jueves, 6 de agosto de 2020

Nuevas formas de explotación


 Por María Ligia Vivas:

Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el  imperio
Ante la crisis eminente que se vislumbra pos-Coronavirus,  y los intereses  de élites  confrontadas, por la dominación, está un pueblo  apremiante de necesidades en el mundo, aquí en todo ello un actor muy importante, el obrero, el empleado, la mano laboral; el hombre libre, pero con carencias de medios de producción,  y  que los obliga a entregar su conocimiento, intelecto,  o fuerza de trabajo, al empleador.


Desde esta visión, sin restar importancia  al coronavirus, como pandemia, y  que  debemos seguir las  medidas para prevención protección de la vida misma, de la existencia del  hombre, del humano. Debemos adentrarnos al análisis de  lo escondido, la explotación laboral, desde una flexibilización del trabajo,  otro  juego de las elites para explotar  y seguir  llenando sus bolsillos,  con el sudor y trabajo del obrero. El rico más rico y el pueblo dador de fuerza de trabajo, con más necesidades y pobreza.

Bajo la sombra del Covid-19, la fuerza laboral, hace su trabajo desde sus casa, con sus equipo, sus luz, su ropa; el empleador ahorra y llena sus bolsillos, el obrero pone todo el esfuerzo para conservar el puesto de trabajo, pero con el mismo pago, y con mayor esfuerzo y más trabajo, y toda una infraestructura y operatividad, que el empleador no le está reconociendo.

 Destacando, que mientras el trabajador  se esfuerza por conservar el puesto de trabajo, cumple sus funciones y coloca todo (equipos, infraestructura) el empleador, el dueño, el patrono, hace crecer su peculio su patrimonio, es decir, que con el covid-19 las condiciones están dadas para que el capitalismo  refuerce sus acumulación de propiedades (capitales) concentración de riquezas, en pocas manos y seguir siendo el empleador; seguir pescando, conocimientos de hombres libres, que careen de  medios de producción propios, y que el empleador, aprovechando su necesidad pagara, a precio de gallina flaca.

¿Qué  busca el capitalismo?  ¿ El Covid-19, un  arma de miedo y encierro, para acabar con sindicatos, organizaciones en defensa de los empleados y obreros? ¿Buscan dispersar pensamientos?, dispersar las masas?- es decir aislarnos y dividirnos.

Es urgente mantener los ojos en vigilancia de los plan de dominación, proyecto del imperio, y que ha tendido al mundo una arma peligrosa, el coronavirus; entonces tenemos dos tares, la primera derrotar el coronavirus, exigiendo radicalización de las medidas de prevención, con el uso de instrumentos, que permitan movilizarnos, y avanzar en medio de la pandemia-guerra;  y en segundo lugar, alertar a las masas trabajadoras sobre la nueva manera explotación del  empleador, y como manipula teniendo miles de  obreros dispersos, sin Comunicarse, división clasista. Aquí cabe la frase –Divides y reinaras- venceras

Podríamos decir, que en cuestión de divisiones clasistas, como divide o sectoriza,  el capitalismo burgués a   empleados y obreros, históricamente desde  visiones políticas separadas,  ha dado  lugar a creencias, que solo  se puede estar en uno de los bandos, es decir, o se es un trabajador que busca la revolución,  o se es un capitalista explotador, es aquí donde podemos destacar el empleado de intelecto de cuello blanco, que está al servicio del capitalista, solo por tener un nombre en su contrato como supervisor, pero a la final es un  asalariados  más, un explotado más de la cadena, víctima del capitalismo burgués, usado para mediar y explotar su propia gente.

Marx y Engles “demostraron que la división de la sociedad en clases guardan relación con el surgimiento de la propiedad privada sobre los medios de producción, es decir, sobre el suelo, el subsuelo, los instrumentos de trabajo, en fin sobre todo lo que necesita el hombre para la producción de bienes materiales. Una parte de la sociedad, la minoría, concentró en sus manos los medios de producción y obtuvo con ello la posibilidad de explotar a la otra parte de la sociedad, la que esta privada de los medios de producción”(P.Nikitin,)

En el caso de la Republica Bolivariana de Venezuela, donde el imperio ataca con sanciones económicas que entre tantas afectaciones para el país, podemos destacar  la devaluación de nuestra moneda, convirtiendo el salario del obrero y empleado en poco para cubrir sus gastos, sin embargo el gobierno Bolivariano y Socialista del presidente Nicolás Maduro, en estos tiempos de pandemia, ha protegido tanto a empleados públicos como privados, con los programas sociales, a través de  bonos con el carnet de la patria, sumado a otros beneficios como el Clap, a través de la Gran Misión Abastecimiento Soberano, a fin de reivindicar la clase laboral trabajadora.

Las masas laborales en el mundo deben exigir reivindicaciones por la fuerza laboral y la operatividad puesta en este momento de pandemia para desempeñar su función, y conservar el puesto de trabajo,  o vuelta a sus puestos laborales, con  medidas que garanticen su salud,  asimismo deben seguir la laucha para que sus conocimientos, sus talentos no sean tratados como mercancía barata, y menos aceptar sectorizaciones  divisiones clasistas, propio del capitalismo explotador y salvaje.

Desde momentos en que surgió, el movimiento obrero empuñó la justicia social, en vías de combatir la opresión de clase y la explotación de los trabajadores; hoy más que nunca está vigente la lucha de clase que se acrecentará pos pandemia, por ello llamamos a leer los clásicos del marxismo, y llevarlos a la práctica, siguiendo el legado del Comandante Supremo Hugo Chávez Frías, padre del socialismo del siglo XXI-

Siguiendo los lineamientos del comandante Supremo, que nos convocó, nos convoca y nos convocará siempre a la “Unidad, lucha, batalla y victoria” a  los pueblos del mundo, organización  y más organización, ser consecuentes  y

María Ligia Vivas
Periodista, Premio Regional de Periodismo 2007

Rubén Suárez
secretaria internacional
 


miércoles, 5 de agosto de 2020

¿Hacía una nueva guerra fría? (Parte I)



Por Sergio Rodríguez Gelfenstein:
En días pasados prometí reflexionar sobre el tema del inicio de una nueva guerra fría. Cada vez mayor cantidad de analistas comentan acerca de su renacimiento esta vez entre Estados Unidos y China. Las mayores divergencias están asociadas a si dicha fase de las relaciones internacionales ya comenzó o está en proceso de gestación.

Tomando en consideración que el anterior conflicto de estas características desarrollado en prácticamente toda la segunda mitad del siglo pasado forjó una estructura bipolar de las relaciones internacionales, que a su vez signó el comportamiento de los actores en el escenario global, cabe analizar si estamos o no en una etapa similar, también, vale preguntarse si es esta una nueva versión de guerra fría o copiará las características de la anterior.


Al definir el momento en términos estratégicos es de perogrullo afirmar que vivimos una etapa de declive de Estados Unidos y ascenso de China en su calidad de potencias mundiales. Este proceso que se venía desarrollando -al menos- desde comienzos de este siglo, sufrió una aceleración a causa de la pandemia de Covid19.

Estados Unidos salió exitoso de la guerra fría del siglo XX, para lo cual se alió con China en contra de la Unión Soviética. Ahora, pretende repetir el proceso en dirección contraria, es decir aliarse con Rusia contra China. En este sentido, de las veladas insinuaciones pasó abiertamente a las propuestas que han sido rechazadas frontalmente por la dirigencia rusa.

El pasado 3 de agosto en un artículo del portal Sputnik titulado “Por qué Estados Unidos habla ahora de una ´amistad` con Rusia” se afirma que: “El […] 23 de julio, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, admitió la posibilidad de que Moscú se involucre en una confrontación contra Pekín. El diario Financial Times informó que ciertos círculos en EEUU promueven la idea de unirse con Rusia para hacer frente a China y esperan encontrar grietas en las relaciones entre los dos países”.

La respuesta rusa vino en voz de la vocera de su ministerio de relaciones exteriores María Zajárova quien afirmó que  “…era ´ingenuo` el intento de EEUU de involucrar a Rusia en la campaña antichina” y agregó que Rusia "tiene la intención de fortalecer aún más la cooperación con China, que consideramos como el factor más importante para estabilizar la situación en el mundo".

Dando continuidad a la perseverante visión de Pompeo en este ámbito, el 21 de julio durante su estancia en Londres de manera desvergonzada exhortó a todos los países del mundo a rechazar al Partido Comunista de China y crear una coalición en su contra. De forma simbólica, tres días más tarde al dar un discurso en California en la biblioteca y museo presidencial Richard Nixon (primer mandatario estadounidense en visitar China en 1972, dando paso a la apertura de relaciones diplomáticas entre los dos países), el ex director de la CIA y ahora canciller estadounidense arremetió con un violento discurso de fuerte carga ideológica en la que llamó a aislar a China, desmintiendo a aquellos que pensaban que el diferendo entre los dos países estaba basado en exclusivas contradicciones de carácter comercial y/o tecnológico.

Esta nueva etapa de la confrontación de Estados Unidos contra China fue inaugurada en su faceta económica, financiera, comercial y tecnológica en marzo de 2018 tras la aplicación por parte del Presidente Trump de sanciones y aumento de aranceles a productos chinos importados. Posteriormente, durante el año 2019 además de elevarse las afectaciones al comercio de uno y otro lado, Estados Unidos dio explícito apoyo y financiamiento a las violentas manifestaciones de grupos radicales en Hong Kong, cuyas demandas fueron escalando desde peticiones de orden reivindicativo hasta declaraciones de rechazo al sistema político de China. Así mismo, la potencia norteamericana incrementó su cooperación militar con Taiwán y acrecentó la presencia de sus fuerzas armadas en los mares adyacentes a China en clara provocación que tensó aún más la situación en el entorno y en los vínculos bilaterales.

La llegada del año 2020 trajo consigo la pandemia del coronavirus y con ella las recriminaciones de parte de Estados Unidos contra China acusándola de haber sido la causante del surgimiento del virus y su expansión global. Trump llegó a llamar al microorganismo como “virus chino” contradiciendo la opinión de los científicos y la OMS que aún no han logrado determinar el origen del mismo. La aspereza y mordacidad de la retórica anti china de las principales autoridades de Estados Unidos y las medidas que se han tomado en todo ámbito, han llevado al escalamiento del conflicto y obligado a China a responder con reciprocidad e inaugurar un discurso agresivo ajeno a las tradiciones y costumbres de su diplomacia.

Durante este año, también se ha visto un involucramiento mayor de Estados Unidos en asuntos internos de China como la situación de las regiones autónomas de Xinjiang y Tíbet, manteniendo la acometividad en relación a Hong Kong y su apoyo a Taiwán, lo que le ha ido dando al conflicto un carácter multifacético que se manifiesta en diferentes talantes.

En el área de la tecnología, la abrumadora distancia que hasta hace solo unos años mantenía Estados Unidos sobre China se ha ido acortando a pasos acelerados. Aunque hay variadas expresiones del avance de China en esta materia, en los dos últimos años se podrían citar cinco hechos que marcan un progreso sustancial de la nación asiática. Ellos son:
1.            El envío exitoso en enero de 2019 de una nave espacial que se posó en la cara oculta de la luna, hecho ocurrido por primera vez en la historia.
2.            El lanzamiento con ocho meses de adelanto a Occidente de la tecnología de 5ta. Generación (5G). Vale decir que Estados unidos había obtenido las cuatro anteriores con sobrada distancia respecto de sus competidores.
3.            La capacidad científica para enfrentar exitosamente la pandemia de Covid19 cuando era desconocida en el mundo y atacaba prácticamente con exclusividad a ese país durante los meses de enero y febrero.
4.            El lanzamiento de la primera misión espacial a Marte.
5.            El lanzamiento del tercer satélite para completar la red de 35 aparatos de la tercera generación de su sistema de geolocalización Beidou (BDS), como alternativa al estadounidense GPS. 
En el plano militar, la confrontación ha estado signada –como se dijo antes- por la presencia creciente y en actitud provocadora de la Armada de Estados Unidos que ha llegado a reunir dos portaviones junto a sus fuerzas de tarea en los mares adyacentes a China, incentivando sus diferendos limítrofes con países de la región que se están discutiendo en el marco de negociaciones diplomáticas.

De la misma manera, Estados Unidos ha creado una nueva dinámica bélica enlazando sus bases militares en Japón, Corea, las islas Guam y otras posesiones en el Pacífico, Filipinas, incorporando ahora en este dispositivo a Australia que se ha transformado en un firme ariete tras su subordinación absoluta a la lógica imperial estadounidense. En este marco, también han hecho grandes esfuerzos para incorporar las bases militares que tuvieron en Vietnam hasta 1975, para incluirlas en el gran arco naval que están construyendo en torno a China. De la misma manera, Estados Unidos está intentando agregar a India en su mecanismo de pivote asiático creado por el presidente Barack Obama. En esa lógica estimulan los diferendos fronterizos entre las dos potencias asiáticas en el Himalaya.

