miércoles, 3 de junio de 2020

¿Hay una rebelión social en Estados Unidos?



Por Sergio Rodríguez Gelfenstein:
Una vez más los acontecimientos recientes en Estados Unidos han sido expresión de una diversidad extrema de comentarios en los medios de comunicación y en las redes, una vez más las opiniones van desde las más apocalípticas hasta las que suponen que todo ha sido una táctica de Trump para salir de la catástrofe en la que ha sumido a su país tras el desastroso manejo de la pandemia del Covid 19.


Se menciona que Estados Unidos ha entrado en una etapa “de revolución indetenible” y que el “pueblo” se cansó del sistema y ha salido a las calles a manifestarlo. De la misma manera, se asume que la violencia es expresión del hartazgo de los ciudadanos por un “sistema que los oprime”. Me parece que esos puntos de vista exponen excesos en el análisis o incluso expresión del deseo de que el imperio sufra un remezón en sus entrañas.

Pero hay que ser objetivo, las rebeliones de los negros de Estados Unidos o afroamericanos como se denominan ellos a si mismos son recurrentes a través de la historia. La independencia obtenida en 1776 no cambió la institución de la esclavitud presente desde los inicios de la colonia a comienzos del siglo XVII, aunque ya los españoles habían traído negros de África para ser esclavizados en sus territorios coloniales que después pasaron a formar parte de Estados Unidos. Tampoco la constitución de 1787 trajo modificaciones en la “corporación esclavista”. Al contrario legalizó y legitimó la opresión contra los negros.
Las primeras y más importantes rebeliones de negros esclavos vinieron a tener lugar apenas a comienzos del siglo XIX. Fueron las dirigidas por Gabriel Prosser en Richmond, Virginia en agosto de 1800, Denmark Vessey en Charleston, Carolina del Sur en junio de 1822  y la de  Nat Turner, en Southampton, Virginia en agosto de 1831.

La esclavitud vinculada al feudalismo se transformó en un freno para el desarrollo capitalista de un país que ambicionaba ser una gran potencia imperialista mundial. Fue necesaria una guerra, llamada de “secesión” porque los once estados que defendían el esclavismo quisieron crear un nuevo país. El triunfo de los estados de la Unión y del capitalismo que propugnaban legitimaron el racismo, la exclusión, la represión y el menosprecio de los negros como atributo del modelo económico y político que había vencido, aunque se otorgaron algunos derechos civiles a los negros que por obra de la guerra habían sido liberados de la esclavitud.

Como recuerda el historiador estadounidense Morris Berman en su obra ”Las raíces del fracaso americano”, incluso Abraham Lincoln, considerado el apóstol de la lucha contra la esclavitud en Estados Unidos dijo en su discurso de la sesión especial del Congreso el 4 de julio de 1861, que no tenía “la intención directa e indirecta de interferir con la esclavitud en Estados Unidos donde quiera que exista”. De manera que es falso que la guerra se haya librado para liberar a los esclavos como lo señala la historia oficial, sino que respondía a la clara intención de evitar el plausible objetivo de evitar la secesión. Berman señala que Lincoln ya había dejado claro que no era favorable a la igualdad social y política de los negros “de ninguna forma”. Si esa fue la opinión del presidente que “abolió” la esclavitud, podríamos preguntarnos entonces ¿qué se puede esperar de otros?

Desde ahí hasta la muerte de George Floyd el pasado el 25 de mayo de 2020, en Powderhorn, Minneapolis han pasado más de un siglo y medio de continuos levantamientos de los negros americanos en su lucha contra la exclusión y la discriminación.
Pero salvo en casos muy específicos, la lucha racial no ha pasado de ser eso: movimientos espontáneos de rechazo desesperado cuando el abuso pierde incluso la cordura que la formalidad de la sociedad blanca les impone.

Ayer, en una entrevista para “la iguana.tv” el periodista venezolano Clodovaldo Hernández expresaba que: “Hay quienes dicen que esta ola de disturbios y protestas hunde definitivamente a Donald Trump, quien se encamina a perder las elecciones. Otros aseguran que lo fortalece porque radicaliza las posiciones y él vive del radicalismo” y me preguntó cual era mi criterio respecto de si Trump ganaba o perdía con este giro inesperado de la campaña.

He aquí mi respuesta:
“Lo primero que hay que considerar es que los negros en Estados Unidos representan 13% de la población. Y ese segmento es abrumadoramente votante del Partido Demócrata. Entonces, en términos electorales, Trump está agrediendo a un sector opositor, que ya no le favorecía antes de estos eventos.
Por otro lado, en términos más estructurales hay que decir que el racismo es un fenómeno permanente en EEUU, es intrínseco a ese país. Yo era un niño entonces, pero recuerdo que en los años 60 estaba aquel movimiento de Panteras Negras, que incluso asumió la lucha armada y llegó a adquirir gran fuerza, sobre todo en las Olimpíadas de México de 1968, cuando los atletas estadounidenses negros ganadores de medallas alzaban el puño y miraban al piso mientras sonaba el himno. Eso demostraba la raigambre del movimiento. Pero siempre estuvo circunscrito a los negros.

Cada cierto tiempo, cuando ocurre este tipo de hechos, como el que acaba de pasar ahora, sucede lo mismo con mayor o menor fuerza. Esta vez ha sido muy fuerte, mucha gente lo compara con lo que ocurrió después del asesinato de Martin Luther King. Pero sigue siendo un movimiento racial, no tiene ninguna otra connotación. Se circunscribe a un sector minoritario de la población de EEUU.

No hay que confundirse. Hay gente hablando de revolución en EEUU y de crisis del sistema político. No hay que equivocarse pensando que esto lleva a las puertas de una rebelión social que vaya a producir cambios sustanciales. Por otro lado, hay que tener en cuenta que los negros en EEUU votan por el Partido Demócrata, pero en las internas se inclinan por la derecha demócrata. En esta ocasión, le dieron el apoyo a Joe Biden en contra de Bernie Sanders.

Así que tampoco podemos engañarnos pensando que se trata de negros libertarios, antisistema. No. Son negros que están luchando, y es bueno que lo hagan, en función de los intereses de su raza, que es discriminada, explotada, expoliada, lo cual se manifiesta en la pandemia, cuando, siendo apenas 13% de la población global [de EE.UU], son entre 24% y 25%  de los contagiados, es decir, el doble de la proporción.

En EEUU han creado una serie de mitos sobre el supuesto fin del racismo. El tercer lunes de enero celebran el Día de Martin Luther King, que es feriado a escala nacional; en el béisbol, el 15 de abril todos los peloteros usan el número 42, por Jackie Robinson, que fue el primer afroamericano al que le permitieron jugar en las Grandes Ligas. Pero, finalmente, a esos mismos negros los montan en un barco y vienen a invadir a Venezuela sin problema. Ninguno de sus líderes tiene la entereza, la estatura moral, la fuerza de ideas que tuvo Muhammad Alí, que siendo el boxeador más grande de la historia, renunció al título mundial, fue a la cárcel y fue sometido a persecuciones porque se negó a participar en una guerra en la que no creía, la de Vietnam.

Tampoco olvidemos que Obama es negro y fue el que inició la persecución contra Venezuela en las dimensiones que tenemos ahora. ¿Dónde están Obama y otros negros, como Condoleezza Rice y el general Colin Powel? Están en el bando de los poderosos, del sistema, de los opresores. Entonces, creo que la respuesta de Trump es calculada, en el sentido de que está golpeando a una población que no le favorece y está incentivando acciones que son bien recibidas por ese sector de la población, los WASP (blancos, anglosajones y protestantes, el segmento más conservador [de la sociedad]).

Los negros en EEUU, además, no tienen ningún tipo de conciencia de clase, están en contra de los latinos, persiguen a los inmigrantes. No estamos hablando de una revolución social o política, sino, si acaso, de una rebelión racial. Al único que he escuchado planteando esto en términos políticos sustanciales, en términos de clase, es al director de cine Spike Lee. Hizo un planteamiento sólido. Todos los demás lo han hecho en términos de la marginación de los negros, pero no en términos del sistema y de la estructura del capital. Entonces, insisto, no va a significar grandes cambios sociales y políticos porque para ello tendrían que incorporarse los marginados, las mujeres, los inmigrantes y los desempleados, que son millones, pero obviamente no han estado en estas protestas”.

Ante otra pregunta del periodista agregué que: “…Ayer [Joe] Biden se reunió con unos líderes negros y su propuesta fue que si llega a la presidencia, dará instrucciones para que la policía no les dispare [a los manifestantes] al pecho, sino a las piernas. Y dijo que buscará el control del armamento de los ciudadanos. Esa es una jugada electorera de un candidato mudo, que no ha aparecido en todo el Covid-19.

Yo creo que todo eso es calculado [por Trump] porque sabe que en EEUU hay un gran fervor por el uso de las armas y es una mayoría tan aplastante la de los blancos que nadie se atreve a desafiarla. Además, a ese grupo se sumarán seguramente los latinos y otros, en el caso de que haya un conflicto violento racial. Por eso, en esa hipótesis, los negros serán aplastados, a un costo de miles o de cientos de muertos. Si Trump dijo que era aceptable que por el Covid-19 murieran 200 mil personas, que mueran 100 mil negros no es una cosa que le pueda preocupar mucho”.

 sergioro07@hotmail.com

Nadie sabe qué va a pasar pero no será bueno para el mundo



Por Rómulo Pardo Silva:

La potencia que emergió de la segunda guerra mundial hegemónica, debilitada económica y políticamente busca en la fuerza un renacimiento.

Estados Unidos para detener su caída rompe con el sistema de relaciones acordado después de la desaparición de la URSS. Pone fin a su participación en mecanismos de entendimientos económicos, políticos y militares logrados con esfuerzos.



Estados Unidos suspende su participación en el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) con Rusia, se retiró del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, el Acuerdo de París contra el cambio climático, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura Unesco), abandonó el Pacto Mundial de la ONU sobre Migración y Refugiados, rompió con el acuerdo nuclear con Irán,  se retiró del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, cortó los fondos a la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos, suspendió sus obligaciones en el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, ha amenazado con salir de la Organización Mundial del Comercio (OMC), abandona Cielos Abiertos, el tratado global de control de armas. La Vanguardia. Abandona la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El capitalismo centrado en Washington constata que ha perdido el primer lugar industrial ante China.

EE.UU. depende estratégicamente de China en 414 categorías de importaciones, de las cuales 114 dan servicio a su infraestructura nacional crítica. Depende estratégicamente de Pekín en lo tocante a antibióticos, baterías esenciales, metales de tierras raras, computadoras portátiles, teléfonos celulares, suplementos vitamínicos e incluso cosas como contenedores de envío, vidrios de seguridad y chalecos salvavidas. Matthew Henderson, director del Centro y uno de los autores del informe, destaca que, para revertir esta situación, se requiere de un “disociando” entre la economía estadounidense y la china, y “forjar relaciones” con países socios que sean “confiables”. La formación de nuevas alianzas en la región del Indo-Pacífico. El informe revela que no solo EE.UU., sino también el Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, los llamados “socios de intercambio de inteligencia de cinco ojos”, dependen estratégicamente de China en un total de 831 categorías de productos. Centro de Estudios de Asia de la Sociedad Henry Jackson en Londres. Hispan tv

Que en lo militar estratégico fue superado por Rusia.

No logra imponer su voluntad en Venezuela, Cuba, Siria, Irán, Libia, Afganistán, Serbia… tampoco en la Unión Europea.
Tiene déficit comercial, emite dólares sin respaldo real, su sistema financiero sigue creando burbujas a pesar de la crisis del 2008. Obligó a los chinos a comprar en su territorio miles de millones de dólares, olvidándose de la libertad de comercio.

Estados Unidos busca un escape en el proteccionismo y una guerra híbrida a la competencia china. Una política que ocasionaría crisis mundiales, hambre, migraciones, desestabilización, cesantía...

El gobierno chino entiende que le amenaza una situación límite y se prepara para un período casi de sobrevivencia.

