sábado, 4 de julio de 2020

Los Argentinos y Uruguayos unidos por Artigas, no seremos nunca paraísos fiscales, unos de otros.


Por Norma Ferreyra: 

Los enemigos de Artigas, fueron los mismos que lo fueron de los argentinos bien nacidos y patriotas. A nadie escapa que la oligarquía radicada hasta hoy,  principalmente, en la ciudad autónoma de Bs As, es la misma que clamaba por un Rey inglés que reemplazara al Español, desde mucho antes de 1810,

Fueron los mismos gringos, que llegaron a estas tierras para saquearnos. Sin dudas, ellos trataron  de exterminar a los pueblos originarios y a nuestros gauchos. Los que instaurados como una forma de gobierno, no supieron valorar a Artigas, s Belgrano y a tantos héroes, en ninguno de los dos países.


Por eso, Artigas debió morir en Paraguay. Y por supuesto, fueron sus descendientes los que luego, transformaron a Uruguay en un Paraíso Fiscal, mal encubierto y  que los mejores uruguayos, como los del Frente Grande tuvieron que ir  limpiando, para ganar en dignidad y en orgullo del  país hermano.

 Por eso,  las palabras de Pepe Mujica, el político uruguayo más popular y reconocido en todo el mundo, siempre son tan claras y precisas. Y no nos enoja, cuando se refiere a algunos de nosotros con términos que muchos, no entienden.

Pero mejor, veamos: “Artigas según Artigas”: “ yo no hice otra cosa que responder con la guerra, a los manejos tenebrosos que el Directorio me hacía, por considerarme enemigo del centralismo, el que distaba un paso de ser  el realismo , o sea, la monarquía.  Pero los Pueyrredones  y  sus acólitos querían de Bs As, una nueva Roma imperial, mandando a sus procónsules a gobernar a las provincias militarmente y despojarlas de toda representación política, como lo hicieron rechazando a  nuestros diputados al Congreso que lo pueblos de la Banda Oriental habían nombrado y poniendo precio a mi cabeza”…..

Pero yo digo, que los uruguayos no necesitan que les diga quién fue Artigas, pues él ha dejado sus huellas no sólo en Uruguay sino aquí, en Argentina.

Un ejemplo de que no estaba equivocado con lo malo del centralismo, lo vemos ahora, cuando tenemos un presidente que sólo ve y decide por la Provincia de Buenos Aires y su Ciudad autónoma, respecto a las prórrogas del encierro, relacionado con la actual Pandemia de Covid-19 que dirige Soros desde el exterior junto a la OMS y donde las demás provincias tienen escasísimos muertos, porque la midan como la midan, los resultados se ven por los muertos, no por falsos y oscuros testeos, o el ocultamiento de las estadísticas de los muertos por otras enfermedades virósicas e infecciosas. Sabiendo, además, que el miedo y la miseria, traerán más muertos que el Coronavirus actual y que ya se duplicaron los suicidios en mi país.

Si bien nuestro político máximo, que fue Juan Domingo Perón, dijo que: “los pueblos nunca se equivocan”, yo voy a responderle: “en la partidocracia, los pueblos pueden equivocarse” porque como decía Artigas: ” el centralismo es una Monarquía encubierta” y sintetizando, yo quiero agregar a lo que dijo nuestro  ex Presidente: “Los pueblos pueden equivocarse, en este sistema de falsas democracias, pero lo que no pueden es tropezar dos veces, con la misma piedra”.

 Por lo que pienso que los actuales presidentes de Argentina y Uruguay, no deberían ser reelegidos. El nuestro, por acceder al poder fingiendo ser peronista, con el voto prestado y mayoritario de ese partido, para luego gobernar como un traidor absoluto de esa doctrina universal, que en las calles grita :”Ni yanquis, ni marxistas…Peronistas” y que se basa en la Justicia social, que consiste en dar trabajo y no dádivas, como pretende hacer el escaso asistencialismo de Alberto Fernández. 

O como el presidente Uruguayo, que pretende llevarse a su país, a “cien mil cagadores argentinos” para retroceder al siglo pasado, cuando ese país carecía de dignidad y era un Paraíso fiscal. O como cuando el canciller Talvi, renunció a su cargo porque no quiso, considerar a Maduro como un dictador, tal como lo deseaba el presidente uruguayo, tratando de tomar partido en asuntos internos de otros países, como también pretendió hacerlo con Cuba y Nicaragua, es decir con países latinoamericanos.
Como vemos, “en todas partes se cuecen habas” y como dije antes, por favor “no volvamos a tropezar con la misma piedra”.

La verdad, es que a nosotros no nos preocupan que “100 mil argentinos cagadores”, como los llama Mujica, se vayan a Uruguay para que se cobijen en su paraíso fiscal.  Lo que queremos es “que se vayan todos” pero que no puedan regresar jamás, ni por tierra, ni por aire ni por mar.  ¿Está claro? Tal vez… un día lo logremos.

Mientras tanto, el cariño para el pueblo uruguayo, no se acabará nunca, ni por estos ni por otros malos presidentes. Seguiremos compartiendo nuestras alegrías y tristezas, sin desprendernos de nuestros héroes comunes como Artigas, Belgrano, ni de hombres que pasaron a la historia como Pepe Mujica y tantos otros.
Bastaría recordar la guerra de la Triple alianza, encausada por Inglaterra contra el Paraguay, para saber hasta donde llegaron los hombres mal nacidos de nuestros países.

Por eso, que vivan los pueblos Latinoamericanos sin distinción alguna, viva Uruguay, Argentina, Bolívar, Artigas y Belgrano, entre otros muchos. ¡NO NOS VENCERAN !
normaef10@hotmail.com


1 comentario: