atravesaron las altas cumbres de la cordillera de Los Andes al mando de Simón Bolívar, para expulsar de sus tierras al imperio español y que no pararon hasta expulsarlo también del Alto Perú, para fundar la amada república de Bolivia.

¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Patria o muerte!
¡Venceremos!

(1)    https://datos.bancomundial.org/indicador/MS.MIL.XPND.GD.ZS?locations=AR
(2)    https://actualidad.rt.com/actualidad/242836-ejercitos-poderosos-america-latina
(3)https://books.google.co.ve/books?id=wvrQnLhbrU0C&pg=PA18&lpg=PA18&dq=%C2%BFEran +los+paramilitares+la+Vi+Divisi%C3%B3n+del+Ej%C3%A9rcito+de+Colombia? source=bl&ots=avEJ3VlcBV&sig=96OfuGOI76m7On0iM4hcDUu4aJQ&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwiCp-eoj6jWAhVkMJoKHfv8BvEQ6AEIODAD#v=onepage&q=%C2%BFEran%20los%20paramilitares%20la%20Vi%20Divisi%C3%B3n%20del%20Ej%C3%A9rcito%20de%20Colombia%3F&f=false
(4)    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=199053
(5)    http://www.granma.cu/granmad/secciones/ref-fidel/art175.html
(6)   http://www.resumenlatinoamericano.org/2016/12/26/colombia-santos-anuncio-entrada-a-la-otan-venezuela-senala-que-asi-se-vulnera-la-zona-de-paz/
(7)    http://www.alainet.org/es/articulo/187508
(8)    http://www.correodelorinoco.gob.ve/alvaro-uribe-admite-que-le-falto-tiempo-para-intervenir-militarmente-a-venezuela/
(9) http://www.clarindecolombia.info/index.php?option=com_content&view=article&id=3420:colombia-se-esta-consolidando-como-el-israel-de-la-america-del-sur&catid=8&Itemid=110
(10)  https://www.youtube.com/watch?v=_hHL2jw9Gwc


celippor@gmail.com

¿Qué está pasando en el continente? Algunas claves

Por Juan Martorano:

Una de las segundas causas de este eventual “retroceso” de los logros y conquistas y de los gobiernos progresistas y revolucionarios tiene que ver con lo que algunos denominan el “núcleo hegemónico e irradiación”.


Un gobierno progresista y revolucionario emerge de las clases populares ( obreros, campesinos, estudiantes, indígenas, clases medias pobres, grupo de clase nacional- popular o bloque de clases populares) pero su fuerza de masa, para volverse hegemónica, articuladora y movimiento nacional tiene que articular con otras clases (clase media, articular y subordinar a sectores empresariales locales) enfrentar, dialogar o convivir con la inversión extranjera, es decir, tiene que tener la capacidad de irradiar hacia otras clases, pero sin dejar el núcleo duro popular para no quedar desarticulado de otras clases sociales que pudieran ser nucleadas por la propuesta conservadora.

Atrincherarse protege el núcleo básico, pero deja abandonado a otros sectores que serán el caldo de cultivo de la reconstrucción y reconstitución conservadora.
Pero si te amplias demasiado, si priorizas la irradiación hegemónica olvidando y descuidando tu núcleo articulador popular, acabarás siendo abrazado, felicitado y agradecido por los otros sectores no populares. Harás hegemonía, pero a costa de haber perdido tú base social de apoyo.

Y cuando “las papas queman”, cuando las cosas se pongan malas: ¿Quién te va a defender? ¿El empresario? ¿La inversión extranjera? ¿Clases medias pudientes? No, porque ellos defienden su bolsillo. Si te sonríen un día es porque les conviene, pero no porque estén de nuestro lado.

Es por ello que, la clave de la sostenibilidad y de la legitimidad de un proceso revolucionario es el ejercicio y el equilibrio entre fortalecimiento de tu núcleo popular de los pobres, de los humildes, que son los que salen a la calle y se la juegan, los que pintan las paredes, los que le ponen el pecho a las balas, los que cuidan de nosotros, los que rezan por cada uno de nosotros antes de irse a dormir.

Es por ello, que sin duda no podemos descuidar ni abandonar a las otras fuerzas sociales, debemos mantener hegemonía, pero no debemos confiarnos de ellas. Hay que incorporarlos, jalarlos, desorganizarlos, incorporarlos, derrotarlos, dividirlos e incorporarlos, pero sin confiarnos de ellos.