Hay señales que se prepara por Estados Unidos y algunos socios como el Reino Unido, Australia… un cierre de su comercio exterior que le provocaría graves problemas internos. Sin embargo, tiene a su favor un estado planificador, recursos humanos de calidad, un mercado interno enorme, un desarrollo científico, tecnológico avanzado. Y ha creado una fuerza militar importante.

Sin duda tendrá el apoyo ruso sin saberse hasta dónde.  

El cambio de estrategia económica anunciado por Xi Jinping constituye para algunos analistas una señal de que China se está preparando para lo peor, según lo recoge South China Morning Post. El llamando del líder chino a poner el énfasis en el desarrollo del mercado interno, y no en las exportaciones, es reflejo de la profundidad de ese cambio. El economista independiente Hu Xingdou considera que se trata de "una especie de preparación para el peor de los casos, incluyendo un desacoplamiento con Estados Unidos" y que tal escenario podría incluso llevar a Pekín a marginarse del mundo occidental. RT

Según Xi, las Fuerzas Armadas deben estar listas para dar una “respuesta rápida y efectiva y “defender con resolución la soberanía nacional, la seguridad e intereses de desarrollo” del país. “Estados Unidos ha intensificado su política de contención frente a China desde que comenzó la pandemia [de COVID-19]. La confrontación estratégica entre ambas partes ha entrado en un periodo de alto riesgo”, ha declarado el ministro de Defensa chino. Ha enfatizado que hay que fortalecer nuestro espíritu de lucha, atrevernos a luchar, ser buenos luchando y usar la lucha para promover la estabilidad. El jefe de la división de armamento de las Fuerzas Aéreas del Ejército Popular de Liberación ha asegurado que la rivalidad entre China y Occidente se está intensificando en la esfera cibernética, la espacial, la de aguas profundas y la biológica, y que China debe alcanzar el nivel de los países occidentales. Hispan tv

En estas circunstancias Occidente no presenta la unidad de antes.

Los países europeos atlánticos no están por seguir mecánicamente a Estados Unidos y quebrar el orden más o menos seguro de sus negocios y el bienestar de sus nacionales.

“Los analistas llevan tiempo hablando sobre el fin de un sistema liderado por EE.UU. y la llegada de un siglo asiático”, dijo el lunes 26 de mayo el jefe de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, en un encuentro con embajadores alemanes. A juicio de Borrell, el mundo está experimentando “un cambio de poder de Occidente a Oriente”.  En esta situación, prosiguió el jefe de la Diplomacia europea, ha crecido sobre el bloque comunitario “la presión para elegir bando”. Al respecto, enfatizó que la UE debería seguir sus “propios intereses y valores y evitar ser instrumentalizada por uno u otro”. Hispan tv

La canciller de Alemania, Angela Merkel, remarcó este miércoles que la Unión Europea tiene un "gran interés estratégico" en mantener la cooperación con China, recoge Bloomberg. Merkel apuntó que la relación del bloque europeo con el gigante asiático será una prioridad cuando Alemania asuma este 1 de julio la presidencia rotativa de la UE, que se renueva cada seis meses. Según la canciller, "China reclamará una posición de liderazgo en las estructuras existentes de la arquitectura internacional". RT

EEUU, que está tratando de poner a todo el mundo en contra de China, corre el riesgo de perder a Europa, advierte el diario Foreign Policy. El autor señala que el mundo está cambiando y es posible que estemos ante el nacimiento de un "siglo asiático". Sputnik

Europa occidental mantiene con Washington su asociación geopolítica dependiente, pero muestra desacuerdos que podrían ahondarse. Ha creado mecanismos para esquivar las sanciones estadounidenses contra Irán. Berlín pese a la presión de Estados Unidos acordó con Rusia la construcción del gasoducto Nord Stream 2.