Pero, tras todo este contexto de pugna y contienda, en realidad se esconde una lógica de confrontación antagónica en términos políticos e ideológicos como lo ha hecho saber el presidente Trump durante sus comparecencias en las asambleas generales de la ONU de 2017, 2018 y 2019 en las que derrochó tiempo y verborrea llamando a combatir el socialismo, un sistema que Estados Unidos había declarado como desaparecido de la faz del planeta. Incluso se llegó a hablar del “fin de la historia” tras la desaparición de la Unión Soviética.

Vale decir que en este último discurso en la máxima asamblea planetaria el 24 de septiembre de 2019, ante representantes de todas las naciones del mundo, Trump se encargó de recordar que: “Tengo el inmenso privilegio de dirigirme a ustedes hoy como el líder elegido de una nación que valora la libertad, la independencia y el autogobierno sobre todas las cosas. Estados Unidos, después de haber gastado más de 2.500 billones de dólares desde mi elección para reconstruir completamente nuestro gran ejército, es también, por mucho, la nación más poderosa del mundo”.
CONTINUARÁ


Venezuela: Una mirada semanal V

Por Jesús A. Rondón:


El asunto de la gasolina, la conmemoración del nacimiento del comandante Chávez y el seguimiento del pulso de la pandemia y el proceso electoral.

Bienvenidas y bienvenidos a una nueva presentación de un panorama semanal sobre Venezuela, esta oportunidad se comienza con la primera entrega de una síntesis explicativa de la situación de la gasolina en nuestro país, de igual manera se comparte una nota en alusión a la conmemoración del nacimiento de comandante Hugo Chávez. Como ya es habitual continuamos con haciendo el seguimiento al desarrollo de la pandemia del Covid-19 y al proceso de elecciones parlamentarias, que culminará el 6 de diciembre; para finalizar con informaciones breves, pero resaltantes.


El asunto de la gasolina (I parte).
La primera planta de electricidad se instaló en la ciudad de Maracaibo a finales del siglo XIX, siendo Venezuela fundamentalmente un país agrícola. No había suficiente demanda para el novedoso servicio, de tal manera que se implementó una estrategia para asegurar que la oferta eléctrica fuera utilizada, para ello se incorporaron cambios en los hábitos de la población, en la arquitectura y en otros ámbitos de la vida cotidiana. Así, se garantizó que el negocio de la electricidad resultará rentable.  Esta introducción es oportuna, porque algo similar ocurrió con los combustibles en Venezuela.

A finales del siglo XIX con escasos recursos y una vida política convulsionada, que se expresaba en la inestabilidad de los gobiernos, el desarrollo de los ferrocarriles fue aumentado, de tal manera que había una red en crecimiento. El inicio del siglo XX, comenzó la explotación petrolera y la constitución del Estado desde una concepción moderna, lo que demando el reimpulso de la movilidad nacional, para lo cual se cambió de rumbo y se optó por construir las carreteras y el vehículo automotor se impuso como medio de locomoción.

Hasta muy entrado el siglo pasado Venezuela no contaba con refinerías propias, y gracias a la renta petrolera, no fue problema importar los combustibles necesarios y colocarlos a disposición de la población y la industria a precios accesibles. Una vez instalados los complejos de refinación en nuestro territorio, la tecnología y los aditivos necesarios para su operación seguían siendo foráneos, fundamentalmente estadounidense, de tal manera que no hubo soberanía sobre tal asunto. Sin embargo, los combustibles siguieron siendo muy baratos, al punto que llego un momento donde con una moneda de un bolívar podías comprar cientos de litros de gasolina.

Llevó décadas aumentar significativamente los precios de los combustibles, aunque en el debate social y político era recurrente estar de acuerdo con un ajuste de los precios. El 1988, el presidente Carlos Andrés Pérez, en el marco de la implementación de un paquete de medidas económicas de corte neoliberal, subió los precios de la gasolina y eso fue detonante para una protesta popular sin precedentes, que se conoce como el “Caracazo” y que fue reprimida violentamente por las fuerzas militares y policiales. El comandante Chávez, fue siempre cauto con esta medida y decreto un aumento, que no fue sustancial, y esencia la gasolina siguió siendo altamente subsidiada.

Esta realidad nunca fue un problema, hasta que se agudizaron las agresiones contra Venezuela y varias de las medidas coercitivas unilaterales se orientaron a Petróleos de Venezuela C.A. En los hechos esto se tradujo en la supresión de asistencia técnica, equipos y aditivos para producir combustibles. La consecuencia fue una paulatina y drástica disminución de la oferta combustibles en el territorio nacional, que tuvo su momento más crítico hacia febrero de este año, justo antes de la declaración de cuarentena nacional.

Esta situación alentó el mercado ilegal de los combustibles, manejado por mafias, en acuerdo con algunos funcionarios públicos y militares. En la vida cotidiana de los venezolanos y venezolanas esto se expresa en limitaciones para la movilidad tanto de las personas, como de las mercancías, causando en esta ultimas el aumento de los precios de venta final.

Según el escritor Luis Brito García, el parque automotor venezolano está conformado 4.100.000 vehículos, de los cuales 76 % son de uso particular, 16 % para el transporte de carga y solo 3,2 % para el transporte público. Afirma Brito que a la fecha se estima que solo el 57 % de ese parque está operativo y demanda aproximadamente 90.000 barriles diarios de petróleo para su movilidad.
En la próxima entrega abordaremos, las medidas implementadas por el presidente Nicolás Maduro y nos aproximaremos a un balance de las mismas.

El avance del Covid-19.
Finaliza semana número 21 desde que se diagnosticó el primer caso y durante la cual el gobierno bolivariano autorizo la operación de algunas actividades en algunos Estados (provincias), mientras que en los que prevalece el aumento de contagios de mantuvo el esquema de cuarentena radical.

Al 1 de agosto en Venezuela se han diagnosticado 19.443 personas con Covid-19, de los cuales 11.129 ya está recuperados, la mayor parte de los casos activos no siguen presentando síntomas. La cifra de fallecidos esta semana ascendió a 169. La semana 20 es la que más casos se ha diagnosticado, es decir 3994, mientras que Julio es el mes con más diagnósticos, sobre los 11.000 casos y esta jornada (1/8) cierra con más casos diagnosticado 869.

La semana pasada expusimos los datos de Venezuela en relación a la región suramericana, en esta oportunidad lo haremos en relación al mundo. De acuerdo al “Informe Estadístico Covid 19” del Centro Venezolano de Estudios sobre China, de fecha 30 de julio, donde se abordan reportes de 211 territorios, nuestro país presenta los siguientes datos.