Porque se confío en los aliados, se descuidó la base, y al final, cuando hay problemas, la base, que está molesta, y los “aliados”, dan la espalda y dejan a los líderes solos. Ahí están los ejemplos de Paraguay, Argentina y Brasil, por sólo nombrar algunos casos.

Esto se va a poner más interesante, pero por ahora lo vamos a dejar hasta aquí.
¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!

j_martorano@hotmail.com

viernes, 22 de septiembre de 2017

México en silencio

Por Daniela Saidman:

Desde la otra orilla

Asistimos de lejos a la tragedia, pero nunca se pudo estar más próximo y sentirse tan prójimo. La noche del martes las zonas más afectadas por el sismo hicieron silencio. México enmudeció. Así fue posible que la inmensa marea humana encontrara bajo los escombros las voces que de otra manera no hubiera nunca más pronunciado sus nombres.



Callando se escucha mejor. Por eso, cientos de gargantas ahogaron el grito y el llanto, miles de manos se alzaron, en un puño cerrado, trabajando juntas. México, el pueblo de México, nos enseñó una vez más de qué está hecho. La solidaridad tiene en su gente una larga tradición que ha sabido resistir los tragos amargos que le vienen desde hace centurias.

dsaidman@gmail.com


Trump nos volvió a amenazar, ¡qué vaina tan buena…!

Por: Iván Oliver Rugeles:
Venezuela
Qué bueno que Trump, una vez más y de manera irrefutable, le demostró hoy al mundo en la ONU y, en particular, a los venezolanos, que la batuta de la conducción de la guerra total a Venezuela la diseñó y la comanda su gobierno y que los dirigentes de la oposición venezolana han sido solamente en ese proceso, hasta la fecha, únicamente sus títeres, a los que el gobierno estadounidense ha decidido echarlos a un lado para asumir directamente la vocería y la puesta en marcha de las estrategias y planes para derrocar, sin mayores demoras, a nuestro Gobierno Bolivariano y Chavista, con el apoyo de sus perritos falderos del Continente, Juan Manuel Santos de Colombia, Juan Carlos Varela de Panamá, Pedro Pablo Kuczynski de Perú, Michel Temer de Brasil, Mauricio Macri de Argentina y otros más, sencillamente porque les han resultado todo un fiasco...



De manera que nos perece excelente que esto haya sucedido, pues ya no será necesario especular y/o dudar un ápice de que quienes se han venido mostrando ante el país como los salvadores de la Patria, los demócratas y defensores de los derechos humanos por excelencia, han sido sólo unos perfectos vende patrias y traidores, así como los desvergonzados cipayos de la peor calaña que haya parido el país al servicio del imperialismo yanqui, pues ha sido el propio Trump quien les ha quitado las máscaras de un solo tirón...

¿Podrá alguien ponerlo en duda? Por supuesto que los hay, pero apostamos morocotas a lochas que son muy pocos, no creemos que superen en cantidad al 5% de la población… Son los amos del valle, quienes aspiran ingresar a ese grupo y, por supuesto, aquellos sujetos débiles de conciencia, sin dignidad alguna y que, además, les gusta arrodillarse ante los poderosos…

Para nosotros esa conducta anti patria de los dirigentes opositores y nos cuesta demasiado excluir a alguno de ellos, más allá de que pueda salir ahora una que otra figura de esos grupos a manifestar su desacuerdo con el violento y agresivo discurso del presidente gringo, pues esa dirigencia no sólo la hemos visto, sino que la hemos sentido total y absolutamente cohesionada, sin variante alguna, en contra de la Revolución Bolivariana hasta la fecha y desde, por ejemplo, el golpe de abril de 2002, pasando por el paro petrolero de finales de ese mismo año y comienzos del 2003, las guarimbas del 2004 y del 2006, "la arrechera" de Capriles en el 2013 que dejó el trágico saldo de 11 compatriotas asesinados, "la salida" de López y Maricori en 2014, con más de 40 muertos y casi un millar de heridos y la última arremetida, de mayo a julio de este año, que dejó cerca de 130 fallecidos y algo más de un mil quinientos heridos y daños a la propiedad pública y privada en todos esos criminales eventos, que superan con creces los 25 a 30 mil millones de dólares.

De manera que más allá de que esta otra amenaza gringa a la integridad de la Patria hay que tomarla muy en serio, pues la historia así nos lo indica*, es bien ventajoso conocer quiénes son los enemigos de la Patria, dónde están y detrás de qué se ocultan…

(*) Hacer clic o copiar y pegar: ¡No lo olvide! Mire todas las intervenciones gringas en América Latina...

rioliverr@gmail.com