El embajador de EE.UU. en Alemania criticó la reacción del ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, a la retirada de Washington del Tratado de Cielos Abiertos. “En lugar de quejarse de la reacción de Estados Unidos, Heiko Maas debería haber aumentado en los últimos años la presión sobre Rusia para que cumpla con sus obligaciones”, dijo el diplomático estadounidense ante Alemania, Richard Grenell. Hispan tv

El canciller francés, Jean-Yves Le Drian describió de “unilaterales” las mediadas de régimen de Tel Aviv contra el pueblo palestino bajo el auspicio del llamado ‘acuerdo del siglo’ (levantado por Estados Unidos), cuyo objetivo es, entre otros, anexarse las colonias de la Cisjordania ocupada. “Pedimos al gobierno israelí que se abstenga de todas las medidas unilaterales, en particular la anexión [...], tal decisión no podría quedar sin respuesta”, dijo Le Drian. Hispan tv

Las políticas estadounidenses siempre han sido dolorosas para los pueblos no se debe esperar sino algo abusivo y violento de ellas; es difícil imaginar que los europeos detengan a Washington, son socios en beneficios. En el desarrollo de este giro fascistoide no han sido capaces de hacerlo.

Una agudización en el sistema se agregaría a la destrucción del medio ambiente, el calentamiento global, el agotamiento de recursos no renovables, la extinción de especies…

Solo otra forma de vida global sostenible y solidaria puede ser la salida.

 romulo.pardo@gmail.com

Cuando agudizar la crisis, es su mejor estrategia



Por Oscar Bravo:
“Es bastante probable que Venezuela se convierta en el país con el mayor caso de coronavirus en el mundo” (marzo del 2020, el autoproclamado) …

Pareciese que la ultraderecha y todos los grupos opositores más radicales, no quieren aprender de los errores (el golpismo continuado), cuando insisten en rechazar cualquier posibilidad de sentarse a negociar, para llegar unos mínimos acuerdos que permitan lograr salidas constitucionales, electorales y democráticas…
Ya que su estrategia confrontacional es “el salir de maduro, como sea”, y tanta belicosidad e intolerancia política, no les permite aceptar y respetar los lapsos legales sobre los tiempos de poder llamar a un determinado proceso electoral…siguen con el ilegal “vete ya”, cuando lo que debe programarse, son las elecciones parlamentarias para diciembre, 2020…


Sin embargo, ante tantos problemas, la oposición política, en especial los más radicales, deberían dar un paso racional y sensato, y ofrecer sus capacidades e influencia, para que materialicen una triada de buena voluntad:

1.- bajar el tono de confrontación política con el gobierno, y dejen a un lado los intentos de golpes de Estado, 2.- solicitar al imperio a que cese los bloqueos en contra de Venezuela, 3.- involucrarse activamente en el nombramiento de los nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral y participar en las próximas elecciones parlamentarias…

Pero, ¿qué ha hecho la oposición más radical hasta ahora?...juegan a  que aumente la crisis, cuando le piden al gobierno estadounidense que radicalicen la estrategia del bloqueo, cuando le suplican al imperio que impidan el ingreso de gasolina a Venezuela, (aunque ahora están sufriendo una derrota, con la llegada de los cargueros iraníes)…con todos los problemas que eso genera, bajo una equivocada reflexión: mientras más dificultades económicas y de malos servicios públicos tengamos, esta particular oposición celebra que eso ocurra, aunque públicamente lo nieguen, ellos tienen su interpretación política: mientras esté en peores condiciones el país, para ellos es mejor, porque eso significa aumentar el rechazo al gobierno…

Es muy lamentable, que ésta radical oposición, prefieran agudizar la crisis, porque ellos creen que les va a producir simpatías y ganancia electoral…y que el sufrimiento y las molestias de la población venezolana, sea su mejor capital político…
Politólogo
bravisimo929@gmail.com

Preguntas al mando de la revolución bolivariana



Por Humberto Trompis Valles: y Por Minia García:

Desde el mismo momento que se planteó en el país la posibilidad del triunfo electoral del comandante Chávez en las elecciones presidenciales de 1998, los políticos del imperio y los de la oligarquía criolla, vieron acrecentarse sus preocupaciones por el destino político de la formación social venezolana, ahora que un líder parido por la reacción antineoliberal del 89 y envuelto en las banderas del nacionalismo bolivariano, pudiera desatar los demonios enterrados de la revolución comunista.