             Ocupa el puesto 67 y posee el 0,10 % de los casos diagnosticados.
             En cuanto a los casos activos, se encuentra en el puesto 54 y ha reportado el 0,11 % del total.
             Está en el puesto 82 y ha reportado el 0,02 % de las personas fallecidas por el virus.
Tal como se afirmó la semana pasada, el panorama venezolano en relación a nuestro orbe es alentador, pues da cuenta de la labor como pueblo y la de nuestro gobierno bolivariano, pero hay seguir afinando las medidas de control de la pandemia.

Conmemoración de cumpleaños de Chávez.
El 28 de julio se conmemoró el nacimiento de comandante Hugo Chávez y desde distintas organizaciones y colectivos hubo manifestaciones por la ocasión. En el colectivo donde participo, la Escuela de Formación Política Hugo Chávez, publicamos la siguiente nota:

No ha habido un ser más especial en la historia reciente de Venezuela, que Hugo Chávez Frías.
Él nos devolvió a Bolívar, haciendo que recuperáramos nuestra conciencia histórica y permitiéndonos reencontrarnos como pueblos de América, Nuestra América.
Nos dio voz a los pobres, nos llenó de la fuerza vital que brotaba de su ser, para defender a los pueblos del mundo de las injusticias.

Quien no lo sintió, quien no lo escuchó, quien no lo miró, no entiende de lo que hablamos, pero quienes abrazamos su discurso y vivimos el frenesí del huracán bolivariano, hoy lo mantenemos vivo y es la moral, que nos sigue movilizando para no cansarnos de luchar.

Hoy más que nunca:
Yo soy Chávez,
Tú eres Chávez,
¡Nosotras y nosotros somos Chávez!
Seguimos invitando a las compañeros y compañeros de los pueblos del mundo a seguir conociendo su pensamiento y legado.

El camino a las elecciones parlamentarias.
Esta semana término la prorroga otorgada por las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) para la inscripción o modificación de datos en el Registro Electoral Permanente. Se espera que en los próximos días el ente anuncie los resultados, sin embargo, es claro que este proceso fue afectado por las medidas para el control de la pandemia, que en particular afectan la movilidad de las personas.

El ente comicial publicó el Reglamento Especial Elección de representantes indígenas, un instrumento clave. Como se recordará uno de los aspectos que contribuyo a la conflictividad en la legislatura que pronto culminará, fue la impugnación a los diputados indígenas del Estado Amazonas, sobre la cual el Tribunal Supremo de Justicia de pronunció y ordeno la realización de nuevas elecciones. De igual manera el CNE informó que coordina con el Ministerio del Poder Popular para la Salud, el establecimiento de un Plan Integral de Bioseguridad del Poder Electoral, que entre otros aspectos contemplan las medidas de prevención durante el evento electoral del mes próximo.

La presidenta del CNE Indira Alfonzo, se pronunció en relación a las postulaciones, indicando que las mismas deben garantizar a igualdad entre hombres y mujeres. En consecuencia, las organizaciones con fines políticos mantener la proporción del 50 % para cada sexo en sus postulados y postuladas.

El presidente Maduro instruyo para que el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) se encuentre con los otros factores políticos revolucionarios, de cara a la definir las candidaturas conjuntas que se desarrollarán en el marco del Gran Polo Patriótico. Mientras tanto, varios colectivos y organizaciones políticas que apoyan la revolución están desarrollando diálogos, para lanzar candidaturas alternas a esta alianza en algunos circuitos electorales. En el lado opositor pocas son las declaraciones sobre esta materia, pero las discusiones y las negociaciones se siguen dando, en dos vías: se participa o no y en caso de participar a quienes se postula y como se asume la unidad.

Breves para finalizar:
             El 28 de este mes el canciller de la República denunció el desmantelamiento del Consulado de Venezuela en Bogotá y responsabilizo al gobierno colombiano de Iván Duque de no ofrecer las garantías de seguridad que establece la Convención de Viena, para resguardar los bienes y el personal diplomático en su territorio. Este evento se suma a una lista de agresiones a la dignidad diplomática de nuestra nación en otros países, como Brasil, Estados Unidos de América y Bolivia.
             El Banco Central de Venezuela gano el derecho apelar en el Tribunal Superior de Londres, por el caso de la confiscación del oro venezolano bajo custodia del Banco de Inglaterra. Este es un paso más, en el largo proceso para evitar la confiscación de bienes de la Republica en el extranjero, en particular para revertir la ilegal decisión que le otorga control de una cantidad importante de oro al diputado Juan Guaido, quien de manera fraudulenta se asume presidente.
             Esta semana hizo presencia en Venezuela una delegación de diplomáticos noruego para alentar en dialogo entre los líderes de la revolución bolivariana y la facción opositora liderada por Juan Guaidó. El Presidente Maduro se mostró receptivo y manifestó su total disposición, mientras que el diputado opositor sigue renuente a atender públicamente el llamado al dialogo.
Si desea comentar este texto, solicitar que se profundice en un tema o cualquier otro asunto relacionado, puede escribir al autor
jesusalbertorondon@gmail.com

Para Cuba cuenta más el internacionalismo solidario que el derecho propietario



Por Rolando Prudencio Briancon:

Cuba es una fuente inagotable de inspiración para quienes creen que: Otro mundo es posible. 
Sí, otro mundo en el que se ha estandarizado el egoísmo a tal extremo, y que es la única forma de concebir las relaciones entre las personas y las naciones. 
Otra perspectiva de pensar el mundo, en base a otros valores que se anteponga a la mezquina mentalidad mercantilista que caracteriza al Capitalismo, es un sacrilegio, una blasfema.



Y es que es ésa, y no otra la razón por la que Cuba es considerada una amenaza, un mal ejemplo para el mundo, y a la que hay que combatir con todas las armas; sobre todo las más innobles, pues no se puede permitir que ése "mal ejemplo" de Cuba cunda por todas partes.

Ese es el motivo que molesta tanto a los poderes imperiales como EE.UU., e Israel que cada año se encarga de insistir, que una medida tan mezquina como el bloqueo se mantenga hasta el día de hoy, pese a que cada año, excepto esos dos países que mantienen esa malhadada medida, el resto de los países del mundo vota a favor de que se levante el embargo en la ONU.

En cambio, cada día más Cuba marca las diferencias con esa envilecida visión materialista, y que es la marca de los países capitalistas, al haber puesto de manifiesto su espíritu internacionalista durante esta pandemia, como se ha visto en cuanto país, su presencia es invaluable como en Italia y otras naciones.