Con la constitución del 99 y la Ley Petrolera del 2001, el gobierno yanqui entendió que las lo de Chávez apuntaba a la yugular del imperio en estas latitudes. El golpe de estado del 2003 fue del primer entrompamiento del imperio con la Revolución Bolivariana, destinado a eliminar de raíz el peligro del mensaje chavista para los pueblos oprimidos del mundo. De allí en adelante, el imperio, sus satélites y lacayos echarían mano de sus armas tecnológicas, financieras, mediáticas, militares y políticas para fumigar este proceso revolucionario que amenazaba con desenterrar los fantasmas del anticapitalismo, pulverizados por la caída del Socialismo Real. La guerra de Cuarta Generación sería el expediente a emplear por las fuerzas del capital internacional para someter al pueblo venezolano por su osadía antineoliberal.

Sin embargo, lo que resulta extraño y está clamando por una respuesta, es la conducta que ha seguido el alto mando de la Revolución Bolivariana en esta guerra antimperialista, suministrándole a su enemigo acérrimo, posibilidades tácticas y estratégicas para demoler este proceso de cambio histórico.  En lo que sigue, formularemos una serie de preguntas a la dirección de este movimiento ya que el pueblo está demandando se la aclare esta situación paradojal.

Primera pregunta: ¿Cómo es posible que en veinte años de revolución no se hay cambiado el patrón yanqui de refinación de nuestro petróleo, brindándole así al imperio la posibilidad tecnológica de golpear a PDVSA?
Segunda pregunta: ¿No previo el alto mando de la revolución que el imperio en cualquier momento iba expropiar a CITGO por encontrarse en sus linderos territoriales?
Tercera Pregunta: Si el imperio le robo a Gadafi miles de millones de dólares depositados en los bancos occidentales, ¿Por qué se dejaron millones de dólares de Venezuela en los bancos de USA?
Cuarta Pregunta: ¿Cuáles fueron las razones para depositar parte del oro de la república en los bancos de Inglaterra, país enemigo a ultranza de la revolución bolivariana?
Quinta pregunta: ¿Cómo fue que el gobierno madurista no detectó el desmantelamiento de PDVSA, cuando el movimiento obrero chavista venia denunciando tal hecho de los tiempos de Chávez?
Sexta pregunta: Si el Petro fue la apuesta monetaria para desbancar al dólar en estas tierras y potenciar al bolívar soberano, ¿Cómo fue que paradójicamente, el Petro potencio al dólar y enterró al bolívar soberano?
Séptima pregunta: Hasta mediados del 2018 el llamado dólar today era etiquetado por el gobierno madurista de “dólar criminal”; entonces ¿como se explica que en el Plan de Emergencia Económica de agosto-2018, el dólar today fuese aceptado por el gobierno como su tipo de cambio oficial?
Octava pregunta: Si el capital imperial lo que busca en la periferia del sistema es la precarización salarial, entonces ¿por qué el gobierno madurista permitió que el salario en Venezuela se redujera de los trescientos dólares mensuales donde lo dejó Chávez al morir, a los cuatro dólares actuales?
Novena pregunta: Si la burguesía criolla y el capital transnacional receptores de dólares estatales baratos y beneficios arancelarios, se han cansado de burlar los llamados acuerdos de precios, ¿por qué se sigue implementando esta política criminal a favor de estos criminales parasitarios y contra los asalariados?
Décima pregunta: ¿Porqué el gobierno madurista premia a altos funcionarios fracasados, funcionales al imperialismo, con nuevas responsabilidades burocráticas enroscadas?
Decima primera pregunta: ¿Por qué el gobierno ha permitido la delincuencial existencia de dos precios de venta al público en los establecimientos comerciales, uno con efectivo y otro por punto de venta?
Decima segunda pregunta: ¿Por qué la revoluciona ha permitido la especulación con las medicinas, condenando a muerte millares de pacientes que no pueden acceder a sus medicamentos?
Décimo tercera pregunta: ¿El astronómico contrabando de gasolina puede achacársele a los designios del imperio?
Decima cuarta pregunta: Estas situaciones paradójicas ¿obedecen a la falta de una teoría de la transición al socialismo, a una inocencia política como la de Evo Morales o a intereses burgueses aviesos enquistados en el corazón de la revolución?