Pero no sólo que Cuba ha demostrado ese espíritu Internacionalista, con naciones que se ha beneficiado con la presencia de las brigadas médicas cubanas; sino con acciones arbitrarias y abusivas del gobierno golpista de Añez en Bolivia, tal como acaba de suceder con la intervención de la clínica cubana "El Colaborador", la misma que incluso atenta al derecho propietario, reconocido por la misma legislación boliviana.

Así es como un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba ha dado a conocer su posición señalando: "Consciente de que el combate a la pandemia de la Covid-19 requiere de los esfuerzos urgentes y mancomunados de cooperación y la solidaridad y, sin renunciar a la titularidad de la propiedad de la clínica El Colaborador y a los derechos que como legítimo propietario le asisten, el Gobierno cubano pone a disposición del hermano pueblo boliviano su utilización para asistir a los enfermos de la Covid-19 mientras dure la situación de crisis generada por esta pandemia en Bolivia"; y que también ha sido ratificada esa posición por el canciller Bruno Rodríguez, quien en su cuenta de Twitter ha mencionado: "

El gobierno dé #Cuba pone a disposición del pueblo #Bolivia una clínica para asistir a enfermos de #Covid 19. A pesar de las agresiones golpistas, y sin renunciar a la propiedad de esta, el pueblo cubano ratifica su altruismo frente a la pandemia".

Vale decir que, si bien Cuba puede desarrollar su filosofía internacionalista en base a los valores de la solidaridad, sostén del Socialismo; no menos es que tampoco va a callarse ante las avasalladoras actitudes de un gobierno golpista, como lo ha hecho con el gobierno imperialista de los EE.UU., que está detrás de esta infame bajeza.

prudenprusiano@gmail.com

La formación de los economistas y la Revolución.



Por Oswaldo Tona:

Inevitable recordar aquella anécdota de inicio de la Revolución Cubana, cuando Fidel buscaba un economista revolucionario para el BCC; el Che se ofreció y le preguntan, ¿tú eres economista?

Y éste responde, perdón, creí haber oído Comunista. Parece que economista y comunista son como agua y aceite en el marco del capitalismo.

Juan Carlos Valdés aborda el tema de la formación del economista (válido para todo profesional) que termina funcionando como un cuerpo ideológico que le impide romper con las concepciones clásicas, dominantes. Tema pertinente.


Pero, Valdés quien ha venido haciendo propuestas interesantes tercia en el debate sobre los salarios. Aquí su análisis
*La Defensa del Salario*
*Juan Carlos Valdez G.*
El salario es en principio la contraprestación que recibe el trabajador por la actividad que realiza para el dueño del medio de producción, sea éste un ente público o privado.

¿Qué es lo que determina la cantidad que debe recibir un trabajador por la actividad que realiza?

A finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX se afirmaba que el salario tendía a ser el que corresponde a las necesidades mínimas de subsistencia de los trabajadores. A eso lo llamaron la Ley del hierro o Ley del bronce de los salarios y le colocaron esos nombres porque se suponía que esa condición del salario debía durar mucho tiempo inmutable.

Esa concepción del salario como un mínimo de subsistencia toma fuerza y sentido en la medida que la ética fue arrancada de la visión económica y el ser humano deja de ser la piedra angular de la actividad económica.

Aunque paradójico, la economía se ha convertido en fin en sí misma, aun cuando su existencia es el resultado de las sociedades humanas en procura de su supervivencia sana, pacífica y feliz, lo cual supone la actividad económica al servicio del ser humanos y no al revés.

En lugar de adaptar la economía a las necesidades humanas, la mayoría de los economistas se empeñan en adaptar al ser humano a las teorías y leyes económicas actuales, que es evidente que sólo terminan beneficiando a unos pocos en detrimento de las grandes mayorías asalariadas. Pero como la ética, para ellos, no es un asunto que deba contemplar la economía, no se molestan en revisar y menos cuestionar tales teorías y leyes.

En el prefacio a la Teoría General, Keynes comentaba que su escritura había necesitado de un largo proceso de distanciamiento de los “modos habituales de pensamiento y expresión”. Imploraba a su audiencia de economistas profesionales que se distanciaran ellos también de los confines del pensamiento económico convencional, y observaba que: “Las ideas aquí expresadas tan laboriosamente son extremadamente simples y deberían ser evidentes. La dificultad no radica en las nuevas ideas, sino en escapar de las viejas que, para quienes hemos recibido la formación más convencional, se ramifican hasta alcanzar cada esquina de nuestras mentes” (Keynes, 1936).

Keen Steve se pregunta, en la síntesis de su libro "La Economía Desenmascarada", por qué, a pesar de haber tantos bienintencionados economistas neoclásicos, casi todas sus recomendaciones favorecen a los ricos antes que, a los pobres, a los capitalistas antes que, a los trabajadores, a los privilegios antes que a los desposeídos. Su respuesta es: " Llegué a la conclusión de que la razón por la que manifestaban esas conductas tan poco intelectuales, tan ideológica y en apariencia tan destructiva desde el punto de vista social, no tenía que ver con patologías personales superficiales, sino que era de naturaleza más profunda. Lo que ocurría es que la forma en que habían sido formados les había inculcado las pautas de comportamiento de los fanáticos, más que de intelectuales desapasionados. "

¿Cuál es el monto del salario que se debe ganar en Venezuela?

La respuesta a esa pregunta es obvia: el salario que debe ganar el venezolano es aquel que sea suficiente, no sólo para cubrir las necesidades elementales (comida, vestido, y medicina), sino, además, todas aquellas cosas que les de tranquilidad y seguridad a las familias.

¿Cómo lograr eso?

Con las herramientas que tenemos actualmente, y siendo un tanto audaces, podemos comenzar a lograr ese objetivo.

Lo primero es detener el deterioro del poder adquisitivo del trabajador venezolano. El gobierno creó hace más de dos años un instrumento que tendría entre sus efectos, la estabilización del sistema de precios internos y en consecuencia, la protección del salario del venezolano, ante el ataque al Bolívar perpetrado a través del dólar.

Inicialmente, el Petro lograría eso sirviendo como una divisa con la cual podríamos importar y cumplir compromisos internacionales. Esa sería la forma de desprender nuestra economía del ataque del dólar y del bloqueo financiero. Ante esa posibilidad, el gobierno de los EEUU impuso sanciones en contra del Petro, amenazando a todo aquel que en el mundo acepte el Petro como moneda para transacciones con Venezuela. Eso ha dificultado que se logre ese objetivo con el Petro; sin embargo, el Petro tiene capacidad para proteger el poder adquisitivo del venezolano. Veamos: ante la pérdida de valor del Bolívar, debido a la distorsión cambiaria, mucha gente se ha protegido con la moneda que está asesinando al Bolívar (el dólar), debido a que el dólar se aprecia (incrementa su precio) respecto a nuestra moneda nacional y así la gente mantiene el poder adquisitivo de su capital.

Resulta que el Petro, tal como está diseñado hasta ahora, también se aprecia respecto al bolívar, en una proporción similar a la del dólar, pero la gente no se refugia en Petros por la dificultad de su uso, lo que redunda en la poca aceptación de esa moneda digital en el ámbito comercial.

La ventaja que le lleva el dólar al Petro, en el mercado interno, es la usabilidad, ya que el dólar no puede depreciar el valor del Petro.

Lo que ha afectado el valor del Petro en el mercado nacional es su casi nula usabilidad. Pero si unimos el Petro al Bolívar y materializamos el anclaje del salario al Petro, la relación de fuerza con el dólar cambiaría.

La usabilidad del Petro se la daría el Bolívar, ya que la gente ganaría en Petros, pero gastaría en bolívares, con lo cual, se usarían todas las plataformas de pago que ya existen para los bolívares. Lo que variaría es el tipo de cambio entre el Petro y el Bolívar, manteniendo de esa manera el poder adquisitivo del trabajador. Vale decir, el Petro sería un factor de indexación con lo cual, el salario mantendría su poder de compra.
Sin embargo, sabemos que el Petro tiene una relación con el dólar ya que el valor del Petro es el equivalente a más o menos 60 dólares (al menos hasta ahora ha sido así). Eso explica que la variación del tipo de cambio entre el Bolívar y el Petro se vea influida por la variación del tipo de cambio Dólar-Bolívar. Pero si bien el dólar es el principal factor de distorsión de los precios en Venezuela, no es el único que explica la inflación. De manera que tendríamos que ser más audaces y utilizar como elemento de indexación del Petro, el propio índice inflacionario. Desprendemos al Petro del dólar y lo unimos coyunturalmente al índice inflacionario, garantizando así que el valor del salario se mantenga en el tiempo.

Hay algunas cosas que hay que aclarar con esta propuesta; la primera es que el incremento que experimentaría el salario con la variación de la inflación, sólo mantendría los niveles de demanda, no los aumentaría, a menos que hubiese un efectivo aumento de salarios en Petros. Por ejemplo, si los trabajadores pasan de ganar medio Petro a un Petro.

Para quienes se preocupan de dónde el BCV sacaría los bolívares para cubrir el incremento necesario de bolívares, debemos decirle que con las pocas reservas internacionales que tenemos hoy, podemos respaldar todos los bolívares que circulan hoy en Venezuela y multiplicarlos por 10. Sin embargo, eso no sería necesario. Puesto que el Estado venezolano no ha perdido su soberanía monetaria y puede simplemente crear los bolívares necesarios para estabilizar las cargas. En este punto es muy importante entender que la cantidad de dinero que circula en un país debe ser equivalente a volumen de precios de todos los bienes y servicios que se producen en ese país, ya que la principal función del dinero, es facilitar la circulación de esos productos.

La caída del PBI nos indica que se producen menos cosas, pero no nos indica que se requiera menos liquidez, ya que si los pocos productos que se generan son muy caros, entonces se requiere mucho dinero para que circulen y no se afecte más la producción del país, Eso se traduce en que hay, al menos, que mantener la demanda de esos productos, y los asalariados son los principales demandantes, por lo que se hace necesario que ellos tengan el poder adquisitivo suficiente para que los bienes y servicios del país circulen.

La idea es frenar el deterioro del salario y la consecuente caída de la demanda que afecta la producción (es obvio que no se produce donde no hay demanda).

jube312@gmail.com

El incremento del salario es impostergable Jesús Farías



Por Carlos Luna Arevalo:
Culminando el mes de julio se ha suscitado una interesante polémica entre dos economistas quienes, estando ubicados en la misma acera ideológica, han expuesto disparidad de criterios en el tema referente a las políticas salariales del gobierno.

A mi modo de ver, aunque Farías puede que tenga mucho de razón cuando argumenta que el Estado actualmente no tiene capacidad para ofrecer el incremento de salarios a los niveles que todos necesitamos y deseamos, y por el que aboga Curcio, los datos que ofrece Pascualina sobre cuánto se ha enriquecido la burguesía en estos últimos años despiertan suspicacia entre quienes estamos recibiendo la parte “más reducida de la torta” de la economía venezolana, para no decir los que apenas recibimos las “migajas de torta”.


Farías acusa a Curcio de “emplear una fraseología revolucionaria con la pretensión de manipular el tema tan sensible y complejo de los salarios”. De esta manera va desmontando las que califica como “manipulaciones” que expone Pascualina en “Los salarios: en la empresa privada y en la administración pública (II)”.

Para los venezolanos de a pie, sin ser expertos en economía, especialmente para quienes padecemos la dura realidad de sueldos y salarios deprimidos, no es un secreto que los capitalistas, como dice Pascualina, se han enriquecido en los últimos tiempos más que nunca. Mientras la gran mayoría recibe salarios y pensiones que no cubren ni las necesidades más básicas, los dueños de capital (empresarios, industriales, comerciantes, etc.) “se embolsillan una tajada cada vez mayor de la riqueza que producen los trabajadores”, dicho en palabras de Curcio.

Entiendo que algunas de las medidas que propone Pascualina, como medio de recuperación de sueldos, salarios y pensiones no se pueden implementar, dado los niveles de contracción económica del país (siendo una economía rentista que dependen de la exportación de petróleo), asumiendo la caída severa de la producción petrolera, sin dejar por fuera el contexto de recesión económica mundial consecuencia del covid-19, pero no es menos cierto que las denuncias de Pascualina sobre la evasión fiscal de los capitalistas es un mal crónico que siempre redundará en una distribución desigual de la riqueza, siempre favoreciendo a los capitales, en detrimento del pueblo trabajador.

Parece que tiene razón Farías cuando dice que, si el gobierno ofreciera incrementar los salarios y pensiones más allá de lo que su mermada capacidad de pago le permite, estaría cometiendo un fraude, especialmente considerando el impacto de las sanciones económicas y financieras y el estancamiento de la actividad petrolera.

No entiendo que Curcio ponga en duda, en sus argumentos, “el esfuerzo gigantesco que hace el gobierno para atender al pueblo”, al cual apela Farías como defensa del gobierno. Pasqualina plantea más bien que la distribución de la riqueza, que no es otra que la proveniente de la renta petrolera, se equilibre, dado que hasta ahora los grandes beneficiarios son los capitalistas, mientras el pueblo recibe la menor parte.