En atención a estas interrogantes y a las que se nos quedan en el tintero, los chavistas pensamos que, si el presidente Maduro y su gabinete no responden con meridiana claridad estas interpelaciones e implementa con urgencia, los correctivos necesarios para enderezar todos estos entuertos, entonces, el compañero presidente se convertirá en el Gorbachov del bolivarianismo revolucionario en estas tierras.

htrompizvalles@gmail.com

El Mañana es hoy.



Por Víctor Manuel Barceló R.

Señalamos en la 1ª parte de esta reflexión, que gestionar un Nuevo Orden al servicio de las mayorías de la humanidad será una meta formidable, urgente.

La pandemia está alterando nuestro presente y nos incita a definir estrategias para el futuro, que no nos lleven a “más de lo mismo”, porque entonces no estaremos aprovechando adecuadamente lo que estamos observando en la vida toda de la naturaleza, con todos sus hijos incluidos.



Aún desde el encierro en el hogar o cualesquiera otros sitios de preservación familiar o personal, podemos apreciar hechos que diferencian el ambiente actual del que veníamos viviendo. Ahora se nota limpio, con un sol esplendoroso, cielo azul no visto en décadas, nubes que descargan su agua sin afectarnos -salvo en donde se manifiestan en huracanes o tifones- pájaros, reptiles y otros animales, algunos no vistos en mucho tiempo, que se apoderan de calles, avenidas, parques en que difícilmente transitan personas, vehículos y otros medios de transporte.

¿Qué nueva normalidad buscamos? Recuperaremos nuestros entornos ya existentes, pero los animales y las plantas que avanzaron sobre esos territorios, también tienen derecho a la vida, una vida sana, sin afectar sus ríos, lagos, mares, océanos, que con buen trato seguirán siendo utilizables para los humanos.

Tenemos que volver a apropiarnos de lo construido, pero sin alterar su existencia, sin trastocar su hábitat, que lo es también para muchos pueblos y comunidades originarias y sus descendientes, que alguna vez realizaron sus tareas sin tanta complejidad, dolor y muerte. Habrá que construir estrategias que nos permitan avanzar -apoyados en la ciencia y la tecnología de punta- hacia un mundo sustentable, que envuelva a todos sus seres vivos.

 Analistas de diversas tendencias aducen que las rutas de progreso planteadas para el futuro, no se entienden de otra manera que, como una gran incertidumbre, dado que “nos descubrimos frágiles”. Su parecer los lleva a entender que…”la sensación de pérdida de control sobre nuestras vidas convirtió las imágenes del mundo que viene en una clara amenaza”. Ver: https://nuso.org/podcast/que-pasa-con-el-futuro/ 

El miedo al impulso de un virus que no puede ser frenado sin controles de sana distancia y situaciones de encierro en casa, adquiere ímpetu, tras experiencias previas que acercaron a la humanidad a posibles derrumbes de sus formas de vida. Pero sería muy grave que tal situación signara nuestro futuro. Ello sustenta la necesidad de un Estado fuerte, capaz de responsabilizarse del bien vivir, afrontando con éxito los problemas sociales que se presenten. Sería ideal si asegurásemos que volveríamos con menos egoísmo, mayor solidaridad social. En una frase: más humanos.

La ruta a seguir habrá que estructurarla -respondiendo a la idiosincrasia de cada pueblo o comunidad- sobre tres poderosos pilares: Un Sistema educativo que forme integralmente para una vida sostenible, que partiendo de lo local piense y actúe planetariamente; un Sistema económico y social cuyas normas de actuación permitan gobernar obedeciendo a los designios de la población organizada y consciente y, un Sistema de relaciones internacionales que se soporte en aquellos acuerdos que llevaron a crear organismos multilaterales que abarcan a todos los países existentes, en forma global o regional y cuyos acuerdos ya plantean perspectivas de atención seria a las afectaciones al hábitat y a la construcción de formas de vida que desechen las confrontaciones entre naciones y dentro de ellas, que no sean aquellas que se rijan por normas de libertad, soberanía, respeto a las determinaciones de los pueblos y solución pacífica de las controversias.

 v_barcelo@hotmail.com


El imperio se desmorona, porque todo imperio tiene su final





Y en este caso cuando el pueblo se despierta y actúa, hace temblar hasta lo que parecía inamovible o estoico.