Farías desmiente que el Estado sea un “explotador” de los trabajadores y en su argumentación claro que su tesis queda bien parada, pero lo que pone Curcio sobre la mesa es que la mayor parte de la renta petrolera termina quedando en manos de la burguesía. El Estado tiene un papel fundamental en la “redistribución de la renta”, si algo enseñó Chávez, en estos últimos tiempos, fue precisamente la necesidad de redistribuir la renta petrolera favoreciendo a quienes históricamente fueron marginados de la riqueza petrolera.

Farias admite que la revolución tiene una deuda en lo relacionado con cobrar impuestos a la burguesía y que es una deuda que efectivamente debe saldarse, pero afirma que es ilusorio afirmar que el incremento salarial puede financiarse de esos impuestos a la burguesía. En cuanto al tema de la dolarización de la economía confiesa que ha sido positiva, en tanto ha sido un medio de combate de la escasez de mercancías, a pesar de que la especulación en los precios sigue afectando. Afirma que la inflación que en 2018 se ubicaba en 10.000% al día de hoy se mantiene en 1000%.

En una extensa entrevista del constituyente Jesús Farías con Clodovaldo Hernández, publicada en La Iguana.tv el entrevistado culmina afirmando que el imperio, sin dejar su naturaleza injerencista e intervencionista, a partir de 2021, se verá obligado a aplicar otros métodos que suponen dejar las duras sanciones económicas de lado. Así mismo, cierra diciendo que él está dispuesto a seguir debatiendo sobre la política económica del gobierno. 

Tiene mucha razón en sus argumentos Farías, pero me quedo con su afirmación “el incremento del salario es impostergable”.
carloslunarvelo72@gmail.com



El Mañana es hoy



Por Víctor Manuel Barceló R.:

La Pandemia del Covid 19, afectó en su médula los sistemas de vida vigentes, como expresión primera de su embate sobre la humanidad. Esta lacra planetaria -surgida natural o artificialmente- si bien viene siendo domada poco a poco, sigue y seguirá por algún tiempo, definiendo las políticas de la acción científica en relación con la económica, para encontrar una vacuna que sirva al control del virus, cualesquiera sean sus características.



Por razones de análisis requerimos centrarnos en la revisión de los tres pilares que consideramos fundamentales para conformar y sostener una nueva manera de gestionar la existencia en el planeta Tierra, respetando el hábitat de todos los seres vivos, mediante la construcción de un Sistema General que asuma tales compromisos, a través de una auténtica sustentabilidad y sostenibilidad planetarias.

A la presentación del subsistema educativo -motivo de nuestra entrega anterior- continuamos hoy el relacionado con la economía y la vida social. En los ámbitos de la Tierra, diversos países y agrupaciones de los mismos, están buscando caminos que permitan resarcirse de las graves afectaciones que las economías, todas, sufren acentuadamente tanto en la salud de sus habitantes -a estas alturas la pandemia se llevó 650,000 personas- como en la vida social, producto del aflojamiento y en algunos terrenos la anulación de las actividades productivas y de comercio, salvo en casos imposibles como los de la economía informal en que sus practicantes viven al día de lo que obtienen en sus negocios de toda índole, que de no realizarlos -lo cual ocurre- les lleva al límite de la pobreza, que apenas si es atendida con recursos públicos para mitigar el hambre de amplios grupos de población.   

Estamos viviendo y transformando cotidianamente un escenario económico desesperante y en momentos desgarrador, no solo en naciones pobres del Planeta,  también en muchos poblados, barrios y asentamientos de las naciones ricas, que por sus sistemas de vida capitalista -en que el dinero cuenta por encima de la vida humana- mantienen en pobreza y a veces en la miseria a muchos de sus pobladores, sin atenciones especiales para resarcirles de esa epidemia provocada por sistemas económicos en manos de organismos financieros que dictan los caminos a seguir, en tanto sirvan a la concentración de la riqueza en unas cuantas transnacionales. 

Del análisis y propuesta de soluciones posibles, surge la idea de una renta básica universal, consistente en un ingreso, periódicamente cubierto por el gobierno nacional a cada ciudadano, definido como un derecho sin ninguna condición. Se considera a esa renta, parte de una política fiscal redistributiva que pretende proteger, garantizando un nivel mínimo de ingresos a todos los ciudadanos y por ese medio, reducir las desigualdades sociales.

Es universal porque la condición financiera, de familia o personal del ciudadano, no le imposibilitan para alcanzar este recurso. Se considera que lo percibido variaría, según se definieran las normas estipuladas para el otorgamiento de la renta básica. Ver: https://economipedia.com/definiciones/renta-basica-universal.html

Junto a esa posibilidad, hay ejemplos muy importantes de empeños por recuperar situaciones prevalecientes, antes del Covid 19, los que se presentan en Europa, a nivel país u organismos multilaterales. En el primer caso conviene conocer el nuevo sistema económico alternativo que se incorporó oficialmente a la ciudad de Ámsterdam.   

El modelo del “Dónut”.  Ámsterdam adopta el dónut como vía para superar la crisis y ser una ciudad amigable, relanzando su economía, no hacia el crecimiento económico como tal, sino en busca del bienestar humano y el esmero por el planeta. Kate Raworth, revisa todos los “componentes del pensamiento económico contemporáneo” para modificar pautas no alineadas con objetivos de las sociedades del siglo XXI -muchas de ellas incorporadas en acuerdos de la ONU y sus Agencias- integrando un documento para la Universidad de Oxford dentro de un programa de Oxfam. 

De Alli surge su libro: “Doughnut Economics: Seven Ways to Think Like a 21st-Century Economist.” (“La economía del dónut, siete formas de pensar como un economista del siglo XXI”), contribución muy importante al debate sobre los modelos de desarrollo, buscando que éstos actúen sobre la sociedad, de manera justa y en plena armonía con el hábitat. 

Apoya su alegato en un criterio utilizado en teorías educativas avanzadas: ¡existen límites! Ver: https://www.uypress.net/auc.aspx?105970

El sueco Johan Rockström detalló -con un grupo de expertos- los límites planetarios de nueve procesos fundamentales para la estabilidad del sistema Tierra. la Organización de las Naciones Unidas (ONU) adoptó, para el periodo 2015-2030, los derroteros planetarios más importantes de la historia por medio de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), esto, después de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). 

Si los ODM se encausaron en aminorar la pobreza extrema y el hambre, los 17 ODS, explicitados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, presentaron una visión ambiciosa de sostenibilidad ambiental del planeta, conteniendo las inestabilidades del cambio climático provocado por la acción humana. Los ODS incluyen un vigoroso dispositivo medioambiental que desarrolla el cuidado del planeta. Ver: https://www.redalyc.org/jatsRepo/675/67559606005/html/index.html
 
La economista británica añade a tales límites externos, otros que requiere nuestro propio bienestar. Al incluir círculos concéntricos interiores, al lado de los externos, crea una imagen gráfica en forma de dónut (dona) que da nombre al modelo con: un círculo interior que precisa las necesidades básicas para el bienestar humano: comida, agua, sanidad, energía, educación y en lo social, igualdad o representatividad política y uno exterior que presenta los límites del planeta que no deben afectarse, so pena de devastar las condiciones externas en las que puede desarrollarse nuestra sociedad.
Ver: https://www.redalyc.org/jatsRepo/268/26859570007/html/index.html

La teoría de “La Dona” -castellanizando el término- trastoca todas las que conocíamos de los dos siglos anteriores, si bien las incluye en lo que de ellas impulsa el bienestar para quienes se afincan en cada hábitat. Lo que estudiamos de las escuelas: mercantilista -basada en la acumulación de metales preciosos- siglos XVII y XVIII; clásica -base del capitalismo que domina los conceptos económicos de los siglos XVIII al XX y perdura, junto a la marxista, que surge de las obras de Carlos Marx en el siglo XIX; todas ellas con variantes que entrelazan principios y criterios de unas y otras, pero que, al final presentan dos posiciones frente a la vida:

El capitalismo y sus derivaciones, como ciencia que intenta explicar la globalidad del proceso económico teniendo al mercado como centro y control del proceso vs el socialismo y sus derivaciones, que utiliza las teorías marxistas, interpretadas localmente, para resolver las contradicciones que impiden el bienestar y la felicidad de los seres que habitamos el Planeta Tierra. 
Ver: https://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_de_la_dependencia

Veamos brevemente a los principales exponentes de las dos tendencias. El Capitalismo. Conocemos como sus desarrolladores a: Adam Smith, Thomas R. Malthus y David Ricardo. Smith en su obra “La riqueza de las naciones” (1776), examina diversos sistemas de economía política, en particular mercantilismo y fisiocracia. Expone su concepción de un orden natural, “sistema de libertad natural”, que para él es “resultado del libre ejercicio del interés individual que beneficia exitosamente —sin proponérselo— al bien común en la solución de problemas y satisfacción de necesidades por medio de la libre empresa, de la libre competencia y del libre comercio”. Afirma que la ley natural es superior a la ley humana. La economía es regida por una "mano invisible". De allí que el estado no deba intervenir. Lo económico -afirma- se mueve por su propio impulso, debido a que las instituciones económicas son corolario de la actividad voluntaria de millones de seres humanos. 

Tales concepciones le llevan a considerar que las fuerzas del mercado (oferta y demanda) están ordenadas por la competencia libre, por un equilibrio natural, producto de acciones de la “mano invisible”. Tal equilibrio en la sociedad viene a resultas de la acción individual -como señalamos- buscando su propio beneficio, solo así sirve a todos. Existe inclinación por naturaleza del humano al intercambio, para lo que se especializa en oficios y profesiones diversas.

Sustento del alegato de Smith es la propiedad privada como producto natural. Apoyado en la teoría objetiva del Valor = trabajo, propone mercados libres, acordes con la doctrina del “Laissez faire, laissez passe”. Afirma: "el capital es aquella parte del acervo que se usa para poner en movimiento trabajo productivo, es decir, trabajo que reemplazará y aumentará la inversión originaria". Los sueldos tienden al nivel de "subsistencia", pueden elevarse si se amplía la economía. Más inversiones igual a más empleos, mayor crecimiento, más beneficio para toda la sociedad. Considera justo que los capitalistas sean ricos y los obreros pobres.

De su teoría se originan tres clases económicas. Obreros: perciben salarios para su subsistencia; propietarios terratenientes: cobran renta al proporcionar tierras y recursos naturales; capitalistas: reciben beneficios sobre su capital invertido. El estado proporciona protección legal a todas las transacciones económicas y recauda impuestos, los cuales deben ser lo más bajos posible. Ver: https://es.wikipedia.org/wiki/ La_riqueza_de_las_naciones

El marxismo. Como doctrina económica se desarrolló en el siglo XIX, secuencia de las obras de Carlos Marx, sobre todo en “El Capital” (1861-1867, tomo) (Tomos-II y III fueron publicados por Federico Engels en 1885-94). También se le conoce como socialismo científico por la aspiración de dar al socialismo una base científica real, superando al socialismo utópico. Ocurre tal cosa debido a que es, más que teoría económica, crítica integral del funcionamiento de las sociedades. Busca comprender la realidad para transformarla. Su método de análisis es el materialismo dialéctico, que plantea la lucha entre opuestos (burguesía vs proletariado) como origen y plataforma para las transformaciones que la sociedad requiere, en la búsqueda del bienestar de todos.

El marxismo es, por tanto, una teoría general cuya estructura filosófica es el materialismo dialéctico: el ser humano puede conocer la realidad sin recurrir a explicaciones sobrenaturales; tal realidad no es materia de estudio estático, constituye un proceso dinámico, responsable de la existencia y evolución de las sociedades y expresión de realidades políticas, económicas y sociales, que se construye en el conflicto dialéctico entre fuerzas de producción y relaciones de producción.

Marx y sus seguidores (Engels, Kautsky, Rosa Luxemburgo, Plejanov, Bujarin) nos muestran como la realidad social pasa por etapas como: consumismo primitivo, esclavismo, feudalismo y capitalismo inicial, para arribar al consumismo pleno.

El análisis dialéctico de la mercancía -inscrito en su 1er Tomo- considera que la mercancía individual es la expresión elemental de la riqueza social en el capitalismo. Marx lo realiza considerando a la mercancía, del modo clásico, en tanto valor de uso -satisfaciendo necesidades humanas- y como valor de cambio -para intercambio por otros bienes-. Aquí se precisa que el valor de cambio de una mercancía es manifestación de algo más profundo. “Si una cantidad X de mercancía A equivale a una Y de mercancía B, no depende del valor de uso de dichas mercancías, ni de los trabajos particulares con las que fueron producidas. Lo que hace posible la equivalencia es que ambas contienen la misma cantidad de trabajo humano abstracto, materializado en ellas”. 

Marx califica como valor de las mercancías, al “trabajo socialmente necesario para su producción”, siendo la medida del valor, definida por la cantidad (duración) de ese trabajo. De este modo Marx pone de pies a David Ricardo, quien planteó este tema, y de manera crítica lo profundiza para concluir que el valor de cambio será la forma del valor. Surge así la teoría de la plusvalía y de la explotación.

 v_barcelo@hotmail.com