Con el asesinato de George Floyd, un afrodescendiente de 46 años, a manos de un policía blanco cuyas prácticas para detener son bastante similares a las utilizadas por soldados israelíes en la Palestina ocupada.

Las enormes manifestaciones populares que se desataron en varios estados del país demuestran el hartazgo y el dolor de la segunda minoría de los Estados Unidos, la misma que durante más de 300 años luchó contra la esclavitud y el racismo.


La misma minoría que sufre las desigualdades e incluso la misma que hoy en día está muriendo por la pandemia.

Cuando el pueblo se levanta no hay forma de detenerlo, a pesar de que se utilice la violencia o se intente “dominarlos” como dice el inquilino de la Casa Blanca.

Sorprende que el organismo “paladín de la justicia” la Oea, con Luis Almagro a la cabeza no se declare ante los hechos de violación a los Derechos Humanos que se han podido evidenciar en videos y fotos que han sido difundidos durantes estos últimos días.

Ahora bien, si se trata de Venezuela, es el primero en salir a repudiar, entonces ¿tenemos que pensar que hay un direccionamiento político en este organismo?

Desde Conaicop expresamos nuestro más profundo pesar sobre lo que les sucede al hermano pueblo norteamericano y principalmente a las minorías que son quienes más sufren los diferentes tipos de violencias.

Apoyamos a todos aquellos que se pronuncian por los derechos de las minorías a pesar de las actitudes violentas e inhumanas de la policía y aquellas personas que apoyan el supremacismo blanco.

Como comunicadores apoyamos la libertad de prensa y exigimos que se informe lo que verdaderamente está pasando en los Estados Unidos y que no se centre la información en los hechos vandálicos que son perpetrados por algunos oportunistas que no tienen ninguna intención de apoyar a las causas justas sino que simplemente utilizan estas manifestaciones y expresiones del pueblo para beneficiarse individualmente.

Estas acciones son tomadas por los medios hegemónicos y funcionales para deslegitimar la voz de un pueblo que está cansado de la pérdida de derechos, la desigualdad y las actitudes violentas de las fuerzas policiales.

 Rubén Suárez Uy
Secretaría Internacional

Alcides Martínez Vza
Secretaria General

Valeria Rodríguez Ar
Secretaría Asuntos Islámicos y Musulmanes

Geraldina Colotti It
Secretaria Europa

1 de junio 2020

Si el racista Trump impulsa “balear” a los negros, éstos deben “balear” o bombear la Casa Blanca



Por Pedro Echeverría V.:

1) Los negros Malcom X, Ángela Davis, Stoke Carmichel, Mahomed Alí (Casius Clay), enseñaron al mundo a luchar contra el racismo de los gobiernos de EEUU y sus seguidores:  los fascistas blancos agrupados en el Kukuxklán.  Con enorme alegría festejo cuando en los EEUU, así como en otros países, los explotados, los miserables, los indios y los negros, salen a las calles en masa para exigir derechos a los gobiernos asesinos, a los empresarios explotadores, a los más poderosos. 


2) Por encima de cualquier país europeo y otros continentes, son los EEUU el país racista que desprecia, encarcela y asesina a mansalva, de manera abierta. La batalla de los negros, por más de un siglo contra la esclavitad y el racismo asesino –a pesar del pacifismo integrista de Luther King- fue siempre bien representada por los luchadores de calle que entendieron que la lucha contra la desigualdad era contra el capitalismo y el imperio mundial.

 3). El día que en México y otras naciones adoptemos los métodos de lucha de los negros de los EEUU en defensa de cualquier asesinato o encarcelamiento de los pobres y miserables, nos comenzaran a respetar y a tomar en cuenta. Esa conciencia de solidaridad que se manifiesta de manera espontánea contra la clase dominante, que nace de la dignidad y el auténtico amor, es la que puede transformar al mundo en igualitario y de libertad. (31/V720)

 alterar26@gmail.com